Aquellas lesbianas que se desnudan en el altar

Publicado: 11 marzo, 2011 en Laicismo

Acabo de enterarme de que la infantería laicista profanó este jueves la capilla de la Complutense de Madrid y que incluso unas muchachas exhibieron su lesbianismo en el altar desnudas de cintura para arriba. No se me va a ir la pinza comentando este suceso que podría definir de muchos modos ni me alzaré con espíritu jacobino sino que sólo manifestaré mi pesar ante este comportamiento, reiterado, de aquellos que respiran una cristianofobia que lamentablemente termina, tarde o temprano, en homicidio o genocidio. Tampoco espero nada de las autoridades pertinentes, menos de un gobierno que respira tanta inquina hacia la Iglesia como aquel republicano en el que se inspira. Lo único que puedo hacer es rezar por su salvación – ya que no me hallaba en la capilla para expulsarlos del modo más eficaz – y ofrecer la dirección de un centro para que estas mozas puedan curarse de ese lesbianismo que desgracia su existencia, ya que la universidad en la que cursan no les puede facilitar el uso de razón que la naturaleza no les ha brindado.   

Anuncios
comentarios
  1. Cristina Bec dice:

    Desde luego, vuelven los oscuros y sangrientos tiempos de la II República. Dios nos cuide.

  2. xdsl2000 dice:

    Gentuza cobarde hay en todas partes, si de verdad quieren profanar, que lo hagan en una mezquita que en Madrid hay varias, ¡ ah no ! que hay no sale gratis. Luego esta gentuza dice que no necesitan moral, pues si lo correcto es ir ofendiendo por ahi iros preparando para lo que os viene encima, porque os queda poco de vacaciones y todo lo que sube, por fuerza, tiene que bajar.

  3. KTPT dice:

    Claro. De liarse al genocidio, hay un pasito nada más.
    ¿Curar el lesbianismo? Pensé que no era una enfermedad. Ah, claro, de la homofobia al genocidio también es un pasito.

    Por lo demás, estoy de acuerdo con xdsl2000: ninguna religión merece librarse de la “profanación”. Siguiente objetivo:mezquita.

    Ya está bien de ese inmerecido respeto que tiene la iglesia. Todo se puede ridiculizar. Todo.

  4. xdsl2000 dice:

    ¿ Genocidio ? Tú no ves las noticias, verdad ? Busca esto en el Google y después me cuentas.

    ” genocidio cristianos ”

    Después medita que tiene que ver en ello tu actitud ( y la de millones ), si después sigues con ganas de quemar iglesias, pues eso, tú mismo.

    Por cierto, no se puede ridiculizar todo, eso es un error típico de gente inmadura, si todo se pudiera ridiculizar yo me reiría de tus ancentros y te debería hacer gracia, menuda estupidez.

  5. Oscar Beltrán dice:

    ¿Y por que no rezar por aquellos cristianos que no siguen el Ejemplo de Cristo, quien nunca condenó la homosexualidad?

    Dios es amor, pero desafortunadamente el el último cristiano murió en una cruz.

  6. Saludos Oscar, el magisterio de Cristo nunca aprobó la homosexualidad así como otras relaciones. Desde luego hay que rezar por estas personas y por todas, sean o no sean creyentes. Y sí, Cristo fue crucificado, pero resucító. Cristo vive. Gracias por comentar.

  7. xdsl2000 dice:

    No le intentéis dar vueltas, el tema es éste:

    ” Una de las pintadas que los asaltantes de la capilla de la Universidad Complutense dejaron como recuerdo decía así: “Arderéis como en el 36” ”

    ” Supuestamente cometieron varios delitos: asalto a un lugar de culto, profanación, ataque a la libertad de conciencia, a los sentimientos religiosos. Se trata de delitos tipificados en el Código Penal y que están castigados con hasta un año de prisión ”

    Y aquí no pasa nada; veremos el dia que le den una paliza a alguien o varias cuchilladas por lucir un símbolo religioso ( sin olvidar que ya, de oficio, debería haber actuado algún fiscal, y que no hacerlo también supone un delito ).

  8. Oscar Beltrán dice:

    Muestráme una cita Bíblica donde el mismo Jesús condene la homosexualidad. La palabra de Dios no la puedes entender así literalmente y tampoco puedes venir con el cuento con la autoridad del Magisterio de la Iglesia, pues Cristo es la cabeza de la Iglesia y el Papa y los obispos no pueden reclamar una autoridad definitiva ni dárselas de genuinos interpretes.

    No vengas a poner al Magisterio eclesiástico por encima de la autoridad del Señor. El papa no es la cabeza, Cristo sí lo es.

