Sobre la evolución de las especies

Publicado: 1 mayo, 2011 en Ciencia

La macroevolución no es una realidad que se pueda observar de modo directo. No obstante, dentro de la evolución de las especies es la única hipótesis posible ante la evidencia de que existen fósiles de seres vivos que ya no existen en el mundo y de que, por otro lado, existen seres vivos de los que no se hallan fósiles. Rechazada la generación espontánea sólo cabe considerar, si se quiere sostener la evolución de las especies, que seres vivos de una determinada especie han dado lugar a otros seres de otra determinada especie por generación. Además, la constitución semejante de todos los seres vivos sostiene la idea de la evolución (Antonio Pardo, El evolucionismo. Estado de la cuestión. Seminario Ciencia, Razón y Fe. 10 de marzo de 2005). Es evidente que hablar de la evolución de las especies a nivel científico es imposible en el sentido de que nada de lo que se dice acerca de la cuestión puede demostrarse. Es decir, todas las afirmaciones no son más que conjeturas abrigadas, por tanto, por la condicionalidad. No existe prueba empírica alguna que dé razón de la evolución de las especies porque nadie ha podido experimentar que una especie mute y se convierta en otra. Por muchos experimentos que se realicen en el laboratorio ninguno, jamás, podrá decir nada al respecto del origen de la vida.   

Existen en la actualidad especies cuyo origen se remonta a un tiempo ya arcaico (Pierre P. Grasse, La evolución de lo viviente. Datos para una nueva teoría transformista, 1977). Este hecho sumado a la existencia de fósiles suyos de épocas primerizas constata que estas especies no han evolucionado al margen de la natural variabilidad morfológica, que no permite de ningún modo hablar de evolución sino más bien de inmovilidad. Al mismo tiempo, tampoco podemos hablar del fenómeno tantas veces vendido de la ‘adaptación’, pues del amplio registro de seres vivos en extinción que tenemos no se observa un solo ejemplo de alguna especie cuyos descendientes fuesen distintos para constatar la aparición de una nueva especie antes de desaparecer.         Respecto a las especies existentes con pasado remoto se aprecian variabilidades morfológicas. Sin embargo se exige rigurosidad para no interpretar estas variabilidades como la formación de una nueva especie porque cuando se hallan restos de esqueletos de vertebrados una sola singularidad por superficial que sea permite con suma felicidad catalogar el ejemplar como de una especie nueva, con lo que nos encontramos con cantidad de especies de las que sólo tenemos constancia de la existencia de un único ejemplar, cuando en realidad serán la misma especie pero con alguna variabilidad.

Como la evolución de las especies no es ciencia sino una doctrina filosófica aquellos que consideramos la existencia de una causa podemos afirmarla a la luz de los hechos con mucho más rigor; los darwinistas también deberían sin embargo está escrito a fuego en sus corazones que Dios no puede haber creado el universo, aunque nunca puedan demostrar la evolución de las especies, que las especies actuales proceden de otras especies distintas anteriores. Como bien dijo Stanley Jaki: “El mayor problema de la afirmación de los darwinistas de que no existe un fin, es el siguiente: el proceso evolutivo supuesto sin finalidad llega con su resultado final a un ser, el hombre que todo lo hace con un fin. Por lo que los evolucionistas niegan la existencia de un fin, con un fin: su objetivo es lo que desea el materialismo, ciertamente, esto no es una ciencia, es una antimetafísica” (Christoph Schönborn, Evoluziones e creazione secondo una fede ragíonevole, 2007).  

Entradas relacionadas:

La metafísica darwiniana y el fundamentalismo de la pseudociencia.

Hawking y quienes venden opinión desde la ciencia para sostener el pensamiento ateo.

Anuncios
comentarios
  1. Diego dice:

    Existen personas a las que su odio no les deja ver la realidad. Por mucho que se les presente la verdad estas personas nunca la reconocerán porque son ciegos a causa de ese odio suyo.

  2. Saludos Diego. Gracias por comentar.

  3. Meinster dice:

    Cuanta razón Diego.
    Y por eso mismo no voy a ponerte otra vez pruebas que demuestran la evolución y que esta está más que probada. Ya hablamos bastante sobre el tema.

