Eurovegas, ¿beneficio económico o inversión en ludopatía?

Publicado: 3 marzo, 2012 en Ética y Moral, Modos de vida

El magnate estadounidense de los casinos Sheldon Adelson tiene todo preparado para instalar en Madrid o Barcelona su macrocomplejo denominado Eurovegas, un proyecto con el que espera ganar decenas de miles de millones de dólares en cinco años. Las cifras que se manejan son mareantes, ya que erigir este complejo lúdico comportará una inversión de 17.000 millones de euros, doce hoteles, seis casinos, un campo de golf y una pista para eventos deportivos, además de la creación de 200.000 puestos de trabajo y de la llegada de 11 millones de turistas únicos – España recibió casi 57 millones de turistas en 2011 –.

El negocio económico se vende incuestionable, también la creación de empleo, muy necesaria en un país con más de cinco millones de parados. No obstante, cabe preguntarse si este proyecto no convertirá a la ciudad escogida en un parque de atracciones para la inmoralidad y en una nutriente inversión en ludopatía. En Cataluña la experiencia del turismo low-cost del entretenimiento y de la diversión, personificado en Lloret, es un buen ejemplo para reflexionar sobre la idoneidad de un proyecto de estas dimensiones y si realmente se necesita un turismo del juego.  

En tiempos de crisis es probable que prevalezca el factor económico y que se omita qué valor añadido puede generar Eurovegas. Sin embargo un paraiso del vicio no parece, moralmente, el mejor modo de construir una sociedad ya de por sí suficiente narcotizada por el entretenimiento y la gratificación inmediata como falsos medios para silenciar la soledad o el vacio existencial. El taedium es uno de los males de nuestra sociedad que exige cada vez mayores dosis de pan y circo. Pero ante esta muerte social, ante esta vivencia de la nada del ser, llega el tiempo de otorgar filosofía, es decir, diálogo y no soledad, donde la pasión por el juego se convierte en servidumbre.

Juan Pablo II, en la Exhortación Apostólica Ecclesia in Oceania, ya advertía de que los casinos “prometen una solución tan rápida como espectacular a las dificultades económicas, mientras que, en realidad, dejan a las personas en una situación aún más grave y difícil”.

Anuncios
comentarios
  1. Cristina dice:

    La ciudad que termine por acoger este desaguisado que valla preparándose para lidiar con la mafia. Es curioso que los principios democristianos del gobierno de ambas comunidades queden enterrados por el destello de la ludocracia. ¿Hipocresía?

  2. Jaume dice:

    Este es un ejemplo de que no vale todo para conseguir una inversión millonaria y una reducción del desempleo. Sería irónico que para salir de una crisis generada básicamente por la especulación se use la misma receta, la especulación, para salir de ella. Moralmente no puede traer nada bueno un negocio cuyo beneficio descansa en la ludopatía de los clientes aunque lleve el apelativo de lujo, altos ingresos económicos y numerosos puestos de trabajo. Nada bueno se cuece en Las Vegas, donde el índice de suicidios entre los ‘pobres’ jugadores que pierden sus rentas es alarmante.

  3. Una desgracia, semejante noticia… y hoy, en las noticias, se ha afirmado que la negociación para instalar el comercio está “muy avanzada”. “Estamos como en el 80% del proceso”, ha afirmado el portavoz del proyecto. El problema es que prevalecerá el interés económico a cualquier consideración moral (aunque los negocios basados en la inmoralidad acaban pasando factura a todos los niveles, como bien dijo JPII).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s