La degradación de la dignidad humana y el darwinismo

Publicado: 24 enero, 2011 en Pensamiento

Son muchas las personas que saltan veloces a la yugular cuando alguien encuentra una inusitada relación entre los programas favorables a la experimentación con embriones humanos y la eutanasia del Gobierno democrático de España y los llevados a cabo en la Alemania nazi. Sin embargo, esas personas parecen olvidar que semejante relación hunde sus raíces en una misma cosmovisión de corte darwinista cuya idea, resumida en cuatro palabras, es la supervivencia del más apto, es decir, la dignidad de la persona no es inherente a todos los seres humanos, sino que la importancia del hombre viene determinada según aspectos de carácter materialista y funcional.

Del discurso del gobierno de España se desprende que la dignidad de la persona es un atributo relativo, en consecuencia, se puede valorar si la vida de determinadas personas vale la pena ser vivida. En la Alemania nazi se abogaba por el infanticidio de los nonatos con discapacidades (R. Weikart, From Darwin to Hitler: Evolutionary Ethics, Eugenics, and Racism in Germany, Nueva York, 2004), en España se exhorta a abortar a los nonatos con síndrome de Down hasta el extremo de que sólo nace uno de cada diez niños con este trastorno genético. En ambas concepciones antropológicas se encuentra, como ya hemos señalado, los principios del darwinismo, según el cual el ser humano y la cultura evolucionan mediante la selección natural (M. Hawkins, Social Darwinism in European and American ThoughT 1860-1945: Nature as Model and Nature as Threat. Cambridge, 1997).  

La única diferencia entre la Alemania nazi y la actual situación en España estriba en que la primera era un régimen totalitario, pero obviando esta diferencia, en ambas se comparten muchas ideas filosóficas que atentan contra la dignidad de la persona. Es evidente que tales ideas no se manifiestan en la actualidad de manera tan simple, sino bajo una capa de brillante sutileza doctrinaria y maquillaje propagandístico, sin embargo existe la misma “avidez irracional por el asesinato” (M. Burleigh, The nazi analogy and contemporary debates on euthanasia. Ethics and Extermination: Reflections on Nazi Genocide. Cambridge, 1997). Desde luego, repito, es comprensible que alguien salte a la yugular cuando se establece una analogía entre la barbarie del régimen nazi y la actual coyuntura en determinados países de Europa. De seguro que no existe ningún nazi entre nosotros, sin embargo tampoco eran muy diferentes esos diablos que contemplaban la eutanasia y el aborto y consideraban preferible que una persona con síndrome de Down no llegara a nacer, por la sencilla razón de que ellos, como nosotros, no consideraban que lo que estaban haciendo estuviera mal.      

Esta ética darwinista es, de por sí, anticristiana ya que busca de manera expresa cambiar el sistema ético trascendente mediante la entronización de la selección natural que explicaría todas las dimensiones del ser humano, desde su pensamiento hasta su comportamiento sociopolítico. En El origen del hombre (1871) Darwin menciona que los débiles de cuerpo o de mente son eliminados rápidamente en contraste con los hombres civilizados y que en algún futuro las razas civilizadas exterminarán a las razas salvajes en todo el mundo – quizá ya no haga falta explicar quienes son estos salvajes –. Desde una misma perspectiva Edward O. Wilson considera que la moral y la dignidad del hombre surgen biológicamente y que, por tanto, son connaturalmente cambiables (The biological basis of morality, 1998), es decir, el consenso es el que dictamina los derechos individuales de las personas y en último término si se pueden permitir, por ejemplo, experimentos con seres humanos o practicar la eutanasia. Y esto es así porque no existe ningún principio ético absoluto o trascendente que proteja y garantice el respeto y la dignidad de la persona más allá de dicho consenso.

