Suspenden al Padre Garatea. Cuando se confunde ser sacerdote con ser político o cooperante

Publicado: 16 mayo, 2012 en Iglesia

Las cuestiones eclesiásticas referentes a aspectos ministeriales de orden interno no me llaman en absoluto la atención. Al menos no para escribir una entrada. Sin embargo la suspensión del sacerdote Gastón Garatea llama poderosamente la atención por los comentarios vertidos por su persona sobre la idoneidad de las parejas del mismo sexo a adoptar niños: “Ahí tienen que ver los sicólogos, qué bien le puede hacer a un niño tener una papá y una mamá del mismo sexo”.

Los psicólogos no tienen que ver nada. Un padre homosexual o una madre lesbiana amará a su hijo y le cuidará tan bien como cualquier otro buen padre o madre. Sin embargo el padre Garatea, próximo a la Teología de la Liberación, olvida que la adopción es el derecho de la persona adoptada y no de las adoptantes. La adopción no busca el bien de una pareja que no puede concebir hijos sino el de un niño que carece de padre y madre. También olvida que nunca se puede legislar en contra de la naturaleza. Del mismo modo que una pareja del mismo sexo no tiene naturalmente derecho a recibir hijos, tampoco lo tiene a recibirlos mediante la adopción. El Derecho Romano establece que adoptar era imitar a la naturaleza, no tergiversarla. Por esta razón nadie discrimina las parejas homosexuales, sólo se recuerda que lo que no es posible por naturaleza no ha de ser posible mediante la adopción.

Sin embargo, tampoco las parejas heterosexuales tienen el derecho a adoptar. El único derecho existente es el de ser adoptado con el fin de permitir al niño el lógico desarrollo que le conviene, es decir, el desarrollo antropológico en el seno de una familia constituida por un hombre y una mujer que puede imitar el marco familiar del que se ha visto privado. No se duda de la buena voluntad de la pareja homosexual, tampoco de su capacidad de ofrecer afecto, en muchos casos muy superior al de ciertas parejas heterosexuales. No obstante, la pareja homosexual no puede brindar los esquemas fundamentales de desarrollo de la personalidad.

También sorprenden los comentarios en defensa del padre Garatea. Comentarios que recogidos en conjunto dan para una necesaria exposición del catecismo para explicar qué es el cristianismo y qué es ser cristiano. Comentarios como “Este estilo (la sanción) no es coherente con el mensaje y la vida de Jesús de Nazaret, y revela una intolerancia de sabor fundamentalista hacia los que piensan distinto” o “son uno de los mayores obstáculos que encontramos para que nuestros alumnos acepten la propuesta de fe católica”. La fe no se puede cambiar, la revelación no la puede cambiar el hombre para que la abrace aquel que no quiere la verdad sino vivir en la mentira. Tiene razón Séneca cuando dice que algunos hasta tal punto se refugian en la oscuridad que consideran confuso todo aquello que es luminoso.

No dudo de la excelente labor del padre Garatea así como el inmenso amor que siente por cada una de sus feligreses. Sin embargo es importante recordar qué es un sacerdote porque no es un cooperante ni un político ni un sindicalista. Muchos sacerdotes caen en el error de pensar que cuando se encuentran en ambientes desfavorecidos su labor, para hacer el mejor bien y cambiar la estructura social, es convertirse en un miembro más de una ONG o en un político. El trabajo social que puede desarrollar un sacerdote es maravillosa siempre que sea fiel a su condición y a su identidad para no convertirse en un líder más que rebaja su misión sobrenatural como ocurre con quienes sostienen la Teología de la Liberación.

La línea de acción directa es muy buena y recomendable para los laicos pero no para el sacerdote, cuya misión, fundamentalmente, es evangélica. Es por esta razón que la jerarquización de la Iglesia presenta una estructura no gubernamental ni administrativa sino sacramental porque su fin es muy concreto: anunciar la muerte y resurrección de Jesucristo: “el gobierno de una diócesis es un acto de poder espiritual. Sería incomprensible que esto lo hiciese un laico. La responsabilidad de la autoridad eclesial está ligada al orden, al oficio ministerial en sentido propio” (Hans Maier).

