La escuela de la ignorancia

Publicado: 1 enero, 2011 en Cultura, Educación

Es suficiente con repasar los informes de las últimas décadas para descubrir que la escuela ha pasado de ser la transmisora de la cultura y la formadora del espíritu crítico de los hombres a convertirse en un semillero de analfabetos funcionales. La posibilidad de que todos los hombres reciban una misma educación lejos de introducir la cultura en todos los estratos sociales ha servido para propagar la ignorancia. Hace unos días detectamos que incluso a los políticos les resulta difícil manejar el lenguaje con rigor así como comprender textos escritos de cierta complejidad.

 

Por qué los españoles padecemos un sistema educativo deficiente e inoperante que nos sitúa en la cola de Europa. Hay mentes pensantes que interpretan que el sistema socioeconómico occidental no necesita absorber una hiperbólica masa de hombres y mujeres bien formados técnica e intelectualmente, por lo que es estúpido generar competencia para puestos exclusivos muy limitados. De este modo es necesario establecer un sistema educativo de baja calidad que contribuya al equilibrio del sistema generando por azar el número necesario de cabezas excelentes y que, al mismo tiempo, relegue a la mayoría a la ignorancia. Sin duda esta es una teoría conspiratoria, a la que se apuntan intelectuales como Jean-Claude Michéa (La escuela de la ignorancia), pero no deja de presentar elementos que pueden comprobarse empíricamente.     

 

Puede que La escuela de la ignorancia no sea más que pura conspiración, pero no es menos cierto que cada vez nos encontramos con más personas incapaces de desarrollar una inteligencia crítica y que, en consecuencia, son fáciles de captar mediante explicaciones simplistas de la realidad. Por tanto, por qué no pensar que determinadas oligarquías y gobiernos desean encarecidamente una sociedad de ignorantes para controlar con mayor facilidad. Ciertamente, la economía no necesita intelectuales, sino consumidores que, al mismo tiempo, no intenten modificar el sistema. Si se quiere mantener el actual estado es indispensable cultivar mentes que padezcan hambruna. La época de los señores y de los vasallos no ha expirado, quizá se ha vuelto más sutil. Esclavos todavía los hay y son aquellos que no gozan de juicio crítico. Desde luego, en la escuela no se transmite cultura se manipula más bien negándose la capacidad de pensar por uno mismo: cuantas menos cabezas pensantes existan menos libres serán los hombres y más fáciles serán de dirigir.  

 

Como decía, el sistema económico sólo requiere de un reducido número de mentes excelentes para constituir la élite en el campo filosófico-científico, técnico y político. Los demás, la inmensa mayoría, deben ser cultivados en la ignorancia y conducidos hacia un saber estrictamente práctico y desechable. Es en este sentido donde entra en juego en España la Educación para la Ciudadanía, una especie de organización de ‘expertos’ en educación cuya misión no es otra que garantizar el pupilaje de los ciudadanos respecto del sistema. Así, la escuela pública se convierte poco a poco en una especie de guardería donde se ofrecen los conocimientos indispensables para que el hombre pueda vivir pero no los suficientes para que las personas obvien su dependencia y subordinación al Estado.   

comentarios
  1. Muchas gracias por el post y por dar a conocer este libro y este autor. Intentaré conseguirlo y leerlo. Es un tema que me interesa mucho. No creo que sea azarosa la baja calidad de nuestros sistemas educativos, así como la degradación de los medios de comunicación (¿un Canal 24h de Gran Hermano?). Que la gente no piense está entre los más fuertes propósitos de las nuevas tiranías (siempre a merced del afán de dinero) y, a la vez, que los gobernantes y comunicadores sean tan flacos intelectualmente (Zapatero, Montilla) es un botón de muestra de cómo están las cabezas de aquellos que los votan.
    Un saludo y que este 2011 sigas trabajando tan bien como hasta ahora.

  2. Saludos Álvaro, te recomiendo la lectura pues aporta una serie de puntos que vale la pena reflexionar sobre ellos y que incide en lo que apuntas. Qué daño produce ver que Gran Hermano ocupa el lugar de CNN+, pero bien pensado es el efecto de éste último: primero la teoría y luegola práctica. Muchas gracias.

  3. Maite dice:

    Muchas gracias por esta entrada, buscaré el libro. Un abrazo.

  4. Saludos Maite, espero te resulte interesante. Gracias por comentar.

  5. Meinster dice:

    Gran entrada con la que estoy totalmente de acuerdo.
    Si bien no creo que se deba a un proceso estudiado para provoducir población inculta fácil de controlar y gobernar. Más bien creo que es torpeza y no saber hacer bien las cosas. La televisión es ansias de dinero, dinero y dinero. Cosas como GH 24h son muy baratas y siempre hay quien las mire (no entiendo el porque, pero los hay)

  6. Saludos Meinster, imagino que será todo un poco, pero será interesante descubrir el índice de audiencia del nuevo canal de GH 24 horas, cuando aparezca podremos sacar interesantes conclusiones.

  7. Meinster dice:

    Pues por el momento parece, por desgracia,. que es similar al que tenía CNN+.
    Pero abrá que esperar a ver como evoluciona, ver un. aburrido, programa de GH en el que te ponen los mejores momentos de la semana creo que es bien distinto a ver todo en directo, la mayoría momentos no ya malos si no peores, basicamente ver a alguien tirado en un sofa o una cama… es como ver crecer la hierba y luego esos mismos se quejan del cine europeo o asiático que es lento…

  8. […] Jordi Llovet acaba publicar Adéu a la Universitat. L’eclipsi de les Humanitats, ensayo en el que denuncia la banalización de esta insigne institución, en especial la denigración y decadencia que padece la facultad de Humanidades. La Universidad ha dejado de ser la transmisora de la cultura y la formadora del espíritu crítico de los hombres para convertirse en un semillero de analfabetos funcionales. La posibilidad de que todos los hombres reciban una misma educación lejos de introducir la cultura en todos los estratos sociales ha servido para propagar la ignorancia. […]

  9. […] institucionalizada en el sistema educativo español desde hace veinte años (Jean-Claude Michéa, La escuela de la ignorancia), de manera que uno, que nace para la verdad (Aristóteles, Metafísica) se harta de respirar la […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s