Peter Singer es quizá el autor que con mayor radicalidad exhorta a quienes practican políticas llamadas de ‘izquierdas’ utilizar enteramente los postulados del darwinismo social (A Darwinian Left: Politics, Evolution and Cooperation. Yale University Press, 2000 y Darwin for the Left. Oxford, 2002). Desde su filosofía utilitarista señala que el ser humano no tiene ningún derecho ‘trascendental’ que le sitúe por encima de los demás especies del mundo animal. En la misma línea Richard Dawkins afirma que: “La mayoría de los pensadores humanos consideran al chimpancé como una rareza malformada e irrelevante, mientras se ven a sí mismos como escalones hacia el Todopoderoso. Para un evolucionista, esto no puede ser así. No existe ninguna base objetiva para elevar a una especie por encima de otra. El chimpancé y el humano, el lagarto y el hongo, todos hemos evolucionado durante unos tres mil millones de años mediante un proceso conocido como selección natural” (Dawkins, The Selfish Gene. Oxford, 1976). Esta idea no es de una radicalidad extraña, al contrario, ocupa un lugar preeminente en el pensamiento contemporáneo porque en muchas ocasiones al rechazar la dignidad trascendental de la persona ésta se rebaja hasta el extremo de considerar que en determinados estadios el ser humano es incluso inferior a algunos animales, en especial los primates. Es a través de esta degradación humana que termina por contemplarse la experimentación con embriones o la eutanasia. La vida humana carece de sentido, de fin, la dignidad humana es arbitraria en todo momento, desde el comienzo hasta el final de la vida. No existe ninguna diferencia entre matar humanos por su condición de embriones, humanos por su condición étnica, y humanos por su edad biológica o aquellas que se considera que ya no vale la pena prolongar; y es lo mismo que lo decida la mayoría o uno mismo, pues en ambos casos se exhibe una devaluación de la vida humana.         

Anuncios
comentarios
  1. Meinster dice:

    Hola; ¿Qué tal?
    Una vez más por aquí defendiendo la evolución (como si fuese necesario, como si se tratase de una filosofía en lugar de un hecho)
    Quien justifique la eugenesia aduciendo que es lo mejor para la especie no tiene ni pajolera idea de evolución y menos de genética.
    El resultado no es otro que un cuello de botella, lo que provoca una disminución de la variabilidad genética, con lo que si se requiere una adaptación evolutiva la especie lo lleva claro. Es mucho más fácil, para la especie, adaptarse a una nueva situación cuando existen individuos totalmente distintos.
    Además de que la especie tiene mucha menor resistencia a enfermedades, amen de padecer muchas enfermedades genéticas resultantes debidas a la endogamia.

    Así que para un evolucionista, lo mejor para la supervivencia de una especie, es tener la mayor diversidad genética de individuos.

    En cuanto a que se compare a los seres humanos con animales, no provoca la pérdida de dignidad de los seres humanos. Es como decir que tú estarias a favor de torturar y matar a todo ser vivo con el que te cruces (excepto humanos) porque estos no tienen dignidad y que el humano como rey de la creación es dueño y señor de hacer lo que le plazca con otro ser vivo distinto.

    Los demás seres vivos también poseen dignidad, si bien dado que no son de nuestra especie, ni poseen nuestra inteligencia, podemos considerarlos como inferiores a los seres humanos (que no es que lo sean), pero hay que respetarlos y aunque los usemos para alimentarnos o vestirnos, no hacerles sufrir ni dañarlos innecesariamente (aunque solo sea por egoismo, pues sin ellos no sería posible nuestra existencia)

    Comparar la España actual con el nazismo y decir que ocurren cosas similares es empañar tu discurso y darle poca credibilidad.
    Si alguien lee algo interesante tuyo y se lo enseña a un conocido, este puede rebatirlo con un, “este también compara a España con el nazismo”.

    Puedes estar en desacuerdo con algo y decirlo claramente, pero exagerar, crear hombres de paja va en detrimento de tu amonestacion, puede que en tu círculo quede bien (viene a ser un equivalente a fanfarronear) pero si quieres que tu discurso cale lo mejor es ser realista.