    Pero si que me gustaría que me expusieses las prubas que demuestran que Dios creó el Universo (pruebas y no alguien escribió que alguien le dijo que alguien vió,…) vamos, tu contra teoría para refutar la evolución.

    También me gustaría que me expusieses tu explicación, sobre las causas que no haya dinosaurios hoy día, por ejemplo, y que existán un montón de otros animales.

    Y ya por último proponerte un experimento, a unas cuantas bacterias las sometes a un tóxico que mate a un importante porcentaje de ellas, pongamos un 90%, a todas no, que si no nos quedamos sin experimento.
    A continuación sometes a su descendencia al mismo tóxico y a la descendencia de esta y a la de esta a su vez, etc…. ¿qué ocurrirá?

    Como sabrás poco a poco vas a ver que el porcentaje de bacterias supervivientes va a ser cada vez mayor…¿cómo explicas esto?

  4. Iván Gutierrez dice:

    No hay unn proposito en la naturaleza de las cosas. Los niños que murieron en el terremoto de Haiti son ejemplo de esto, ya que no pudieron hacer propositos ni proponerse metas en sus vidas. Lo mismo sucede con la evolución: No tiene un proposito. El hombre y la naturaleza no tienen un proposito. Que muchos se convenzan a si mismos de que asi es, ya es otra cosa. Hasta ahora nadie ha podido demostrar que exista un objetivo universal para la vida humana. Por esto, la evolucion sin finalidad tiene sentido a nivel explicativo.

  5. lourdes diaz dice:

    Christoph Schönborn, dice que los evolucionistas niegan la existencia de un fin con un fin? y de donde sacaron que el ser humano se produjo debido a otro fin?… tan antropocentricos que son los creyentes del fin. somo producto de combinaciones dentro de las posibilidades de combinaciones que nos permite un numero determinado de elementos.

  6. Meinster.

    Eres un cachondo. ¿La evolución darwinista está más que demostrada? ¡Pero si no hay una sola demostración de cada uno de sus postulados!

  7. Diego dice:

    Meinster.

    El darwinismo (que no la evolución esto es otra cosa como dice Joan) no es un hecho y menos contrastado sino más bien una ideología. Dios no se puede probar pero se puede conocer. El darwinismo y sus variantes ni se pueden probar ni se pueden conocer.

    Te recomiendo la lectura de “El evolucionismo y otros mitos. La crisis del paradigma darwinista” de Carlos Javier Alonso.

  8. Fran dice:

    Veamos. Algunos pretenden dar por supuesto que venimos unos de otros por evolución, ¿pero es así? Cuando Nutall, comparó los antisueros sanguíneos el que más se parecía al del hombre era el de la ballena, no el de los primates, y encima el procedimiento de comparación era tan resolutivo, que si se tomaba como patrón el antisuero de los ungulados, el que era más parecido a él, era el de la ballena; pero si se tomaba como base el de la ballena, el que más se parecía a ese, era el de los murciélagos. Así que el asunto se dejó un poco aparcado, pero han vuelto recurrentemente sobre él; en 1.981 el Dr. Colin Patterson declaraba en el Museo de Historia Natural de Nueva York ante más de 1.000 científicos: “El hombre y el cocodrilo, comparten el 7’7 por ciento de alfa-hemoglobina; el cocodrilo y las aves también comparten un 7’7 por ciento, pero el hombre y las aves comparten un 14’7 por ciento. ¿Qué está sucediendo?. El problema parece verdaderamente irresoluble” (S. Borruso “La evolución en apuros”). Claro, si dan por supuesto que las aves y los mamíferos proceden directamente de los reptiles, la semejanza genética debería ser mayor entre descendientes y antepasados que entre las aves y nosotros, y no es así.

  9. Gloria dice:

    Iván.

    “No hay un proposito en la naturaleza de las cosas”. ¿Esto es por qué tu lo dices o tienes una constatación empírica? Estaría bien que demuestres cuál es el sentido del no sentido es decir el no propósito, cuáles son sus manifestaciones y dónde podemos tocarlo.

