¿La Iglesia es una institución machista?

Publicado: 29 mayo, 2012 en Iglesia, Mujer

El sacerdote Antonio Aradillas, el respetable señor de la instantánea que encabeza esta entrada, sostiene que la Iglesia Católica es una institución “cien por cien machista”, que identifica “a la mujer con el útero”. No analizaré sus palabras sino su idea, anacrónica y redundada por los fervientes opositores de la institución en la que se realiza la misión de Cristo y del Espíritu Santo. No es, pues, la primera ni la última vez que oiremos y leeremos que la mujer se halla relegada a un papel marginal. Sin embargo, tras dos mil años de historia, es estúpido pensar que esto es así con la ingente cantidad de mujeres que participan, de cotidiano, en la vida de la Iglesia. Si la Iglesia fuese una institución machista de bien seguro que mi madre, mis primas y mis amigas no asistirían todos los días o todos los domingos. No existe ninguna mujer que se sienta maltratada o postergada en un segundo plano por razón de sexo.

El hombre y la mujer son iguales en la Iglesia. Es más, es con el cristianismo que el hombre y la mujer alcanzan la igualdad por el hecho de ser personas humanas creadas a imagen de Dios. Ninguna otra realidad reviste de tanta grandeza ontológica al hombre y a la mujer, ni el más progresista de los partidos democráticos. El varón y la mujer laicos no gozan de menos derechos ni padecen discriminación alguna respecto del sacerdote, de los religiosos y de las religiosas. Hay que destacar, por tanto, la igualdad fundamental de todos los cristianos católicos que reciben el sacramento del bautismo. La jerarquización de la Iglesia no presenta una estructura gubernamental ni administrativa sino sacramental con un fin muy concreto: anunciar la muerte y resurrección de Jesucristo: “el gobierno de una diócesis es un acto de poder espiritual. Sería incomprensible que esto lo hiciese un laico. La responsabilidad de la autoridad eclesial está ligada al orden, al oficio ministerial en sentido propio” (Hans Maier).

Todos los bautizados, hombres y mujeres, gozan de la misma dignidad: “pues todos son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. En efecto, todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gal 3, 26-28). La mujer, a excepción de la capacidad jurídica de recibir las sagradas órdenes, goza, como todo laico varón, del mismo derecho y de la misma responsabilidad con respecto a la misión eclesiástica, que es la misión de Cristo: la santidad.

Entradas relacionadas:

Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis, sobre la ordenación sacerdotal reservada sólo a los hombres.

Carta Apostólica Mulieris Dignitatem, Sobre la dignidad y la vocación de la mujer.

 

Anuncios
comentarios
  1. Cristina Bec dice:

    Las mujeres no tenemos ni más ni menos dignidad. Algunos, no lo digo por este sacerdote, piensan más en el poder que en el servicio, que es lo propio de toda persona creyente que sigue el mensaje de Cristo.

  2. Saludos Cristina. Así es. Gracias por comentar.

  3. Disiento del autor pero también de tu post, con la venia y con mucho cariño, espero.

    En la iglesia hay machistas y reconocerlo no es mancharla, es reconocer que por tradición y por pecado original, que todos llevamos, queda mucho machismo y mucho machista. Como queda en la sociedad, y en algunos contextos más, por razones que sería largo de explicar, no tengo espacio.

    Hay machismo en curas que cuando predican los pobres no están nada acertados, y hay machismo institucional, muy encarnado, comprensible y perdonable -faltaría más-, todo lo que quieras, pero ahí está. Cambiando, por supuesto.

    Hay machismo en actitudes, en posiciones de fondo, en lo anecdótico y en algunos temas “serios” que creo no puede resolverse de un plumazo.

    Hay machismo porque hay clericalismo también, muchísimo.

    Me encantó la Muleris Dignitatem, no diré nada de la ordenación sacerdotal -insisto: no es un tema para un post o un comentario, llevaría mucho-, pero el tema no es fácil y no es cuestión ni de poner a la iglesia a caldo, ni de decir que no hay machismo, porque lo ha habido, y muchísimo, y todavía lo hay.

    Sin llevarme las manos a la cabeza, y porque la iglesia la hacen los hombres -incluyendo en “hombres ” a mujeres, me torra la corrección política-, hay machismo, como hay otras cosas en cada uno de nosotros, personales, y, también, institucionalmente. Y no pasa nada. Seguimos teniendo fe y practicando. Como mis bisabuelos tuvieron fe y practicaron a pesar de que los sacerdotes, pongo por caso, no eran ejemplares y tenían una barragana. No es igual, pero el argumento me sirve que señalar las debilidades no implica no amar a la iglesia y querer estar en su regazo.

    Decir que las mujeres vamos a misa, algunas a diario, no significa que la iglesia no sea machista. Es un argumento que no creo que sea de recibo, racionalmente es insostenible, perdoname que te lo diga. “si la iglesia fuera machista las mujeres no irían a misa”… por Dios, perdona, en fin, si ese es el peso argumental…

    Puedes reconocer que hay machismo, pero que la palabra de Dios y comulgar está por encima de las debilidades de quienes hacen la iglesia, la hacemos. En esto como en otras cosas.

    Mira ´tú, eso sí, ni Dios ni Jesucristo son machistas, pero el resto, de tejas para abajo, porque somos humanos y la historia y el contexto es el que es… por supuesto que lo somos.

    Eso sí, sin comparación con los musulmanes y otras religiones. Ahi lo que quieras, solo hace falta tener cerca a musulmanes.

    Con cariño y sin mala baba.Paternalismo machista, ni idea a veces de lo que es un matrimonio o de lo que es una mujer -insisto, afortunadamente esto está cambiando, queda poco-, resistencia o miedo a que un laico (laica) tenga responsabilidades de gobierno o administración, y podría seguir…

    Un fuerte abrazo en la fe y con cariño.

  4. Saludos Aurora. Se agradece su comentario. Me ha quedado muy claro que usted considera que hay machismo en la Iglesia, lo que ya no tengo claro es dónde aparece este machismo. Si nos ha dado ejemplos no sé encontrarlos. Muchas gracias.

  5. Dame tu correo, no es cuestión de extenderse aquí, empezamos si quieres por San Pablo, seguimos luego por los santos padres, por los textos de algunos santos doctores de la iglesia y seguimos si quieres por otro lado con especial atención a nuestros días, que tampoco es cuestión de hablar de lo que pasó hace siglos.

  6. Bien Aurora. Es bueno que lo compartas con los demás. Puedes poner unos ejemplos actuales. Se agradecerá.

  7. ma.lourdes e. dice:

    En la Iglesia, no hay machismo. Pero, algunos miembros que forman parte de la Iglesia, si se comportan muy machistas. en especial algunos laicos que creen que saben mucho y no saben nada. Un buen Sacerdote, me dijo una vez, que no les hiciera caso y para hacerlo me recomendò esta frase que tengo muy pendiente cada vez que se me presenta un caso asì: “Ademàs de necios, ignorantes” y me ha funcionado. Muy interesante esta entrada, muchos saludos.

  8. Saludos Malourdese. Es evidente que hay comportamientos reprobables en todos los ambientes y que es necesario corregir. Muchas gracias por su comentario.

  9. ignacio vidal dice:

    me podrias mi querida aurora mandar un argumento a mi correo , pues no comprendo tu punto de vista lo agradeceria muchisimo pues tengo que hacer un trabajo sobre aquello .
    gracias de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s