Los Padres de la Iglesia de Síria

Publicado: 4 agosto, 2012 en Patrología

Siria, tristemente célebre por la situación en la que atraviesa, fue en el s. III una de las provincias más cristianizadas del Imperio Romano. Si bien los primeros testimonios literarios se remontan al primer siglo la literatura siríaca vive su máximo esplendor con Afraates y Efrén de Nísibe (S. IV), ambos santos de la Iglesia Católica. De San Afraates, primer Padre de la Iglesia de Siria, sabemos más bien poco. Se desconoce con exactitud su fecha de nacimiento, aunque se sitúa alrededor del 280, y de su muerte, que algunos marcan entre el 345 y el 350. Según la tradición recibe el apelativo de ‘Sabio Persa’ y que pudo formar parte de los “Hijos de la Alianza”, un grupo de ascetas.

Se sabe que San Afraates escribió veintidós sermones ordenados según el alfabeto siríaco redactados entre el 337 y el 344 dirigidos al grupo de ascetas del que era el padre espiritual. Estos sermones o tahwiâthâ hacen un uso abundante de la Sagrada Escritura, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, en especial las cartas de San Pablo y del Apocalipsis. Si bien ofrecen una profunda ortodoxia y una rigurosa fidelidad a la doctrina trinitaria San Afraates desconoce totalmente el Concilio de Nicea, por la simple razón de que la Iglesia de Persia no envió a nadie ha dicho concilio. Del Paráclito del Señor afirma que se comunica a través de Cristo y que es la sabiduría que ilumina a los Profetas. En cuanto a los presbíteros y en especial a los obispos les exhorta para que sean a imagen de Cristo buenos guías de las almas de las gentes para conducirlas a la salvación. En general sus sermones tienen un contenido altamente simbólico y presenta al Antiguo Testamento como la prefiguración de lo que acaecerá en el Nuevo Testamento.

De San Efrén (307-373), también Padre de la Iglesia de Siria, se sabe que fue ordenado diácono y que también pudo formar parte de los “Hijos de la Alianza”. A diferencia de San Afraates, su obra es variada en cuanto la temática: escribe numerosos comentarios sobre la Escritura, aunque muy pocos de ellos han llegado a nuestros días; himnos, como los Carmina Nisibena, y Cánticos fúnebres. Su obra es rica en simbología, pues considera que uno de los mayores errores es la pretensión de comprender a Dios por medio de la sola razón. San Efrén es de los Padres de la Iglesia que presenta más escritos sobre María, en los que expresa de forma extraordinaria su maternidad divina y su virginidad (Hymnus de María et Magis).

Bibliografía:

J.J.Alarcón, “La exposición 19 de Afrates contra los judíos”.

I. Ortiz de Urbina, “Patrologia Siríaca”.

P. Ortíz Valdivielso, “Un nuevo fragmento siríaco del comentario de San Efrén al Diatésaron”.

F. J. Martínez, “Los Himnos ‘sobre la Perla’ de San Efrén de Nísibe.

Anuncios
comentarios
  1. Cristina dice:

    Gracias por el apunte histórico. Muy instructivo. Me gusta mucho ampliar mis conocimientos sobre historia.

  2. Saludos Cristina. De nada, me agrada saber que ha despertado tu interés. Muchas gracias por comentar.

  3. Cristina dice:

    Me gusta siempre aprender cosas, y si son de historia más aún. Muchas gracias de ante mano por ello.

  4. Saludos Cristina. Gracias a ti por leer el blog. Un saludo.

  5. ma.lourdes eloìsa. dice:

    Seguimos aprediedo sobre los Padres de la Iglesia, un verdadero tesoro, que pocos han descubierto.

  6. Saludos Malourdese, muchas gracias por su comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s