Antonio Gala: “La Iglesia Católica es una hija de la gran…”

Publicado: 12 agosto, 2012 en Iglesia, Laicismo

¿La cristianofobia esta a la orden del día en España? No me remontaré mucho en el tiempo para no extenderme. Hace pocos días el secretario general del PSOE en Madrid, el señor Tomás Gómez, exigía, con una postura generosa, liberal y legítima, “elevar a rango de ley que personas que pertenezcan a pseudosectas como el Opus Dei no puedan ocupar responsabilidades públicas“. Hoy, en una entrevista en ‘El País’, el intelectual Antonio Gala, ofrece una lumionosa alabanza: “la Iglesia Católica es una hija de la gran…”. Los puntos suspensivos son decisión de este humilde servidor, cegado ante tan sublime locuacidad.

El asunto no se detiene aquí. En el rotativo digital ‘Público’, el señor Aníbal Malvar, nos deleita con un artículo de opinión titulado “la Iglesia de los pobres”. Con la elegancia propia del majestuoso paquidermo, ofrece algunas de las veleidades más esplendorosas de la historia del periodismo demostrándonos que el necio nunca se cansa de sus necedades. Que el señor Tomás Gómez afirme que los católicos no pueden participar de la vida pública no merece respuesta, más cuando se trata de una mente prodigiosa, rebosante de espíritu, inteligencia e ingenio que fácilmente habrá descubierto su totalitario desliz. En cuanto al señor Gala, de aquellos que siendo más bien poco quieren pasar por mucho; nos brinda con su delicada jerigonza fruto de su profundidad intelectual, labrada durante largos años de una refulgente prosa repleta de pensamientos inusuales sólo a la altura de las escasísimas mentes dotadas de capacidades extraordinarias.

Lejos de lo que puedan imaginarse no pretendo enarbolar ninguna defensa de la Iglesia, pues no lo necesita. La verdad se revela siempre en todo tiempo y en todo lugar, quien realmente desee conocer qué hace la Iglesia para la gente necesitada sólo debe acercarse a las puertas de las parroquias, de los conventos, de Cáritas. Lo que si quiero declarar es la gratuidad con la que se insulta y desprecia a la Iglesia y a los católicos. Quienes quieran ser engañados y permanecer en la mentira y en el error sólo necesitan escuchar como falsean e infaman los señores Malvar, Gala y cuantos interesadamente maldicen a la Iglesia que dirige el Santo Padre. Como les digo, no necesito replicar todas estas palabras y frases infames escritas por mentes afectadas por la penumbra de la maldad.

Muchos son abanderados de los derechos humanos y defienden a capa y espada, honrosamente, la tolerancia hacia determinadas minorías; sin embargo, su silencio es mayúsculo cuando se trata de la Iglesia Católica y de los católicos. Quienes obvian e ignoran la cristianofobia y no la denuncian siendo conscientes de ella conducen a la sociedad hacia peligrosos acantilados donde puede zozobrar en el momento mismo en el que se olvida la dignidad incondicional de las personas. Vivimos en un claro retroceso intelectual y moral. Por tanto, no nos debe asombrar que alguien expresé que tal persona, porque sí, no puede participar de la vida pública; o que otra sostenga, sin más, que fulanito de tal es un hijo de la gran puta. Si no asumimos nuestra decadencia seguiremos conduciéndonos por la desvergüenza que procura la bruta ignorancia.

Anuncios
comentarios
  1. Cristina Bec dice:

    Hay quienes tienen la boca muy suelta. Menudas barbariedades se dicen en contra de la Iglesia sin más… gran sociedad la nuestra.

  2. Lucho dice:

    Gracias por el artículo Joan. saludos

  3. Saludos Cristina y Lucho. Muchas gracias por vuestros comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s