  10. Sigfrid dice:

    Podemos tratar con un matemático y razonar con él respecto a la solución de un problema, y aceptar por la evidencia una conclusión como cierta. Lo mismo se puede hacer con un físico, un químico, o cualquier otro científico, salvo con los darwinistas (y otros evolucionistas), sean científicos profesionales o no (estos últimos, aquí hay comentaristas que lo demuestran, son peores).

    Con estos sujetos no se puede argumentar si ha existido evolución de las especies, mucho menos ponerlo en duda o pedir pruebas objetivas. Esto es así porque – Joan lo dice bien en uno de sus enlaces – han hecho un acto de fe ciega (que no fe sobre evidencia) y si se les niega o desmonta el mito y entran en descalificaciones e insultos como ignorante, anticientífico, fanático, creacionista, o cualquier otro parecido como el comentario de Iván (que es una opinión respetable pero nada más que eso), pero se niegan a argumentar y mostrar las pruebas de su certeza, y ¿por qué ocurre esto? El nudo de la cuestión es que el evolucionismo es una cosmología disfrazada de ciencia (materialismo y del ateísmo).

    Los evolucionistas o sostienen su mito o deben reconocer la existencia de Dios.

  11. Laia Gómez dice:

    Hola a todos.

    Estoy de acuerdo con Joan, Fran y Sgfrid. Los evolucionistas confunden el describir una cosa con demostrarla. Hay miles de descripciones de adaptaciones, pero ni una sola explicación científica de cómo ha tenido lugar. En todas estas descripciones pseudo-científicas, se cometen dos errores esenciales: Por un lado el de fragmentar un ser vivo en rasgos concretos, una oreja, una pezuña, un color, un ala etc… y considerar el valor adaptativo (para la supervivencia) de ese rasgo, en vez de considerar al ser vivo en su conjunto. Y por otro lado inventarse un mito o relato de por qué motivo ese animal tiene ese rasgo determinado y de todas las maravillosas ventajas que ello le ha producido; y si por alguna circunstancia se descubre o demuestra que esa interpretación no es correcta, pues automáticamente se inventa otra. En el fondo, se trata de encontrar una explicación de cualquier detalle de un ser vivo para convertirlo en una prueba de la teoría de la evolución.

  12. Muchas gracias a todos por estar participando. Gracias.

  13. La Teoría de la Evolución siempre ha sido y será una patraña…..tal vez, junto con otro que aquí no viene a cuento mentar, el mayor montaje de la Historia…..aunque, bien es cierto, que como todo, tiene sus excepciones…no en vano, el Sr. Rodríguez es un buen ejemplo de la notable evolución del simio….

  14. Alku dice:

    El lamentable el nivel de ignorancia sobre ciencia del autor del blog y de los comentaristas.

    La evolución es un HECHO. Apoyada en la genética, paleontología, biología, química etc.

    Siempre se limitan a mostras las SUPUESTAS INCOHERENCIAS y Jamás dan la más mínima prueba sobre como ellos explican los fósiles, las mutaciones, las similitudes del adn entre especies ETC.

    Den argumentos sosteniendo la creación.

    Una cosa más:

    el propósito de la vida lo busca y lo maneja cada uno.

    Aku

  15. La existencia de causalidad y la existencia de Dios no son argumentos absurdos. Respecto a ambos ya he hablado largamente en este blog en los apartados de ciencia y religión para tener ahora que explayarme de nuevo. Basta que se dirijan a dichas entradas. No obstante, no son absurdos en cuanto poseen lógica.

    Sobre la causalidad he dicho:

    https://opusprima.wordpress.com/2009/05/04/la-causalidad-a-mas-evolucion-mas-prubas-de-un-designio-divino/

    https://opusprima.wordpress.com/2011/03/25/dios-es-mas-real-que-el-hombre/

    https://opusprima.wordpress.com/2011/03/21/cuando-solo-existen-los-hechos/

    https://opusprima.wordpress.com/2010/11/18/todos-tenemos-una-cosmovision-todos-tenemos-fe/

    https://opusprima.wordpress.com/2010/10/17/la-metafisica-darwiniana-y-el-fundamentalismo-de-la-pseudociencia/

    https://opusprima.wordpress.com/2010/02/11/%c2%bfpor-que-el-universo-se-toma-la-molestia-de-existir/

    https://opusprima.wordpress.com/2010/01/31/origeny-destino-del-hombre-i/

    De momento es suficiente.

