Hablemos sobre la verdad del hombre (II)

Publicado: 13 diciembre, 2011 en Pensamiento

Lo que la razón humana puede conocer de manera clara y distintamente, es decir, de manera evidente por los hechos, no requiere del auxilio extrínseco de ningún tipo de autoridad. Hablamos, desde luego, de todas aquellas realidades que no tienen por objeto el qué sino el cómo del hombre. No sobreviene lo mismo respecto a las grandes cuestiones – el qué del hombre y del mundo –. Así, la razón es necesaria para conocerse a uno mismo, pero no es suficiente sólo con ella.

Es necesario percatarse de que respecto a las grandes cuestiones la sola razón no es bastante, pues ella, sin el auxilio de autoridad alguna, sólo genera el gran y eterno silencio del que es testigo la humanidad. No obstante, si dejamos que la razón juzgue y responda ella misma sobre el qué la respuesta es, sin remedio, que el hombre es una misteriosa nada del que tenemos amplio conocimiento pero del que ignoramos su esencia.

La razón por sí misma no alcanza a dar una satisfactoria respuesta sobre la vida del hombre. Así, no obstante, llega el auxilio a la razón para descubrir que la respuesta de qué y quién es el hombre se encuentra en el cristianismo. Desde luego, no es un salto metafísico. Si la razón se adecua con la fe uno encuentra la certeza sobre sí mismo y sobre el mundo en el que habita y al que trasciende por su ontológica naturaleza. Naturalmente, la razón es indispensable para afirmar la fe; al mismo tiempo para reconocer aquellas realidades para cuyo conocimiento basta la razón y de aquellas por las cuales la razón demanda auxilio. Así pues, por sentido común, descubrimos también que la fe no puede darse por supuesta. El consentimiento de la fe es siempre mediante la razón, pues no es circunstancial que Dios apele sólo al hombre, a la razón.

Anuncios
comentarios
  1. […] sustentarse sobre el escepticismo, pues el conocimiento no se forja a base de prejuicios; tampoco lo que la razón puede conocer de manera clara y distinta requiere del auxilio extrínseco de ningú…; sin embargo, es necesario percatarse de que respecto a las grandes cuestiones – la seguridad […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s