Cuando la aberración no se distingue radicalmente de la verdad

Publicado: 27 diciembre, 2010 en Pensamiento

Este pasado domingo Benedicto XVI ha exhortado a las familias a no desanimarse y a dedicarse al servicio de la vida y de la educación porque los niños necesitan de un padre y de una madre. También ayer el arzobispo de Valencia, monseñor Osoro, llamó a la familia a perseverar en tierra extraña por los modelos que se quieren implantar, modelos que han criticado al Papa por señalar que los hijos necesitan de un papá y de una mamá. Si el hombre es un ser social, un zoon politikón como dice el Estagirita, la familia es una parte esencial de la persona humana. No obstante, apreciamos que se realizan políticas llamadas sociales que lo único que hacen es destruir a la persona y a la sociedad como el hecho de equiparar la unión entre dos personas del mismo sexo y ofrecerles la posibilidad de ‘imitar’ el modelo familiar fundado a partir de la unión de un hombre y una mujer.

 

La existencia de otros supuestos modelos de familia es una realidad egoísta e insolidaria en cuanto que la primera estructura social es la familia, fruto del amor conyugal entre un hombre y una mujer. En este sentido, olvidar y no respetar la familia como hace el relativismo moral supone la destrucción de la misma sociedad. De nuevo nos encontramos ante la cuestión de la verdad y ante la actitud de una parte de la sociedad que no considera o rechaza la existencia de la Verdad. En estos días de Navidad apreciamos a la gente celebrando una fiesta a la que han vaciado de contenido hasta el extremo de dar la espalda a la Verdad revelada con toda la fragilidad humana y con toda la majestuosidad divina: Jesús. Otra vez el relativismo.

 

Uno de los libros que nunca abandonan mi mesa de estudio es el Vía Crucis de San Josemaría Escrivá. El mismo relato de la Pasión, al margen del cumplimiento de la Escritura, se construye a partir del relativismo. Pilatos pregunta a Cristo qué es la verdad y Éste calla dando a entender al romano que se encuentra ante ella, pero la intención del procurador de Judea es otra: justificarse de la no existencia de una verdad, de la Verdad, que ilumina pero a la vez responsabiliza a quien la encuentra. Ciertamente, la verdad compromete, de ahí que algunos políticos movidos por particulares intereses actúen como Pilatos y rechacen la Verdad por su verdad. Hoy la familia no está en la moda que proponen determinados sectores sociopolíticos, pero todo sociólogo entiende que las familias con un hijo único, o con pocos hijos, terminan por extinguirse y con ello la sociedad porque la moda es artificial pero la biología no.   

 

Vivimos inmersos en la dictadura del relativismo, que niega la verdad e impide a quienes la amamos propagarla. La verdad compromete, como decía y no hay nada más incómodo para muchos que el deber de la responsabilidad. De ahí que se erradique la religión, los valores… y la familia. El relativismo es el triunfo de la cerrazón contra la razón misma; el de la opinión contra la certeza, en definitiva se condena la existencia de la verdad universal en beneficio de una verdad particular y, en consecuencia, intolerante y fanática. Algunos hombres aceptan la falacia que afirma que el hombre es una pasión inútil y se oponen a que el amor por el saber conduzca al encuentro de la verdad por la sencilla razón que ésta ya no existe para ellos. Así, anulada la trascendencia del ser humano éste no es más que un Robinson Crusoe perdido, aislado, desubicado en la realidad. Todo es posible porque nada es fundamental: la aberración ya no se distingue radicalmente de la verdad excepto por nuestro parecer, un parecer que muchas veces exhibe un nivel intelectual exiguo y un sentido moral hemipléjico.     

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s