Por qué Sistach no se manifiesta respecto al cierre de la capilla de la Universidad de Barcelona

Publicado: 18 enero, 2011 en Iglesia, Religión

Sin ánimo de juzgar y con el presentimiento de que es muy posible que me equivoque me sorprende que el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, no sea coherente con sus palabras. En la homilía que pronunció el 20 de enero de 2008 en Roma con motivo de la toma de posesión de la Iglesia de San Sebastián de las Catacumbas pidió a los creyentes mostrar públicamente sus creencias: “En medio del creciente ambiente de nuestra sociedad marcada por el positivismo, el relativismo, la indiferencia religiosa y el bloqueo a la trascendencia, los cristianos de convicción y de formación hemos de mantener los valores y los criterios del evangelio”. Sin embargo, tras el reciente cierre de la capilla de la facultad de Económicas de la Universidad de Barcelona el purpurado no ha reaccionado en defensa de la libertad de religión y del derecho de los estudiantes y profesores católicos de poder ejercer su convicción de cristianos.

Ese 20 de enero de 2008 el arzobispo de Barcelona se preguntaba: “¿Por qué esta situación tan poco martirial?”. Ahora, desde la humildad y el desconocimiento de si realmente ha hecho un manifiesto, le remito a su persona la misma pregunta. Los fieles agradecerían, al menos, un comunicado de su pastor respecto de los acontecimientos que han conducido al cierre de la capilla de la UB. De lo contrario, con que rigor y honestidad puede decir en sus homilías que los cristianos hemos de mantener los valores y los criterios del evangelio, si ante un ataque clamoroso contra la dignidad de las personas y contra la libertad de religión su único gesto es el silencio público. Desde luego si no se ha pronunciado ya no podemos esperar que el arzobispo que no quiere que se celebre la Santa Misa en el templo de la Sagrada Familia mueva un solo dedo.

Somos testigos de Jesucristo y hemos de dar testimonio con nuestra propia vida cristiana y con el anuncio explícito del Evangelio del Señor” dijo hace tres años el arzobispo añadiendo que “nuestra opción cristiana por el Señor ha de incidir en nuestra vida cotidiana, en nuestras actitudes y decisiones”. Repito, no quiero juzgar pero el ejemplo que da el arzobispo de Barcelona es muy evidente y no es muy fiel a sus palabras: “con esta separación, la fe queda recluida en la conciencia, en la privacidad, y la vida pública se vacía de símbolos y de resortes espirituales, auténticos generadores de calidad moral y de humanización”.

Anuncios
comentarios
  1. Sistach forma parte del entramado nazionalista que rige Cataluña.
    No se puede poner una vela aDios y otra al diablo, por que al final, tienes que elegir.
    Y Sistach lo ha hecho.
    Ha traicionado su fe, su cargo, a sus fieles y se ha arrojado en brazos de los que no hace mucho quemaban iglesias con el clero dentro.
    Ni así aprenden la lección.

  2. Saludos Natalia. No me atrevería a decir tanto, al menos no respecto del nacionalismo, pero si suscribo la idea de que una persona no puede tomar posición ante dos posturas diamtralmente opuestas. Muchas gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s