    Sobre Dios basta con afirmar la existencia de Cristo y su resurrección. Ambos hechos, históricos también, evidentes. Si no aceptan esto, de partida, no se molesten en discutir.

    El error de algunos parte, desde luego, de pensar que la ciencia – de la que saben poco – es la verdad y toda la verdad. Desde luego quienes se encierran en este planteamiento nunca entenderán nada.

    La evidencia científica de la evolución de las especies no existe. El planteamiento darwinista como ya he dicho en muchas ocasiones (buscar entradas) es una construcción intelectual e ideológica para negar la existencia de Dios o dar una falsa explicación de la realidad de la vida.

    Es un deber para quienes amamos la verdad y por ello la ciencia, la filosofía… defender las fuentes de conocimiento y liberarlas de aquellos que las utilizan para defender oscuros intereses. Desde luego, los pseudocientíficos, muchos de ellos no sólo descreídos sino integristas anticristianos, deberían dejar de leer a Sagan, a Dawkins… y leer, al menos, mucho más ¡y mejor! a Nietzsche, para descubrir las consecuencias morales de su creencia bañada de cientificismo de tres al cuarto. La ciencia, como todas las disciplinas del saber, bien lo dicen Wittgenstein y Popper, tienen sus reglas de juego (método). El darwinismo no sigue las reglas de juego de la realidad, de la lógica sino unas propias inventadas una y otra vez. Algunos ejemplos (pueden encontrar más en Opus Prima):

    https://opusprima.wordpress.com/2011/01/09/%c2%bfpor-que-mantener-la-idea-de-que-el-darwinismo-es-verdadero/

    https://opusprima.wordpress.com/2011/01/05/la-cosmovision-evolucionista-y-la-cosmovision-teista-ii/

    https://opusprima.wordpress.com/2011/01/04/la-cosmovision-evolucionista-y-la-cosmovision-teista-i/

    Otro gran error de estos sujetos pseudocientíficos y descreídos es que utilizan sus falsas reglas en todos los ámbitos ignorando por tanto en todo momento y en todo lugar los principios y las leyes de la realidad revistiéndolo todo de una falsa capa de ciencia. Desde luego pueden seguir pensando como quiere que piensen tipos como Dawkins, para quien no somos más que máquinas de genes. Pero si aman la verdad y son libres deberán convenir conmigo: la evolución de las especies es un timo.

  16. Pedro dice:

    Nota: Apreciado Pedro, rogaría firmara con un sólo nombre. Ha escrito varios comentarios y los dos firmados con distinto nombre dando a creer que son personas diferentes. Si los firma todos con el mismo nombre no tendré problemas en aceptarlos. Gracias por su comprensión.

  17. Juan dice:

    Tengo entendido que los mecanismos que impulsan la micro evolución y la macro evolución son exactamente los mismos. Es decir, la división entre macro y micro evolución no existe.

    ¿Podrían los creacionistas (o D.I., o los que no creen en la bíologia evolutiva, o el autor del blog) aclararme ese aspecto?
    No me refiero a que es cada cosa, se lo que es. Me refiero a cómo funciona cada una de ellas.

    ¿Me podrían aclarar el motivo de que se haya observado nuevas especies surgiendo de otras y que, sin embargo, ustedes digan que no existen?
    Yo sí puedo verlas, no entiendo su ceguera selectiva.

    Ovejas domésticas incapaces de cruzarse con las variedades salvajes.
    Drosophila pseudoobscura
    Especies nuevas desde Primula floribunda
    Culex molestus

    Y todos los medicamentos que tantos usan y que salvan su vida.

    Además, no conozco ningún científico darwinista, como tampoco conozco ningún físico nuclear “Galileico”. Afortunadamente la ciencia se mejora a si misma día a día. Si su funcionamiento se basase en dogmas y fe el valor de PI seria juste el que proponen, 2 y sin decimales.

