En 2010 se registraron en España un total de 102.933 divorcios

Publicado: 20 septiembre, 2011 en Amor, Matrimonio

Me quedo patedefuá cuando leo que en 2010 se registraron en España un total de 102.933 divorcios, buena parte de ellos tras quince años de relación. No obstante, las explicaciones que dan los especialistas reflejan que la nuestra es una sociedad relativista, hedonista y altamente individualista en la que se prima el bienestar. Si leen el artículo que aquí se enlaza leerán palabras como crisis económica, aburrimiento, estrés o un buen sueldo, pero en ningún momento hallarán el término amor, que es el que en realidad da sentido al matrimonio.

Dice Kierkegaard que sólo cuando existe el deber de amar el amor se encuentra garantizado contra cualquier percance. Ciertamente, quien ama con intensidad es capaz de apreciar la propia volubilidad, de que uno puede cansarse de amar. Por esta razón uno debe trabajar para mantener vivo el amor, en especial frente a los sentimientos, siempre pasajeros, cambiantes y que lamentablemente se traducen en la cifra expuesta con anterioridad. El matrimonio, todo matrimonio, debe sostenerse sobre el compromiso viviendo, día a día, las virtudes humanas, que son las que conducen a la verdadera felicidad.

Además, los cristianos somos conscientes del carácter trascendental del matrimonio, que ha salido, por amor, de las manos de Dios, quien crea al ser humano como hombre y como mujer, con igual dignidad, para complementarse en su intrínseca vocación a amar, para proceder así como miembros partícipes de la Creación. Sinembargo, las estadísticas son contrarias al amor, quizá porque se ha banalizado hasta extremos insospechados hasta enseñarse que el divorcio es la mayor y la mejor solución a la crisis matrimonial. Pero como bien señala Infiel de Ingmar Bergman, no hay “nada más doloroso y devastador que el divorcio”, porque donde hay divorcio no resplandece la verdad, el bien y la belleza manifestados en el amor.

Anuncios
comentarios
  1. Alku dice:

    Siempre diciendo pelotudeces sobre algo que desconoces. Veremos cuando de una vez te cases y dejes toda las monsergas filosoficas y vivas la realidad.

  2. Álvaro dice:

    Ni caso hagas Joan. Los hechos son los hechos y la verdad debe prevalecer sobre la mentira. Es indiscutible: ¿Quien prefiere la inestabilidad de un divorcio? Nadie. ¿Acaso es imposible permanecer juntos toda la vida? No es imposible y además queda demostrado. Nadie se engaña al preferir la estabilidad matrimonial a la inestabilidad que comporta un divorcio. “Dentro de un tiempo quiero divorciarme cariño”, es impensable semejante deseo.

    Aún así prefiero pensar que todos nos damos cuenta de semejante drama y todos no estamos contentos con lo que nos ofrece esta ideología mundial de progreso, falsa belleza y consumo. El cristianismo y su rumor trascendental empieza a despertar en el alma de cualquiera que se haya sentido engañado por esas falsas promesas para conseguir el paraíso en la tierra.

    Tanto que se critican las mortificaciones auto-impuestas por cristianos deseosos de alcanzar la virtud, en la mente hedonista actual algunos se afanan por alcanzar la eterna juventud en salones de belleza, dietas insufribles y largas horas de sesiones en gimnasios. ¿Tanto sacrificio para que al final de tu vida te entierren cadáver? Eso sí, sano. ¡Qué pena! ¡Qué engaño!

    Recuperemos el amor y la verdad.

  3. Saludos Álvaro.

    Interesante apunte, en especial el ejemplo que muestras, sobre el sentido, la virtud y la trascendencia, en el último párrafo. Hay quienes no entienden, y lamentablemente no quieren entender, que amar más que recepción es total donación de uno mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s