Seleccion natural

Publicado: 28 marzo, 2011 en Ética y Moral, Ciencia

Algunos genes predisponen a las personas o a su descendencia a sufrir determinadas enfermedades, por ello existe el deseo de que el hijo desarrolle la mejor vida posible sin la amenaza, por ejemplo, de padecer cáncer de mama. Así, hace relativamente pocos días se anunció en los medios de comunicación “el nacimiento del primer bebé libre de mutación hereditaria”.

El Hospital Sant Pau y la Fundación Puigvert de Barcelona lograron a finales del 2010 el nacimiento in vitro de un bebé libre de mutación genética hereditaria, el gen BRCA1, que le abocaba casi en el 60% de padecer cáncer de mama o de ovario antes de los 70 años. Así nos lo anunciaban los medios de comunicación, sin embargo no es oro todo lo que reluce pues sólo el 10% de todos los casos de cáncer de mama presentan la mutación del gen BCRA1. No obstante, el problema real es otro y es de carácter ético.   La madre del bebé presentaba problemas de fertilidad por lo que se decidió someterla a un tratamiento de hiperestimulación ovárica para obtener cinco embriones humanos y, de paso, poder seleccionar aquellos que estuvieran exentos del mencionado gen eliminando, consecuentemente, a los portadores.

Seguramente a quienes consideramos que ‘todo no vale’ y que ‘la vida está por encima de todo’ se nos tildará de retrógrados y de poner freno a la técnica, pero no importará recibir tal agravio y menos de unos sujetos que actúan con el mismo fin y con los mismos medios que los nazis. Sí, que los nazis pues la ley de Reproducción Humana Asistida 14/2006 en el capítulo III artículo 12 permite la selección de los preembrionesveamos que no los llama embriones – antes de ser implantados para “la detección de enfermedades hereditarias graves”. En el caso de la mujer, como ya hemos dicho, se obtuvieron cinco embriones de los cuales tres no tenían el gen BRCA1. De estos embriones libres se implantaron dos a la mujer, congelando a uno por si en el tiempo quisiera tener otro hijo. De los dos embriones transferidos sólo uno llegó a implantarse y nacer. Al bebé, que ahora estará a punto de celebrar su tercer mes de existencia, puede que nunca se le cuente que tres hermanos suyos fueron asesinados porque genéticamente eran inferiores y, si la madre decide que con uno ya tiene bastante, que tiene un hermano congelado en un hospital.   

Anuncios
comentarios
  1. Jennifer dice:

    Bien por la medicina! Qué noticia más maravillosa =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s