    Por último quisiera preguntarles:
    ¿Son conscientes de la cantidad de ramas de la ciencia que tendrían que desmentir para sustentar la idea de que la única respuesta para todo es dios?

    Un saludo

  18. Saludos Pedro o Juan o quién sea. Respecto a la primera cuestión no me repetiré. Le exhorto a leer todas y cada una de las entradas que se hallan en el apartado de ciencia que hablan al respecto. En cuanto a los medicamentos no sé a qué se refiere concretamente. Gracias por comentar.

  19. Meinster dice:

    Muy cachondo sí, muchas gracias por tu comentario explicando lo que te pedía.

  20. Juan dice:

    Gracias Joan.
    Ya había leído la mayoría de las entradas que indica (no sin gran preocupación por la cantidad de errores más o menos bien intencionados por sus autores).
    Hablan de fe, religión y opiniones personales, pero ni una sola palabra de ciencia casi en su totalidad.

    Podemos ver frases del estilo “…Que la vida apareció por puro azar y evolucionó de esta forma es una suposición infundada que no concuerda con los hechos”
    Lo cual es un claro signo de que no se comprende la evolución ni tan siquiera de la forma más elemental, además de confundir y mezclar abiogénesis con evolución.

    Le vuelvo a plantear la pregunta y la aclaro, pues creo que no la ha entendido:
    ¿A nivel de ADN (mecanismo) qué diferencias hay entre la micro evolución aceptada por vosotros y la macro evolución aceptada por la comunidad científica?

    Aprovecho para preguntar a los entendidos del D.I. (y a los creacionistas y al autor del blog)
    ¿Cuál es el sentido de que todos los tetrápodos tienen una extremidad con cinco dedos, aunque tengan diferentes funciones. (Patas, pezuñas, alas, aletas… incluidas ballenas, murcielagos, caballos….)?

    Una abraçada

  21. Diego dice:

    Hola Juan.

    Por partes. ¿Cómo tiene la desvergüenza de sostener todas estas patrañas? ¿Qué no se usa el método científico? Es usted el que no ha empleado en su “comentario” (más bien esputa palabras) el método científico. Aún dirá que miento, que vergüenza.

    Veamos. Plantamos una nuez. Nace un nogal. Este nogal produce nueces. Estas nueces si son plantadas llegan a germinar como un nogal. Esto ha sido así desde que existen los nogales. Si repasamos el registro paleobotánico encontramos fósiles de hojas o frutos de nogal y llegamos hasta el Cretácico, que según los paleontólogos son aproximadamente 100.000.000 de años. Aquí tenemos una prueba empírica irrefutable señor Juan.

    No obstante, si buscamos en el tiempo más remoto nos encontramos con el hecho de que los restos del nogal aparecen sólo en sedimentos continentales, por lo general paleosuelos y sedimentos fluviales. Resulta, además, que apenas existen sedimentos de paleosuelos y sedimentos fluviales anteriores al cretácico que no hayan sido metamorfizados, tectonizados o sepultados. Por tanto, no podemos probar que existieron nogales anteriores o no existieron.

    En definitiva, los nogales nos demuestran como todo que son una especie estable en el tiempo. ¿Cómo probamos aquí la teoría de la evolución? Espero más que palabrería atea y más ciencia señor Juan.

  22. Sigfrid dice:

    ¿Sobre el mito de la adaptación algún creyente de Darwin puede decirme algo? ¿Si los individuos mejor adaptados son los que sobreviven los que sobreviven son los mejor adaptados, no? Que los sobrevivientes son los que sobreviven esto parece obvio, pero no deja de ser una tautología. Así que podemos decir que todos los individuos de todas las especies que viven en el mundo están bien adaptados por el hecho de estar vivos. ¿Esto no dice más bien nada que algo?

    Gracias.

  23. Elena Botiesto dice:

    Cago en Dios qué plastas sois los putos católicos radicales. Que sí…que la evolución de las especies es pura ficción, que nos ha creado un todopoderoso Dios que nos castiga por nuestro bien y blalbalblabla. ¿Hasta cuándo?

    Ya vale, hombre…ya vale.

  24. Laia Gómez dice:

    Buenos días.

