Autores orientales del siglo IV (I): Eusebio de Cesarea

Publicado: 26 febrero, 2012 en Patrología

Eusebio de Cesarea nació alrededor del año 260 – algunas fuentes fijan el nacimiento en el año 263 – en Cesarea de Palestina. En honor a su maestro Pánfilo, discípulo de Orígenes, decide llamarse Eusebio Pánfilo. Durante la última y más violenta persecución contra los cristianos, la de Diocleciano, Eusebio viaja primero a Tiro y luego al desierto egipcio de la Tebaida. Al final de la persecución, con la firma del Edicto de Milán en 313 mediante el cual se declara la libertad religiosa en el Imperio, Eusebio es elegido obispo de Cesarea.

La figura de Eusebio se encuentra íntimamente ligada a la controversia arriana, resuelta en el Concilio de Nicea de 325 en el que se redacta un símbolo en el que figura la palabra consustancial, que enuncia la divinidad del Hijo respecto a la del Padre. Sin embargo, Eusebio se muestra reticente porque considera que este término se adecua a los planteamientos sabelianistas, netamente antitrinitarios. No obstante, nunca más se mostró a favor de Arrio si bien hay autores que consideran que concilió a lo largo de su vida la teología niceana y la arriana.

Eusebio posee una amplia erudición forjada y fortalecida gracias a la formidable biblioteca que reunió Orígenes durante su estancia en Cesarea de Palestina. Si atendemos a sus textos de inmediato se observa un exquisito vocabulario así como la recurrente citación de autores. Sus obras históricas alcanzan una amplia fama en su momento pues se sabe que algunos contemporáneos le otorgan el título de Padre de la Historia Eclesiástica.

Entre estas destacadas obras históricas figura la Crónica. De ella sabemos que existen dos versiones si bien la original en griego desapareció a excepción de pequeños fragmentos. Existe no obstante una versión en armenio que data del siglo VI y otra en latín elaborada por San Jerónimo en el 380. La Crónica supone una brillante aportación para la historiografía del medioevo ya que será el modelo de crónica para autores posteriores. No obstante, su obra cumbre es la Historia eclesiástica. Su narración presentada por años de reinado y pontificado y la amplia cita de autores permite el conocimiento de autores cuyos textos se encuentran desaparecidos. Los siete primeros libros que la componen tratan de la historia del cristianismo desde su origen hasta la persecución de Diocleciano. En el 325 Eusebio añade tres libros más que parten de citada persecución hasta la victoria de Constantino sobre Licinio en el 324. El objetivo de la obra es mostrar que Dios funda la Iglesia y la guía a lo largo de la historia de la humanidad hasta el fin de los tiempos.

En cuanto a su obra teológica destacan dos tratados: Contra Marcellum (336) y De ecclesiastica theologia (337). En ambos defiende posturas arrianas, si bien solapadas con sutileza, al mismo tiempo que condena de modo enérgico el sabelianismo de Marcelo de Ancira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s