Testigos del horror

Publicado: 2 diciembre, 2011 en Aborto

Se veía venir. El Parlamento europeo aprobó este jueves una resolución que promueve el aborto legal como medio para luchar contra el SIDA. Esto ya no es un suceso aislado, sino la sistemática violencia contra la misma humanidad; es la imbecilidad y maldad de unos pocos que pretenden institucionalizar el aborto, aceptado con entusiasmo por cainitas y por el silencio cómplice de una cobarde mayoría.  

La injusticia y la crueldad hallan terreno abonado en la ignorancia y blandura de los hombres buenos, que no ejercen el deber de oponerse a la sinrazón de los verdugos de la humanidad. Generaría risa si la realidad no fuese tan horrorosa: no he oído mayor estupidez que colar el aborto para prevenir una infección; no he visto mayor barbarie que la de eliminar al posible enfermo para que no se dé la enfermedad. Desde luego, ya no hay mucho que decir. El aborto es un crimen – de ello ya he escrito largamente en distintas entradas – y afirmar que el SIDA se previene con el aborto no tiene fundamento científico; más cuando una madre con SIDA puede recibir tratamiento para evitar la transmisión de la enfermedad durante el embarazo; es decir, no sólo puede tener hijos sanos, sino que tiene el derecho de tenerlos, por mucho que no quieran estos matarifes que anhelan, con saña, cavar fosas comunes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s