    Y por otra parte sí es cierto que Cristo vive, pero solo en aquellos que escuchan su voz, y desafortunadamente son muy pocos.

  9. Saludos Oscar. Cómo buen cristiano que eres bien sabrás en qué pasajes de la Escritura se condena la homosexualidad. Por otro lado es difícil ser buen cristiano cuando se desobedece. Gracias por comentar.

  10. xdsl2000 dice:

    Entonces Oscar, ¿ Quién es el intérprete correcto para leer los textos sagrados ? ¿ El Mufti de Jerusalem ? ¿ El papa copto ? ¿ El papa Clemente quizá ?

  11. Oscar Beltrán dice:

    Y si el Papa ordena matar mujeres y niños? ¿Debo obedecerle también?
    Si ordena censurar teólogos bien-intencionados como Leonardo Boff, Gustavo Gutiérrez, Karl Rhaner, Hans Küng, Alfonso Llano y Anthony de Mello ¿Debo cerrar mi mente y no cuestionarme?

    ¿Es pecado cuestionar? ¿Debemos obedecer ciegamente a quien nos quiere imponer una idea de Cristo? ¿No es mejor buscar al Señor de manera libre y pidiendo la ayuda del Espíritu Santo, verdadera luz para entender la escritura?

    ¿Cómo leer esos pasajes del Deuteronomio donde se ordena matar a los hombres sorprendidos en el acto sexual? ¿Será que debemos hacer caso a quienes se dicen representantes de Dios y obedecer ciegamente la creencia de unos preceptos en lugar de cuestionar nuestras vidas para hallar a Cristo de forma verdadera?

    No entiendo por que prefieres obedecer en vez de cuestionar y buscar la verdad.

    A XSL2000 le digo ¿Entonces la interpretación del Magisterio es la verdadera? ¿Cómo lo sabes? ¿O es que eres un relativista que le teme a encontrar una verdad definitiva y que condena cualquier cuestionamento que conduzca a una búsqueda honesta de la verdad?

    Cristo es el caminio, la verdad y la vida. Por lo demás debemos saber que el Papa y su séquito no son mejores creyentes que aquellos que diaramente donan su vida como laicos comprometidos o como aquellos sacerdotes honestos que han entregado su vida a Cristo y que han sido censurados o apartados del ejercicio del sacerdocio solo por tener la valentía de atreverse a cuestionar y a seguir el ejemplo de Cristo, quien prefirió buscar amar de verdad y entregarse al servicio en vez de reclamar autoridad.

    Saludos en Cristo, quien nunca condenó la homosexualidad ni levantó una piedra contra nadie.

    Mujer ¿dónde están los que te condenan? Jn 8:2-11.

    Del mismos modo podemos decir: Lesbianas ¿Dónde están los que las condenan?

  12. Alku dice:

    También hay partes de la biblia que prohíben comer mariscos o jamón……

    Evidentemente se toman como textuales solo ciertas prohibiciones y las otras no…. de aquí que sea conveniente el Magisterio de la Iglesia… lamentablemente han habido Papas deplorables por lo que solo es conveniente quedarse con las enseñanzas de los Papas buenos juntarlo con los versículos buenos y así tenemos miles de variantes del Cristianismo todas abogando ser dueñas de la verdad

  13. Saludos Oscar. Te recomiendo la lectura de ‘Luz del mundo’. Muchas de tus dudas quedarán resueltas, sobre todo a cerca del magisterio del Papa y qué es la infalibilidad, que no es para nada un super poder.

  14. Nota: Saludos Francisco gracias por comentar. Me disculparás pero no admito enlaces a otros blogs. Gracias.

  15. Pido disculpas, no volverá a ocurrir.

    Gracias.

  16. CON LA DUDA EN EL AIRE
    Dicen que no hay peor mentira que una media verdad, pero yo añadiría aún más: no hay peor mentira que aquélla que se viste intencionadamente de falsa piedad.
    Hace ya mucho tiempo que vengo leyendo por aquí y por allá que en el Nuevo Testamento no consta condena alguna hacia la práctica de la homosexualidad y, en consecuencia, que la duda sobre su condición pecaminosa, tanto desde el punto de vista teológico como exegético, es más que razonable.
    Sin embargo, la realidad siempre supera a la ficción y, a la postre, la mentira acaba sucumbiendo a la Verdad.
    Hagamos una breve reseña documental.

