¡Aborto hasta las 20 semanas! La ley de las 24 semanas debe cambiarse para reflejar el avance de la ciencia

Publicado: 3 octubre, 2012 en Aborto

El rotativo ‘The Telegraph’ abre con las declaraciones de la ministra Maria Miller, que propone reducir de 24 a 20 semanas el límite para que una mujer pueda abortar a su hijo con el fin de “reflejar el modo con que la ciencia ha avanzado” en el tratamiento de los bebés prematuros. Para la ministra el avance de la ciencia plantea el dilema moral de si es correcto poner fin a un embarazo del que podría resultar un bebé sano y si eso supone un menoscabo del derecho a la mujer a decidir.

Si se reduce el límite legal para abortar aduciéndose que se puede salvar la vida de los bebés que nacen antes de las 24 semanas se comete un error científico porque se interpreta que el nonato es y sólo es un ser humano desde el momento en que su viabilidad es posible fuera del vientre materno. Es decir, se interpreta, a la luz de ninguna razón ni de ninguna evidencia, que el ser humano es un ser potencial que se transforma en humano a partir de una realidad viviente anterior. Sin embargo, la ciencia misma a la que acude la señora ministra para fundamentar su propuesta demuestra que el hombre es el resultado de una generación y no de un cambio.

La ciencia muestra que desde el instante mismo en que el óvulo es fecundado comienza una vida humana nueva que se desarrolla por cuenta propia. Esta vida, a la que algunos designan simplemente como vida o células y que posee su propio código genético en el que se hallan codificadas sus características presentes y futuras, es humana. El nonato humano o es humano desde el comienzo, valga la redundancia, o no lo será nunca porque el ser de ninguna especie animal procede por vía de cambio o transformación. Como decíamos, en el cigoto ya está constituida la identidad biológica de una nueva persona humana, motivo por el cual el dilema ético no es si negando un aborto a partir de la semana 20 se produce un menoscabo en el derecho, falso, de la mujer a decidir, sino que todo aborto supone un crimen, pues la persona humana es el fundamento del derecho y la vida es el antes lógico y ontológico para la existencia y especificación de los demás derechos.

El nuevo cuerpo que ya posee su identidad biológica es una realidad típicamente personal, por lo que merece ser tratado con el respeto debido a la dignidad incondicional de la persona humana. Ninguna persona bajo ningún pretexto intelectual o moral puede justificar el aborto, un crimen, alegando que estamos ante una vida que no posee los rasgos fundamentales de una persona humana. Y ya que estamos ante una vida humana y ningún hombre puede decidir caprichosa e infundadamente si otro puede vivir o debe morir ¿no debe juzgarse a quienes promueven el aborto?

Por otro lado, ya lo he dicho muchas veces, la legalización del aborto supone un atentado contra la moral de la práctica médica, pues el médico, siempre, en todo momento y en todo lugar, es el garante de la vida del paciente, en este caso de la madre y del nonato, y de su dignidad – recordemos que en España el 97% de los abortos se cometen alegando, gracias a la existencia de supuestos, peligro para la salud mental de la madre –. En este sentido, el aborto, un crimen, no puede ni debe ser considerado, bajo ningún pretexto, parte del cuidado de la salud y un derecho de la mujer, en cuanto que el derecho fundamental y primario de todo ser humano es la vida.

Anuncios
comentarios
  1. Maite dice:

    Vivimos cegados. El aborto es una de las lacras más grandes de nuestro siglo. Aceptamos tal crimen y lo llamamos derecho, libertad… ¡increíble!

  2. Como ya sabe, Joan, yo soy impermeable a arbitrarias consideraciones religiosas por lo que, desde mi punto de vista, el criterio de la ministra parece impecable: dado que en las unidades neonatales no dudan de que se debe intentar salvar a los nacidos a partir de la semana 25 y de que es imposible salvar a los que nacen antes de la semana 22 tenemos un rango de duda entre las semanas la 22 y la 24, a esto incluye dos semanas plausibles de error de calculo y le sale 20. Con lo que ningún feto antes de la semana 20 puede vivir de forma independiente a su madre y, por lo tanto, el único sujeto de derecho posible es la madre.

  3. Saludos Maite, sin duda, es el mayor crimen, pues supone una negación a la vida, que es el fundamento de todo derecho. Gracias por comentar.

  4. Saludos Cayetano. ¿Qué consideraciones religiosas? Gracias por su comentario.

  5. Cualquier consideración religiosa se encuentra fuera de las razones que yo podría considerar para llegar a una conclusión pero en este caso me refiero a la creencia de que el “ser humano” lo es desde el momento de la concepción, de hecho la propia idea de que existe algo que hace cualitativamente diferente al “ser humano” del resto de los animales es extraña para mi.

  6. Saludos Cayetano. Me refiero a qué justificación religiosa he expuesto. Gracias.

  7. Ana dice:

    Es imposible imaginar un sub-animal; en cambio, aceptamos y nos creemos la existencia de un prehumano. Patético.

  8. Creo que lo he dicho bien claro, la creencia de que el “ser humano” lo es desde el momento de la concepción responde a un razonamiento religioso de lo que es un “ser humano”.

  9. Saludos Cayetano. El organismo (concepto científico) posee su propio código genético desde su generación. Hablamos de un ser humano no de un viviente sin ser ontológico propio de una especie. ¿Dónde está la religión? Gracias por comentar.

  10. Saludos Ana. Sin duda, muchas gracias por comentar.

  11. Absolutamente todas las células de mi cuerpo, Joan, tienen su propio código genético (bueno tienen dos, otro diferente en sus mitocondrias) y creo que sería absurdo decir que un brazo amputado es un ser humano; también se da el caso contrario, los gemelos (así como los individuos clonados o concebidos por partenogenesis) tienen el mismo código genético y creo que también sería absurdo decir que dos gemelos son un sólo “ser humano”.

    El organismo puede ser un concepto científico (tendríamos que ver en que contexto), que organismos, cuando y en que condiciones son “seres humanos” no es un concepto científico porque “ser humano” no es un concepto científico a no ser que nos estemos refiriendo simplemente a un individuo de la “especie humana” en cuyo caso no existe individuo hasta que es individuo y puede sobrevivir por si solo, cosa que, evidentemente, no ocurre ni puede ocurrir a las veinte semanas de gestación y que, de hecho, sólo ocurrirá de forma natural aproximadamente en la mitad de los concebidos.

    El hecho de considerar que se es “ser humano” desde el momento de la concepción es una creencia religiosa, o una consideración filosófica si lo prefiere, como lo es el considerar que los “seres humanos” son cualitativamente diferentes del resto de los animales, en biología no existe esta distinción ni motivos para justificarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s