No seamos también nosotros, los católicos, enemigos de la Iglesia

Publicado: 2 mayo, 2012 en Iglesia

Determinados portales de información y opinión religiosa son el testimonio vivo de que los verdaderos problemas de la Iglesia están dentro. Desde su buena voluntad, que no pondré en duda, confunden los intereses propios, sus pasiones, con los intereses mismos de la Iglesia, Cuerpo de Cristo, hasta el extremo de convertir la realidad eclesiástica en un triste espectáculo en el que se mundaniza la vida cristiana introduciendo argumentaciones propias de la ideología.

Las manos del Cardenal Nostach están muy sucias, debe estar ahora como Pilatos, tratando de lavarse las manos. Sospechoso de masonería y ecumaníaco a ultranza, declarado y confirmado. Que lo manden al Monte Athos a hacer penitencia”. De este modo reacciona una persona, supuestamente creyente, ante la canónica renuncia como arzobispo de Barcelona del Cardenal Lluís Martínez Sistach. También existen reacciones en defensa del arzobispo y en contra de sus detractores: “los sectores ultras utilizan el conocimiento para engañar, para manipular, para dar voz a su narcisismo egocéntrico, excluyente y dominante”. Estoy seguro que estas opiniones son residuales y nada representativas, sin embargo son reales.

Cuando un seglar se erige en maestro de moral se equivoca frecuentemente: los seglares sólo pueden ser discípulos” dice San Josemaría que añade en Camino: “por eso es voluntad de Dios que la dirección de la nave la lleve un Maestro, para que, con su luz y conocimiento, nos conduzca a puerto seguro”. Presento estas citas ante la sorprendente reacción de los distintos modos de pensar en la Iglesia sobre quién debe relevar al Cardenal Sistach al frente del arzobispado. No me preocupa la divergencia, pues demuestra que los laicos no son de pensamiento único. No obstante si me sorprende y asusta el nivel de politización existente, que entre hermanos de la fe se definan unos a otros de ultraconservadores y progresistas como si la fe dependiera de una u otra tendencia.      

Es lamentable que se diga que un presbítero, en este caso el obispo jesuita Juan Antonio Martínez Camino, secretario de la Conferencia Episcopal Española, no puede permanecer “un minuto más como voz de la Iglesia en España” porque no se aviene al personalísimo credo de un articulista. Quizá soy un cristiano raro, pero entre mis principios se encuentran la lealtad a Dios y a su Iglesia; al Santo Padre y al colegio episcopal. “El ala conservadora promueve al obispo Meneses como sustituto de Sistach” o “existe la Iglesia nacionalista catalana”, como si la Iglesia estuviese constituida como un partido político, como si el credo fuese un mero programa ideológico. Los artículos de la fe son irrenunciables aunque a muchos les pese. Cristo es el Dios vivo que anuncia la historia de la salvación del hombre, el Reino de Dios, y esto ninguna voluntad lo puede cambiar, como pretende el señor Juan Soler Espiauba, alcalde de Getafe, que afirma que monseñor Reig Plà falta a la caridad cuando no anuncia más que una verdad evangélica (Mt 11, 16-24).

A veces nos consideramos demasiado importantes tomándonos nuestra propia voluntad muy en serio olvidando que lo realmente importa son las cosas de Dios: “Ojalá fuera tal tu compostura y tu conversación que todos pudieran decir al verte o al oírte hablar: éste lee la vida de Jesucristo” (San Josemaría, Camino).

Anuncios
comentarios
  1. Sigfrid dice:

    Algunos, se amparan en el anonimato, para atacar a quien sea, sobre todo si es catalán.

  2. Diego dice:

    Sinceramente pienso que Novell sería el mejor obispo para la diócesis de Barcelona. Es joven y tiene muchos años por dalente para hacer muy buen trabajo al servicio de la Iglesia. Comparto que no es bueno caer en un lenguaje político como si la Iglesia fuese una empresa humana.

  3. Araceli dice:

    Hemos de aprender de nuestro Papa: “La Iglesia no sólo debe anunciar la Palabra, sino también realizar la Palabra, que es caridad y verdad”.

  4. ma.lourdes e. dice:

    Todos quieren opinar y ni siquiera saben dònde queda la punta de su nariz.

  5. Maica dice:

    Ya basta tanta guerra de intereses particulares… estamos hablando de la Iglesia no de ideologías y partidos políticos.

    http://www.redescristianas.net/2012/05/03/guerra-sucia-de-rouco-contra-sistach-para-dejar-el-arzobispado-de-barcelona-en-manos-de-un-ultrajordi-garcia-soler/

  6. G.G. dice:

    “No me mojo, no me vaya a costipar”. Pero eso sí, todos los que han querido peces y se han mojado las posaderas, son bandoleros alejados del Camino.
    Una postura muy Opus, mientras se hurden añagazas bajo mano. Esto no ha cambiado desde los años cincuenta, ni creo que viva para verlo cambiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s