    El asunto de la adaptación requiere una petición de principio para que el razonamiento darwinista sea válido, es decir, hay que conceder la certeza de la premisa sobre la que se sustenta este razonamiento. Decir que una especie está bien adaptada al medio implica como principio implícito que antes no lo estaba, que eran distintas y que ocupaban otro medio. Pero esto nadie lo puede demostrar así que se usa el término adaptación que en sí carece de todo sentido (Gould). Hablar de adaptación, cuanto menos, es hablar de ciencia-ficción, es decir, mucha ficción y cero ciencia.

    Si abren los libros de mucha ficción y cero ciencia se encontraran en ellos, como no, el mismo ejemplo en todos ellos – o al menos en la mayoría –: insectos de la familia Phasmida (insecto palo). Nadie ha demostrado que sus antepasados no fueran como ellos. Aún así, pregunto: ¿hizo el azar que sus células fuesen como las de los vegetales para engañar al científico cuando analizase el insecto a través del microscopio?

  25. Se ha dicho: “La evolución es un HECHO. Apoyada en la genética, paleontología, biología, química etc.”.
    Me temo que eso no es cierto del todo.
    Primero: No es un hecho, es una teoría.
    Segundo: No la avalan ni la genética, ni la paleontología, ni la biología, ni la química….
    No lo avala al genética, porque hasta ahora no se ha acreditado identidad cromosómica entre las diferentes especies evolutivas, que, supuestamente, ha generado unas a otras.
    No lo avala la biología y la quimica, porque hasta ahora no se ha acreditado científicamente que de una entidad acelular pueda derivarse un ser unicelular, como así pretende justificar la teoría evolutiva.
    Porque la paleontología, hasta la fecha, no ha acreditado la existencia de un estado intermedio evolutivo que demuestre, sin ningún género de dudas, que de una especie ha derivado otra.
    Cuestión diferente es la “adaptación al medio”, pero eso no justifica en absoluto la sucesión de especies.
    La célula es una entidad tan complicada, señores, que matemáticamente resulta imposible de cuantificar cuál sería el margen de posibiliad de que de una materia inerte pudiere surgir, por generación espontánea, una entidad viva, como es la célula.
    Y las matemáticas, al menos así me lo enseñaron a mi, son exactas.
    Pero, si hay algo que resulta difícil de acreditar, no es ya la evolución física de las especies, sino, lo que es peor, la evolución intelectual.
    Porque, si unos animales han generado otros animales, y, según la tesis evolutiva, éstos últimos son consecuencia de los anteriores: ¿por qué se conservan intactas sus facultades intelectivas o, si se prefiere, su condición animal?
    Algunos me drián: usted está loco….¿cómo pretende generar de un dinosaurio un perro intigente?
    Coño, pues por la misma regla de tres que pretende generar de un mono un hombre….con la agravante de que el mono, sal error un omisión, hasta la fecha, no ha evolucionado.
    Repito: un cuento para niños.

  26. Elenita dixit: “Cago en Dios qué plastas sois los putos católicos radicales. Que sí…que la evolución de las especies es pura ficción, que nos ha creado un todopoderoso Dios que nos castiga por nuestro bien y blalbalblabla. ¿Hasta cuándo?
    Ya vale, hombre…ya vale.”

    En su caso, me temo que no viene de Dios, sino de los monos.

    Nota: Aunque no soy muy partidario de la censura, creo que ha circunstancias que exigen cierta intervención. Blasfemar no es excusa para justificar la falta de argumentos.
    Rogaría al dueño del blog que, en caso similares, sacase la tijera del cajón.

  27. Saludos Francisco. Por lo general censuro la mala educación. En este caso lo he dejado como muestra de que se cae en la ofensa cuando no se puede razonar. Ciertamente es una blasfemia, pero ante eso cabe la oración a modo de reparación. Desde luego si se incurre no sólo tijerazo sino napalm. Gracias por la nota.

