Estamos en malas manos y no hacemos nada

Publicado: 24 abril, 2011 en Política

Vivimos en un país poco agraciado para estómagos finos donde la chusma pasea sus heces y nos muerde si no la reverenciamos y catamos. En un país donde el talante ha logrado reemplazar al talento, con un gobierno que hace de oposición de la oposición y una oposición que no está ni se la espera. Así, con tanta oposición y tanto talante el talento no se encuentra a bordo de un transatlántico que se dirige a la deriva.

 

 

Somos un país infame donde el talante de la ignorancia reemplaza la reflexión del talento. Así, en esta burda realidad nos encontramos con cinco millones de parados que mañana serán más en un país que zozobra en la quiebra cuando se nos vendió pleno empleo y cabalgar por delante de las grandes economías de Francia y Alemania. Desde luego el talante no tendrá el ingenio del talento para afrontar la coyuntura actual, pero si dispone de la capacidad de anestesiar o someter a una población que ladra pero persiste con estoicismo una situación por la que el mismo Séneca hubiera cubierto de napalm a todos y cada uno de los miembros – y miembras – de este inusual gobierno socialista que, a pesar de todo, empieza a recortar distancias con la también inusual oposición. Y esto último si que es histriónico, esperpéntico y surrealista.  

Somos un país de gandumbas, dejado y apático. Soportamos el gobierno más inepto que uno pueda padecer y consentimos la desidia y la inactividad de una oposición, también inhábil; al mismo tiempo soportamos y callamos, con el más zafio de los comportamientos, la corrupción y el enchufismo de unos y otros encajando la realidad con el talante que nos vendieron ahora hace siete años nuestro eximio presidente y sus faisanes desde el mismo andén de Atocha por el que llegaron, donde la locomotora española permanece detenida desde entonces porque nos hemos empeñado en destruir el talento considerándolo susceptible de traicionar la mediocridad circundante en una piel de toro que parece más bien la península de los pavitontos, esos que no exigen disculpas y algo más a un jefe del ejecutivo por el daño casi irreparable que ha causado al país de La Roja.

Hoy es la Pascuade Resurrección pero basta ver el nivel intelectual de los barbilampiños que podrán votar por vez primera en su existencia para cerciorarse de que el calvario laicista ya es crónico en este contingente país de lobotomizados en el que el socialismo es elástico y rebota por los cuatro costados.    

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s