La verdad no se posee, nos posee

Publicado: 9 septiembre, 2014 en Pensamiento

Nos experimentamos inmersos en una sociedad donde la comunicación se encuentra afectada por la opinión, la subjetividad y el amplio politeismo de valores, donde el peso de la mayoría y del sentimiento son pilares que resguardan ese trascendente que es la verdad. Sin embargo, si la honestidad no es un misterioso pasajero en nuestra interioridad, reconoceremos pronto que no poseemos la verdad, sino que más bien estamos poseidos o desposeidos de ella como lo están el resto de individuos con los que compartimos la misma especie. Si no somos honestos con nosotros mismos, si elevamos a grado de certeza nuestro pensamiento y nuestra opinión, al mismo tiempo, alzaremos el mayor muro contra el diálogo; y un mundo con ausencia de este, es más un mundo donde la indiferencia y el autoritarismo aniquilan el respeto y el amor.

Los conflictos en el mundo, de mayor o menor intensidad, desde el belicismo a la disputa vecinal, son el testimonio empírico de las barreras que construyen las ideas cuando sus únicos fundamentos son la opinión, el sentimiento, y la vanidad, y cuando el ser interior del hombre se edifica más por el inagotable deseo del tener que por el perfeccionamiento del ser. Buscamos y deseamos la paz, el bien y la verdad sin poner los medios para que ellos iluminen nuestros corazones y nuestras sociedades. Nos preguntamos por qué los otros nos vilipendian y agraden sin examinar si esa actitud no es más bien un acto de defensa. Si hacemos examen de conciencia quizá descubramos que se encuentran clausurados los puntos de encuentro con el otro, que más allá de sus pensamientos particulares y contingentes es aquel ser cuya imagen más se asemeja a la mía.
Si queremos la paz es necesario que entendamos que la verdad es una cualidad que perfecciona al hombre y no una realidad que, afectada por la extensión, nos permite el dominio sobre los demás. La verdad ilumina y mueve al hombre a salir de sí mismo para, junto con el otro, alcanzar una perfección en sociedad, donde los individuos humanos se transforman, mediante el bien común, en una realidad más bella, la humanidad. Sin embargo, buscamos la verdad, que transformamos en opinión y propaganda en vistas al poder y el dominio donde el otro no es un compañero, sino un seguidor – un bien útil o un enemigo –. Si se da un medio ambiente de guerra no es porque en el otro lado se encuentre un enemigo, sino más bien por la división del mundo en territorios habitados por hombres incomunicados con pensamientos autorreferenciales e intereses egoistas y no por hombres virtuosos y libres que orientan su existencia hacia la verdad, pues de ser así ésta los uniría en lo que siempre debemos ser: la humanidad.

Es una lástima que la verdad no sea lo que en realidad es, un logro antropológico, sino, reducida a la nada, un beneficio ideológico que aparta al hombre de su dinamismo teleológico que en la praxis lo acercaría a la vida buena y auténtica en la que se forja el lazo del bien común, fruto del amor y no del odio que tanto abunda. Este odio nace cuando se considera que la verdad se posee, pues en ese caso triunfa el pensamiento único por encima del pluralismo, que es el convencimiento de que por encima de las diversas opiniones se encuentra la verdad que posee a todos aquellos que buscan el diálogo y el encuentro mediante el ejercicio de la inteligencia, pues sólo mediante el diálogo respetamos y amamos la persona del otro y la nuestra propia y junto a él cooperamos para establecer un orden ético – existente si se da una auténtica comunidad – en el que sea posible alcanzar el bien mayor del ser social, el bien común.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s