La vida personal

Publicado: 27 agosto, 2011 en Pensamiento

En todos los seres vivos se halla un principio activo por el cual se inclinan hacia la propia plenitud, hacia aquello que más les conviene de modo natural (Tomás de Aquino, Sobre la verdad). La inclinación hacia este bien se denomina instinto, que es una tendencia innata, infalible y estable ya que no se adquiere mediante la experiencia ni el aprendizaje. De este modo los animales ejecutan de manera perfecta lo que realizan por instinto aunque no conozcan ni el cómo ni el por qué. El hombre, en cambio, no actúa sin tener conocimiento reflexivo del fin y de los medios para alcanzarlo. De este modo, la persona es consciente del fin del instinto, por ello puede plantearse otros fines con independencia de ése; dicho de otro modo, el ser humano puede educar tal tendencia mediante la voluntad y la razón.  

El animal se encuentra regido por el mundo exterior y por el instinto. Al respecto Ortega y Gasset señala en El hombre y la gente que “cuando las cosas dejan de amenazarle o acariciarle; cuando le permiten una vacación; en suma, cuando deja de moverle y manejarle lo otro que él, el pobre animal tiene que dejar virtualmente de existir, esto es: se duerme”. Sin duda, es infinita, potencialmente, el número de realidades que pueden despertar el interés del ser humano, no así en el animal, que se limita a su crecimiento, a su reproducción y a su conservación. En el hombre se hallan otras finalidades más elevadas que éstas últimas, por no decir que la persona puede captar el valor objetivo de la realidad.  

No obstante, muchos hombres parecen actuar del mismo modo que el animal, por instinto. Son bastantes los que pierden el tiempo y la realización de su plenitud con las realidades contingentes de este mundo. Ayer, fui testigo de una conversación entre dos compañeros de trabajo; ambos conocían a la perfección la vida y obra de un sin fin de sujetos pertenecientes al orbe televisivo; hablaban de ellos, de su modo de ser, de sus cualidades y defectos con pasmosa perfección demostrando mi soberana ignorancia al respecto. Desde luego, esos compañeros pasan suficiente tiempo ante el televisor, y aunque la televisión no es negativa en sí, lo es cuando no retrata la realidad sino que crea una de propia.

El hombre a diferencia del animal no sólo habita en el mundo, sino que también habita en sí mismo; por ello, no puede perder la facultad de recogerse en reflexión, para conocerse a sí mismo y ahondar sobre las cuestiones fundamentales que le acechan. Sin embargo, la realidad contingente nubla el espíritu del hombre, cuando no lo castra, obligándole a proceder de manera mecánica cual sonámbulo. Es necesario que la persona se aparte, de vez en cuando, del quehacer del mundo exterior y se vuelva hacia sí mismo liberándose de ser esclavizado por las realidades azarosas, porque conociéndose a sí mismo las podrá gobernar y utilizar correctamente si son realmente necesarias para el desarrollo de su verdadera plenitud, al volver de sí mismo; dicho de otro modo, el hombre no debe dejarse impregnar por las realidades de este mundo, sino que debe impregnar en ellas su propia esencia permitiéndose mediante su uso, si fuera para ello necesario, alcanzar el desarrollo de su naturaleza ontológica.

Es importante que entendamos que el hombre no se encuentra sólo asignado, destinado, a las realidades de este mundo y sus circunstancias; su existencia, la de la persona, va más allá de su vida física y biológica; el ser humano puede gobernar la realidad para alcanzar en ella su plenitud, el desarrollo de su naturaleza ontológica, que trasciende el plano histórico para alcanzar el plano trascendente o metaexistencial, en esa segunda naturaleza que es la cultura como bien expresa Paul Ricoeur. Y no hay otra cultura mayor cuya verdad se halla revelado que el cristianismo, en el que se halla anunciado quién es el hombre y cuál es su fin.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s