Con la futura Ley sobre Cuidados Paliativos y Muerte Digna el gobierno de España pretende convertir el suicidio en un servicio que debe prestar la sociedad

Publicado: 23 enero, 2011 en Eutanasia

La próxima prioridad del gobierno llegará en marzo con la aprobación de la Ley sobre Cuidados Paliativos y Muerte Digna, para permitir que las personas desahuciadas clínicamente puedan morir “si dolor y con dignidad”, como señaló el portavoz del gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, a finales de año. En esas mismas fechas el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín explicaba a ‘La Razón’ que “la profesión no es favorable, ni mucho menos, a la eutanasia”, que es lo que realmente pretende regular el gobierno.

 

No es extraño que el ejecutivo socialista pretenda regular la eutanasia cuando defiende el derecho al aborto y la investigación con embriones humanos. Así, en pocas semanas el gobierno volverá a hacer uso de su pseudo lenguaje para convertir la eutanasia en el ‘derecho a morir dignamente’. Pero no nos engañemos, como bien dice el presidente de la OMC la muerte digna ya está perfectamente regulada y todo español tiene por fortuna el derecho a morir con dignidad, que es un requisito ético. Lo que pretende Zapatero es una falsa solución al drama del sufrimiento porque para morir con dignidad no son suficientes las condiciones sociales, sino que, fundamentalmente, es un ejercicio que incumbe a la misma persona: morir con dignidad depende de cómo se aborde la cuestión de la muerte durante la vida. El hombre es el único ser vivo que es consciente de su mortalidad y el único que puede reflexionar sobre ella. El morir es una dimensión de la vida que influye en el desarrollo de ésta, porque quien no recluye su propia muerte, que acontecerá en algún momento de su horizonte existencial, tiene otra actitud ante la vida bien distinta del que la obvia.

 

En marzo España regulará la eutanasia, sin más, como un derecho, pero un derecho que no dignifica a la persona. Como dijo Benedicto XVI en el rezo del Ángelus del 1 de febrero de 2009 “la verdadera respuesta no puede ser dar la muerte” sino “testimoniar el amor que ayuda a afrontar el dolor y la agonía de manera humana”. En España la sanidad no deja que la gente sufra en su agonía, por tanto la próxima regulación del Gobierno es un atentado contra la dignidad y el sentido último de la persona en una clara invitación a dar por finiquitada la vida ante la presencia de un problema, la enfermedad, que no tiene sentido superar según la cosmovisión nihilista. Pero lo peor de todo es que, con esta futura ley el suicidio se convierte en un servicio que debe prestar la sociedad.

 

Notas relacionadas:

Morir con dignidad, de Huns Küng.  

¿Muerte digna, suicidio u homicidio?

Una mujer tetrapléjica recibe la Legión de Honor por su defensa de la vida.

¿Tiene la vida algún valor?

¿Actuó correctamente la policía al salvar la vida de un joven ‘bonzo’?

Anuncios
comentarios
  1. xdsl2000 dice:

    Eutanasia, curioso sinónimo de lo que no es más que el tiro de gracia, cual caballo roto, no entiendo donde puede ver nadie dignidad en ello.

  2. Saludos, Xdsl2000. Quizá quien no la contempla. Gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s