  28. Meinster dice:

    Antes de nada lamentar la mala educación de Elena Botiesto, además carente de sentido, si el blog fuese suyo podía molestarla que entrasen en el católicos radicales como dice, pero es ella la que entra en el blog de otro, en fin…

    Por otra parte lamentar, también, lo poco que se sabe de la evolución, no se trata de que todos los seres vivos cambian a la vez de repente.
    ¿sabeís lo que es una mutación? en general no son benificiosas, pero si una mutación provoca que ese ser mutante pueda tener más descendencia viable y estos a su vez más, esa mutación prevalece. No es que se extinga la especie original, puede con el tiempo ir derivando hacía la mutante o pueden diversificarse y acabar derivando en dos especies.
    Por cierto, el medio cambia y continuamente, ya sea por escacez de alimento, introducción de un competidor o al contrario o por cambio en el clima, etc.

    Pero no considero un diálogo si no explicais vuestra concepción de la vida en la Tierra a lo largo del tiempo.
    Es un problema con los cristanos, porque no se a que atenerme, unos que si el mundo tiene 6000 años otros que 4.500.000.0000, unos que dinosaurios y hombres convivieron, otros que no convivieron, otros ¿qué es un dinosaurio? unos que si Dios creó los primeros seres vivos y luego no intervino más, otros que crea a todos los seres vivos y siempre interviene, etc etc.
    Por eso, me gustaría que lo explicaseis, a menos que temaís que sea muy facilmente desmontable.

  29. Saludos Meinster.

    Te remito a las entradas de ciencia, Gracias.

  30. La cuestión, Sr. Meinster, es que los que defienden la teoría evolutiva se suelen enfadar cuando alguien les exige lo mismo que ellos exigen: pruebas.
    Y como no hay pruebas, bien se las inventan, bien las “interpretan”.
    El problema de la Teoría de la Evolución es que contradice a las matemáticas, pues éstas han llegado a demostrar que existe más probabildad que Dios exista a que un simio se convierta en hombre.
    Obviamente, en ningún momento he pretendido excluir a algún que otro miembro de la clase política española, pues, como bien sabemos, toda regla, aunque sea negativa, tiene su excepción.
    Nota: Ninguna mutación ha producido una nueva especie, al menos, nunca se ha demostrado científicamente.

  31. Nestor Blanco dice:

    Resulta cansino reiterar una y otra vez que el darwinismo – y sus múltiples variantes – no son ciencia en cuanto que no emplea el método científico para sostener todos y cada uno de sus postulados. Es, para decirlo del modo más correcto una ideología, para citar a Paul Feyerabend (“El mito de la ‘ciencia’ y su papel en la sociedad”, Cuadernos Teorema, 1979).

    Bien lo expresa en las entradas al respecto el autor de este blog. La dificultad de rebatir el darwinismo es que los adeptos a este incurren en un acto de fe y que mientras sean creyentes no descubrirán la mentira que ellos alcanzan bajo la forma de verdad. Es curioso advertir que el darwinismo – y sus variantes – inscriben la verdad en el discurso y no en el estudio consecuencia del resultado que ofrece el método científico. Es decir, el darwinismo no encuentra la verdad, la inventa. Es importante que señale – Joan lo sabe pero no los demás – que no soy para nada una persona creyente, para que no se me tilde de creacionista u otras estupideces. No es que el señor Joan o el señor Francisco digan porque les da la gana que ninguna mutación ha producido una nueva especie sino que se dice por la simple razón de que nunca ha ocurrido. Otro asunto será saber qué entienden los miembros del darwinismo y sus sacerdotes por el concepto ‘especie’. Será interesante. Repito que es importante que reafirme mi posición de no creyente para empezar a terminar con el mito de que hay que ser creyente o que sólo los creyentes niegan el darwinismo. Como no creyente y amante de la verdad y por ello de todas las disciplinas del saber, entre ellas la ciencia, no afirmo aquello que se vende como científico sin serlo, como es el caso en el que incurre el darwinismo.

    La verdad muy señores míos no puede estar ligada a intereses particulares, sean ideológicos, intelectuales, económicos, etcétera. El darwinismo no es científico, tampoco es metafísica, ni filosofía, no es nada. Su objeto es cambiar la conciencia de la gente, vender una realidad que no es, por tanto, es un montaje. Como diría Popper se ha demostrado que el darwinismo es falso porque, sencillamente, no ha demostrado nada, tampoco que sea verdad.

    Un saludo a todos.