    Antiguo Testamento:

    “Dios creó al ser humano a su imagen y semejanza, varón y hembra los creó”
    (Génesis 1: 27).
    Tal vez la primera referencia condenatoria de la homosexualidad la encontramos en el Génesis, 19, cuando, hablando de la perversión de Sodoma y de sus hombres (sodomitas), se nos informa que todos sus varones, desde el más joven al más viejo, rodearon la casa de Lot con la intención de acceder carnalmente, y por violencia, con dos hombres mandados por Dios.
    Y, precisamente, entre los graves pecados cometidos por los sodomitas contra Dios, motivo último de la destrucción de la ciudad de Sodoma, se significa expresa y muy especialmente el pecado de sodomía u homosexualidad, por ser contrario a la Ley divina y natural.
    Un pasaje similar se reproduce en el libro de los Jueces, 19, 16-30, en el que queda clara la condena.
    Pero en el Antiguo Testamento, tal y como podría deducirse de los anteriores episodios, no sólo se condena la práctica homosexual violenta, sino, incluso, la voluntaria y/o consentida.
    Así se deduce inequívocamente de la redacción de la ley mosaica, en el libro del Levítico, 18, 22, en el que se incluye como objeto de condena a muerte, entre otras desviaciones sexuales, las relaciones homosexuales entre hombres: “No te echarás con varón como con mujer, es abominación”.
    Y continúa: “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos ha de ser muertos; sobre ellos será su sangre”.

    En el Nuevo Testamento:

    Se suele afirmar que Jesús no hace referencias expresas a la homosexualidad, pero tal aseveración es rotundamente falsa.
    En primer lugar, es menester subrayar que con Jesús la ley mosaica no es derogada, sino complementada, lo cual implica que viene a perfeccionar la Ley de Moisés, sin derogar los presupuestos de hecho sobre los que se sustenta y condena.
    Y, así dice textualmente en Mateo 5, 17-18: “No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas; no he venido a abolirla, sino a perfeccionarla. Porque en verdad os digo que, mientras no pasen el cielo y la tierra, ni una jota, ni una tilde pasará de la ley hasta que todo se cumpla”.
    Y, además, en confirmación de la plena vigencia de la ley mosaica, aunque interpretada a la luz de la Buena Nueva, Jesús recurre a ciertos pasajes bíblicos para remarcar, no sólo su vigencia, sino también su interpretación:
    Mateo 19, 4: “…¿No habéis leído que el Creador desde el principio los hizo macho y hembra, y que dijo: Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne?…” (También: Marcos 10, 6-8)
    O dicho de otro modo: En los planes divinos sólo cabe la cohabitación entre un hombre y una mujer, y siempre dentro de los cauces y a los fines previstos por el Altísimo.
    Pero incluso también puede verse una condena expresa por parte de Jesús cuando al referirse, en un discurso escatológico, a su segunda venida dice, textualmente, lo siguiente: “Como en los tiempos de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días que precedieron al diluvio, comían y bebían, se casaban ellos y ellas, hasta el día en que entró Noé en el Arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio…” (Mateo, 24,38; Lucas, 17, 26-27)
    No olvidemos que el diluvio universal fue un castigo de Dios por las depravaciones de la Humanidad, entre las que se incluían crímenes, robos y actos contra natura.
    San Pablo continúa hablando sobre el tema en varias de sus epístolas.
    En Romanos 1, 18-32, San Pablo nos presenta un cuadro ciertamente detallado de la condición pecaminosa de la sociedad romana y, entre otros vicios y pecados abominables ante Dios, hace expresa referencia a la práctica de homosexualidad masculina y femenina.
    Y reitera entre la retahíla de pecados contrarios a Dios, en 1 Corintios 6, 9-11, así como en Gálatas 5, 19-21 y Efesios 5, 3-5, que tales prácticas son abominables ante Dios.
    Pero, y esto es importante subrayarlo, en ningún caso excluye al homosexual del proyecto de salvación, pues, concretamente en 1 Corintios 6, 11, dice textualmente: “Y esto erais algunos; más ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de Dios”.
    ¿Qué podemos extraer, entonces, como conclusión?: Que la sexualidad es algo consustancial con la naturaleza humana y que, en función de su uso, conforme o no con el plan divino, puede ayudar a la humanización o, por el contrario, contribuir a la deshumanización del hombre.
    La redención cristiana es integral, pero exige que el pecado, tanto físico como espiritual, sea arrancado de nuestra condición pecaminosa o, si se prefiere, de nuestro comportamiento contrario a la ley divina.
    La condición homosexual en sí no obsta la salvación (dice San Pablo en 1 Corintios, 6, 11: “..algunos de vosotros erais homosexuales”), pero ésta está siempre condicionada al cumplimiento de la voluntad divina; es decir: aceptar y ser fiel a la Palabra de Dios.

  17. Saludos Francisco, muchas gracias por su contribución a dicha cuestión. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s