Anuncios
comentarios
  1. alvaromenendezbartolome dice:

    Hola Joan. Leo que afirmas, al comienzo de este artículo, lo siguiente:

    «Un padre homosexual o una madre lesbiana amará a su hijo y le cuidará tan bien como cualquier otro buen padre o madre».

    Como padre de familia y como cristiano no estoy de acuerdo con esta tesis. Imagino que quizá te refieres (corrígeme si me equivoco) a que una pareja homosexual es perfectamente capaz, como es más que evidente, de procurar lo material necesario para la vida del cuerpo: alimento, vestido, material educativo… Pero en el niño que viva con ellos permanecerá la carencia esencial que supone la ausencia de la persona de la madre y del padre, con la riqueza que esto conlleva. Esto es propio de la ley natural.

    Un saludo cordial.

  2. Saludos Alvaro.

    (Disculpa no me funcionan las tildes y Word solo corrige las que le viene en gana)
    Creo que me he expresado mal. Te explico. Una persona individual amara, en principio, a su hijo y procurara lo mejor para el indistintamente de su orientación sexual. Sin embargo, en una pareja del mismo sexo como solo existe la figura paterna si es una pareja de homosexuales o la figura materna si es una pareja de lesbianas el hijo tendrá una carencia evidente, que es la que remarcas. Una pareja de homosexuales no puede brindar a su hijo las realidades que aporta la maternidad, lo mismo en el caso de la pareja de lesbianas.

    Gracias por tu comentario.
    (Espero arreglar el tema de las tildes).

  3. alvaromenendezbartolome dice:

    Capito! Muchas gracias por la respuesta.
    Y las tildes: muchos zotes estarían contentos de no tener que ponerlas 😉

  4. Saludos Álvaro.

    Ya he solucionado la cuestión de las tildes gracias a Dios, aunque me ha llevado un tiempo.
    Gracias por comentar. Un saludo.

  5. Lucho dice:

    Es lamentable lo que dijo este padre al respecto del tema que refieres. Es más, la sanción se hizo pública por el mismo Padre Garatea y no por el Arzobispado. Esta suspensión se extiende a sus oficios ministeriales e incluía el cese de sus funciones como asesor en temas de responsabilidad social en la PUCP (Pontificia Universidad Católica del Perú). Esta última en abierto desafío a la autoridad eclesial lo ha nombrado profesor honorario, claro está por el litigio que tienen con el Arzobispado de Lima con respecto al uso de las propiedades del donante de los terrenos para la universidad hace casi un siglo y, por el abierto desacato de adecuar los estatutos al Carta Ex Corde Ecclesiae, cosa que todas las universidades católicas deberían de hacer.

    Como puedes ver esta sanción, que pudo mantenerse en discreción, ha servido para azuzar los ánimos de los anticatólicos y de los que están en contra de nuestro Cardenal y Obispo de Lima. Disculpa Joan que me haya desviado del tema, sólo quería dar algunos alcances al respecto viviendo yo aquí en Lima.

    Saludos,

    recomiendo el siguiente link http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=36991

  6. Saludos Lucho.

    Nada que disculpar, agradezco tu aportación pues gozas de mayor información al respecto. Cierto, he leído en algunas webs determinados comentarios en los que en defensa del sacerdote Garatea se lanzan duras ofensas hacia el obispo de Lima y por su pertenencia al Opus Dei.

    Muchas gracias por el comentario. Un saludo, Lucho.

  7. Valentia y Fidelidad dice:

    No comparto para nada las intensiones de este P.Garatea, lo que dice no viene de Dios y si no viene de Dios de quien viene entonces?? la respuesta es Cristologicamente acertada : VIENE DEL DEMONIO. que pena que una vocacion tan hermosa se vea afectada, acechada y afeada por la falta de conviccion. hay que orar hermanos para que satanás no nos quite mas Sacerdotes y para que Nuestro padre del Cielo nos regale mas vocaciones fieles y seguidores de la verdad

  8. Saludos Valentia… siempre hay que rezar. Gracias por su comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s