    Así que perdona por saltarte a la yugular, pero, creo que, es por hacerte un favor.

  2. Saludos Meinster.

    No se compara sólo a los animales con las personas sino que se dice que determinadas vidas humanas son inferiores a los animales.

    Respecto a España, como en la Alemania nazi se aborta a los nonatos con síndrome de Down, se aborta como derecho y a partir de marzo se legaliza la eutanasia. Esta similitud cómo se llama.

    Gracias por comentar.

  3. Meinster dice:

    Hombre, la etunasia es para aquel que no quiera seguir viviendo (además de estar deshauciado) en la Alemania nazi era para los judios por ser judios (y gitanos y homosexuales y…), sin estar deshauciados y aunque la inmensa mayoría quisiera seguir viviendo.

    No hay que olvidar que la vida es un derecho, no un deber, si uno está deshauciado, es decir va a morir irremediablemente en breve, lo único que le espera es un gran sufrimiento y esa persona quiere poder dejar de vivir y sufrir ya, me parece cruel obligarle a seguir viviendo porque sí.

    Yo creo que la eutanasia es a lo último que se debe recurrir, pero llegado el caso, desearía que si quiero morir se me concediese la gracia, y si me obligasen a seguir viviendo por causas en las que no creo, no me haría la más mínima gracia.
    La eutanasia se aplica al que la solicita, no se aplica indiscriminadamente.

  4. Saludos Meinster.

    “es para aquel que no quiera seguir viviendo”. Pues eso no es así, o mejor dicho no sólo es así como ya se ha demostrado en muchos de los países donde la eutanasia es algo más que “muerte digna” pues abre la puerta a eliminar al que estorba o es una carga inútil. Basta que sigas la prensa internacional y sus respectivos ejemplos. Y es que Meinster una vez permites la muerte del feto, el ciclo no se cerrará nunca más. El consensualismo ético es lo que tiene.

    Meinster. Abre los ojos. La eutanasia no es para el que va a morir “irremediablemente en breve”, para estos casos evitar la agonía ya está garantizada por la sanidad española. La eutanasia, apreciado comentarista, es permitir la muerte a aquellas personas que no quieren seguir viviendo porque no quieren enfrentarse al dolor y superarlo y que no van a morir “irremediablemente en breve”. Espero empieces a entender qué es eutanasia.

    Por otro lado olvidas el hecho central de que en la eutanasia un ser humano da muerte a otro, consciente y deliberadamente, por muy presuntamente nobles o altruistas que aparezcan las motivaciones que lo animen a ejecutar tal acción y por poco llamativos que sean los medios que utilice para realizarla. ¿Cierto? La eutanasia no es una forma de Medicina, sino una forma de homicidio; y si la practica un médico, éste estará negando la Medicina. Porque la razón de ser de la Medicina es la curación del enfermo en cualquier fase de su dolencia, la mitigación de sus dolores, y la ayuda a sobrellevar el trance supremo de la muerte cuando la curación no es posible. La eutanasia, por el contrario, no sólo es la renuncia a esa razón de ser, sino que consiste en la deliberada decisión de practicar justamente lo opuesto a la Medicina, ya que es dar muerte a otro, aunque sea en virtud de una presunta compasión.

    “No se aplica indiscriminadamente”. Pues las hemerotecas no dicen lo mismo en los países en que es legal. Cuando digo países me refiero en aquellos en que impera la democracia, ya no hablo de países como China, donde se purga a minusválidos, ancianos y mendigos sin problema alguno.

    Por cierto, dices que la vida es un derecho. ¿Es un derecho de toda persona independientemente de su desarrollo?

    Gracias por comentar.

  5. xdsl2000 dice:

    ” …Puede que en tu círculo quede bien… ” , exceso paradójico de suficiencia y paternalismo como guinda obvia.

