¿Es necesario un bikini para jugar voleibol de playa?

Publicado: 11 agosto, 2012 en Mujer, Sexualidad

¿Es necesario un bikini para jugar voleibol de playa? Esta es mi pregunta del millón de dólares y en la búsqueda por todos los medios de información internacionales sólo la he hallado expuesta en el rotativo venezolano ‘El Nacional’. Si se examina la prensa diaria, en especial la deportiva, detectaremos de inmediato una clamorosa cosificación de la mujer: desde imágenes sugerentes de las novias o parejas de los deportistas hasta imágenes en las que sólo apreciamos las posaderas, cubiertas por una nimia prenda, de las jugadoras de voleibol playa.

Determinados medios de comunicación, de modo especial aquellos cuyo target mayoritario es masculino, venden una imagen de la mujer similar a la de un objeto, explotando su físico en detrimento de su condición y de su dignidad de ser humano. Lamentablemente no existe una plena conciencia de la repercusión de esta relativización de la mujer, pues no son todos los que lo denuncian. La mujer no es un elemento decorativo ni un objeto sexual, es un ser humano y su cuerpo forma parte de su ser. Como bien dice el profesor Ramón Lucas Lucas, la persona humana es humana precisamente porque es encarnada; y el cuerpo humano es humano precisamente porque está animado por el espíritu.    

Es innegable que en muchos casos la misma mujer se hace esclava de su imagen. Sin embargo, hasta qué punto es responsabilidad suya si los medios y la sociedad venden un determinado ideal femenino al que debe adecuarse. Esta cuestión debe ser objeto de reflexión si realmente queremos humanizar la persona y eliminar el sexismo. También es importante analizar las consecuencias de determinado feminismo que, con la justa presentación de la mujer como un ser independiente del varón, termina por eliminar aspectos esenciales de la feminidad, como puede ser la maternidad, hasta el extremo de convertir en derecho el crimen del aborto.

Considero que es indispensable, para entender bien qué es el hombre y qué es la mujer, descubrir el sentido de la complementariedad, ya que permite vislumbrar aquello que hay de igual – la dignidad ontológica y moral – y de diferente – masculinidad y feminidad – y que el sexismo – cosificación – y el feminismo – relativismo y destrucción de lo intrínsecamente femenino – obvian o ignoran y por lo que, consecuentemente, no permiten una auténtica aproximación de la persona y un verdadero reconocimiento de lo humano en cuanto que niegan o eliminan características esenciales del ser personal.

La humanidad es sexuada: o se es varón o se es mujer. La mujer y el hombre son, por tanto, la humanidad en su totalidad. De este modo, la relación entre la mujer y el hombre es la cuestión fundamental de toda antropología, indispensable para entender esa igualdad en dignidad ya comentada y esa disparidad esencial entre lo femenino y lo masculino abierta, ontológica, psicológica y biológicamente a la complementariedad y a la colaboración. Si entendemos esto, tan sencillo y complejo, evitaremos y salvaremos los relativismos que conducen al machismo y al feminismo, que tienden a separar de modo radical al hombre y a la mujer considerándolos seres autónomos y absolutamente autosuficientes, circunstancia que conduce al empobrecimiento y a la instrumentalización de la humanidad.

Anuncios
comentarios
  1. Fenomenal comentario. En la Vanguardia también apareció un articulo en el que una mujer afirmaba que se sentia manipulada por esos equipajes del voley playa que, como tu dices, convierten a la mujer en objeto.

  2. Saludos Carlos. Me alegra oír esto que dices de la señora, porque en twitter me ha ocurrido todo lo contrario, me han dicho que era una exageración. Gracias por comentar.

  3. Cristina dice:

    Sí hombre, claro que es necesario…. Si no nadie hará caso del deporte femenino… Es la mejor manera de potenciarlo… (Antes de que alguien se me tire al cuello aviso que obviamente es un sarcasmo… “Pabernos matao”).

  4. Saludos Cristina. He ‘pillado’ el sarcasmo, pero haces bien en señalarlo… Gracias por comentar.

  5. ¿Alguien ha visto el último spot de AXE?

    En él aparece un chico construyendo un gran barco (similar al Arca de Noé) para sobrellevar un diluvio Universal. En cuanto acaba, se pone su desodorante (que se lo podría haber puesto antes). En lugar de aparecer animales de diferentes especies en pareja -macho y hembra-, llegan cientos de parejas humanas -hembra-hembra- en ropa interior, atraídas como animales o como perras, que es lo que se estila hoy en día.

    Eso sí que es “cosificar” a la mujer. La primera vez que lo vi, desde luego me pregunté dónde coño estaban todas esas feministas. “Pabernos matao” también.

  6. Saludos Álvaro. Muchas gracias por la aportación. Esta publicidad de AXE es otro buen ejemplo de la cosificación de la mujer. Muchas gracias.

  7. En estos juegos olpimpicos, parecìa competencia de ver quien traìa los bikinis màs pequeños, hombres o mujeres. No pueden tener un poco màs de respeto a su persona?

  8. Saludos Malourdese. Esa es la cuestión. El cuerpo no es una camisa o un armario, forma parte del ser y algunos lo tratan como un mero objeto. Gracias por comentar.

  9. Antoine dice:

    Mucha gente no se da cuenta, quizá por superficialidad, pero el desprecio a lo corporal es el humus donde crecen las grandes crisis personales y sociales. Hemos de volver (y volveremos, estoy seguro) a apreciar el pudor como garantía del don de si auténtico.
    Por cierto (http://lema.rae.es/drae/?val=nimio), si me permites una sugerencia, yo hubiera utilizado la palabra mínimo en vez de nimio, pero da igual. Felicidades por el blog y por la entrada

  10. Saludos Antoine. Esperemos que sí. Muchas gracias por la consideración del término, tienes razón en más apropiado. Gracias por comentar.

  11. alku dice:

    1) En los Juegos originales los atletas estaban desnudos.
    2) Yo creo que las mujeres son ya grandes com para decidir si quieren participar usando una bikini o una malla enteriza, una remera o no. Basta de decir que todas las mujeres están cosificadas como si fueran todas idiotas o manipulables. Usan una bikini porque quieren.
    3) Por que no haces la misma pregunta respecto de los slips o mallas de los hombres en natación?
    4) Cual sería el límite, volver a los atuendo de playa de 1911??
    5) tu visión sigue siendo totalmente idealista y fuera de la realidad, te convendría tener más contacto con mujeres reales en vez de idealizarlas.
    6) El comentario muestra que te molesta excitarte ante la visión de una mujer con poca ropa.
    7) Pasar del bikini al aborto es otra de las absurdas falacias de pendiente resbaladiza y non sequitur de siempre.

    Cuanta pacatería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s