Hay vida más allá del PSOE y del PP

Publicado: 9 octubre, 2011 en Política

El señor José Luís Rodríguez Zapatero, quién retiró las tropas españolas de Irak nada más acceder a la presidencia del gobierno, ahora, en las ulteriores horas de su mandato, decide ceder la base de Rota para acoger el escudo antimisiles de la OTAN y cuatro buques estadounidenses. Desde luego, los días que faltan para las elecciones se están haciendo eternos, sobre todo cuando se llevan más de siete años soportando el desgobierno del ejecutivo socialista; una caterva de boquimuelles y batuecos de ambos sexos que se creía y se cree destinada a representar lo que la naturaleza menos ha pretendido con ella, y a manejar una carga que exige los hombros de gigantes en el sentido moral e intelectual.

El problema para los españoles, no obstante, no terminará con el fin del gobierno del peor presidente de la historia de la supuesta democracia de este país. Si los ministros y ministras del señor Zapatero no son más que una banda de acémilas sinvergüenzas y demagogos abrazafarolas sin atisbo de mérito intelectual, no podemos esperar mucho ni nada mejor de la que, por desgracia, es la alternativa más bien posicionada en cuanto a receptora de votos. El Partido Popular, unas veces por arriba y otras por debajo, es, del mismo modo que el Partido Socialista, una de las infinitas maneras por las que la persona puede decidir ser un imbécil; en efecto, el PP y el PSOE, entrados en el siglo XXI, mantienen a la democracia española convertida en la dualidad derecha-izquierda, facha-rojo, hecho que supone la existencia de hemiplejía moral e intelectual en España.

El PP y el PSOE consideran que la sociedad española no es más que una turbamulta a la que se debe dirigir y a la que se puede dirigir mediante el funesto peso de la ideología. Así, aún hoy, la sociedad española, más informada – de lo que se le quiere contar – que formada, se encuentra dirigida por una beocia oligarquía cuyas referencias se encuentran petrificadas en la política del siglo XIX cuando no, peor, en la del medioevo.

Sin embargo, corresponde asumir a todos la culpa por la ausencia de talla intelectual y moral en la vida política, convertida hoy en un auténtico disparate y en nido de corruptos. Debemos empezar a cambiar la estampa de nuestra sociedad – descubrir en la realidad el sentido – o los futuros dirigentes acabarán por no distinguirse de las bestias que hoy se encuentran observadas en nuestros zoológicos.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s