  6. Meinster dice:

    hola xdsl2000, te echaba de menos, eso en realidad lo puse en homenaje a una respuesta tuya, me alegro que lo hayas notado.

    En cuanto al aborto tengo mis más y mis menos. Desde luego no me gusta, es un punto al que no se debería llegar. Desde luego se deberían usar los métodos anticonceptivos antes de llegar a ese punto y si la embarazada no quiere el bebé mejor darlo en adopción. Aunque también se debería comentar si a un mundo ya superpoblado se debería dar a una persona más, en este caso no querida, lo que en definitiva no hace ningún bien a la especie.

    Pero la cuestión es que se llega y se llega esté regulado o no, y en el caso de que sea ilegal también la embarazada corre un gran riesgo. Por tanto me parece bien que se regule, se impongan una serie de medidas, ya sea dar asistencia psicológica a la mujer para que sepa lo que va a hacer ya sea dar un plazo para la realización del aborto. Aunque no me gusta, me temo que es un mal necesario.

    Un interesante documento:
    http://bvs.sld.cu/revistas/enf/vol22_3_06/enf08306.html

    y uno para quitarle hierro al asunto, más relacionado con la evolución, de un anuncio que ví hace muchos años y que hace tiempo andaba buscando:

    Lo de la eutanasia si que estoy a favor, decir que no a ella por miedo a que maten indiscriminadamente me parece un tanto absurdo, no conozco esos datos, pero en todo caso eso no eutanasia, es asesinato. Es como decir que no a los cuchillos por temor a ser asesinados con ellos. Simplemente que se regule, que las personas firmen un documento sobre si llegado el caso quieren o no recurrir a ella, etc.

    Supongo que en el caso de depender de una máquina para vivir y pedir ser desconectado si estarás conforme que se realice. Pues la persona carece de vida propia.

    Un saludo.

  7. Saludos Meinster.

    Respecto a la eutanasia te recomiendo ese texto: http://www.unav.es/cdb/ceeseutanasia100.html

  8. Meinster dice:

    Vaya pedazo texto que recomiendas, muy interesante desde luego, pero posee aspectos que no comparto, por ejemplo el mistifismo del dolor, el dolor es el resorte natural de nuestro cuerpo para indicarnos que algo no va bien y que hay que evitar ese algo que causa el dolor. Por ello es tan grave esa tara con la que nacen algunas personas que no padecen dolor, eso las obliga a andar con sumo cuidado y vigilar constantemente que no se produjesen alguna lesión que no sientan.
    Así que el sufrimiento es útil para indicarnos que nuestro cuerpo no se encuentra bien, a partir de aquí sufrir por nada es lo más inútil que puede existir.

    Sigo opinando que toda persona es dueña de su vida para hacer con ella lo que quiera (dentro de lo legal, se entiende) y si un momento dado quiere prescindir del derecho a la vida es muy digna de hacerlo (claro, que con matices, siempre y cuando no sea por una simple depresión y si por una grave enfermedad que no tiene cura y solo vivirá para sufrir, aún así sólo se debe aplicar la eutanasia si la persona realmente la desea, y después de consultar con especialistas, médicos, psicólogos,…)

  9. Saludos Meinster.

    “sufrir por nada es lo más inútil…”. Qué consideraciones incluyes en ‘nada’. Evidentemente partes del supuesto de que la existencia no tiene sentido, de lo contrario carece de significado el “nada”. Aunque quizá consideras otro aspecto que he obviado. Ya me dirás.

  10. Meinster dice:

    Me refería al dolor más allá de ser fuente de información de que el cuerpo tiene un problema. No se si me explico.
    Que vivir para solamente sufrir no es vivir. La calidad de vida es importante.
    Con esto no digo que alguien que sufra y siga queriendo vivir halla que quitarle de en medio, desde luego que no, pero si alguien, está cansado de vivir y en lo que le queda de vida solo le espera sufrimiento, se le ayude a morir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s