  32. Saludos Nestor. Muchas gracias por tu aportación.

  33. Eric dice:

    Hola.

    Al señor Juan.

    A la Selección Natural se le atribuyen distintos efectos entre ellos la reproducción diferencial de los genotipos en el seno de las poblaciones y la formación de especies. Pero, entonces: ¿El mismo mecanismo regirá cambios en poblaciones y la formación de especies?, ¿El mismo mecanismo ocurrirá en todas las poblaciones de la naturaleza y en el laboratorio? Ante la respuesta negativa a todas estas cuestiones debe decirse que la Selección Natural no es mecanismo alguno.

  34. Ricardo dice:

    La Selección Natural expresada como supervivencia de los más aptos no es refutable pues siempre sobreviven los más aptos (los que viven). Es decir, no podemos ni podremos llegar nunca a unas condiciones experimentales en las que la proposición sea refutada. Por tanto como ya se ha dicho aquí estamos ante una tautología.

    Por otro lado, si admitimos que toda teoría científica es una explicación hemos de admitir que el darwinismo como teoría, a menudo tomada como base y fundamento del estudio de la evolución, no es otra que la de evolución por Selección Natural. Teoría que explica mediante la supervivencia del más apto suena raro como teoría, es decir como explicación y los más fervientes defensores del darwinismo reconocen indirectamente que esto no es una teoría científica cuando indican que la Selección Natural es un hecho, proceso o mecanismo, lo cual es otra manera de decir que no es teoría.

    Tampoco es adecuado definir a la Selección Natural como ‘proceso’. Es un disparate atribuir a cualquier proceso natural una intención y la idea de selección sólo expresa eso: intención. A parte, al admitir la selección natural como proceso o fenómeno seguimos una pista falsa puesto que reemplazamos el auténtico fenómeno natural, es decir el cambio de las especies con el tiempo (la propia evolución), con una torpe interpretación debida a nuestra arrogante pretensión de que tal cambio no es otra cosa que una supuesta “selección” .

    “No existe ninguna ley de la evolución, sino sólo el hecho histórico de que las plantas y los animales cambian, o, más precisamente, que han cambiado. La idea de una ley que determine la dirección y el carácter de la evolución es un típico error del siglo XIX que surge de la tendencia general a atribuir a la “Ley Natural” las funciones tradicionalmente atribuidas a Dios.” (Popper, Conjeturas y refutaciones).

  35. Meinster dice:

    Veamos, si nos estamos refiriendo al darwinismo, pues tengo que daros (en cierto modo la razón) pero vamos que es como si nos ponemos a discutir ahora sobre que Newton no tenía razón porque hay muchas cosas que la Ley de la Gravedad no cumple, pues claro, ahora sabemos mucho mejor como funciona.
    Pero yo me refiero (y creo que vosotros también) a la Teoría Sintética de la Evolución o Síntesis Evolutiva Moderna si preferís.

    Por cierto Joan, he leido tus entradas, lo que haces es una crítica a la evolución pero no argumentas tu hipótesis.

  36. Domen Astur dice:

    A mí personalmente siempre me ha suscitado todo esto una cuestión que no he podido responde, la traslado por si alguien me ayuda a darle una vuelta más. La cosa es: ¿Como es que existen primates tan distintos? ¿De cual de ellas venimos los hombres? Y ¿Por qué evolucionan algunos “individuos” y otros no?

  37. Baluarte dice:

    ¿Como es que existen primates tan distintos?

    Distintos medios (fuentes de alimentos, climas, depredadores, etc) y mutaciones.

    ¿De cual de ellas venimos los hombres?

    De ninguna de ellas, tenemos antecesores comunes (esto es de EGB).

    ¿Por qué evolucionan algunos “individuos” y otros no?

    No evolucionan los individuos. En cualquier momento del tiempo, todos los humanos pertenecemos a la misma especie. Para poder hablar de especies distintas tenemos que compararnos nosotros con los antecesores de los antecesores de los antecesores… y así hasta varios millones de años atrás. Para eso tenemos el registro fósil, que nos permite saber cuáles eran las características más comunes entre nuestros antecesores y en qué difieren de las nuestras, entre otras muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s