La Navidad con el corazón y la razón puesta en Jesús

Publicado: 21 diciembre, 2010 en Pensamiento, Religión

La Navidad no pasa indiferente a nadie. Incluso para las personas no creyentes es un período en el que resplandece el mensaje espiritual del amor, la paz y la esperanza. Sin embargo, la Navidad en sí es vivenciada de formas muy diversas hasta el extremo de que se adultera y obvia su sentido esencial, que no es otro que el nacimiento de Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, centro y culmen de la historia de la salvación de la humanidad.  

 La falsificación en la que ha caído la Navidad es consecuencia directa de la pérdida de sentido y conocimiento propio del hombre. Si en muchos hogares la Navidad ha dejado de ser ella misma es porque nosotros mismos hemos abandonado el fundamento que nos erige. No es que Europa sea cristiana, sino que Europa nace, vive y se desarrolla dentro de la cultura cristiana. Sí, es evidente que en los cimientos se halla la ineludible aportación, entre otras tantas, de la cultura grecorromana, pero Europa no se entiende sin el cristianismo, hasta el punto de que Europa dejaría de ser ella misma para convertirse en otra realidad. Que Europa es cristiana no es una desmesurada afirmación, sino una rotunda demostración empírica. Europa y el cristianismo están tan estrechamente relacionados que el hombre europeo no puede entenderse ni entender la sociedad en la que convive sin el cristianismo. No se puede pasear por las calles, perderse en las plazas, en los museos, en las instituciones públicas o consumir cultura sin esa esencial y continua presencia de la cristiandad.

 La cosmovisión del hombre europeo, así como sus principios y valores se forjan en y desde el cristianismo, incluso las falsas cosmovisiones que atentan contra él. El ser humano se conoce, conoce el mundo y alcanza su sentido mediante el cristianismo. El misterio del hombre se revela lo suficiente en cuanto Dios se hace carne, en cuanto Cristo demuestra al hombre quién es el hombre. A partir de aquí sólo es necesario la fe y  el amor a la verdad – o conocimiento –. Un poco de filosofía y otro poco de ciencia conducen al ateísmo; mucha filosofía y mucha ciencia conducen a Dios: como he dicho muchas veces, Dios está al principio de la reflexión de un creyente y al final de las investigaciones de un científico. La fe cristiana no es mito, no es irracionalidad, sino que es una fe que quiere comprender y que porque comprende cree (credo ut intelligam, intellego ut credam). El cristianismo no es una construcción humana, un edificio hegeliano sin ventanas, sino el fundamento que otorga el sentido del mundo donde vive el hombre y el sentido del hombre para trascender con todas sus intrínsecas posibilidades. Cuando el hombre dice no a este fundamento queda desamparado y cae presa de ese acto de profunda irracionalidad que conduce a la barbarie, que lejos de demostrar la no existencia de Dios, muestra las trágicas consecuencias del hombre – incluso del hombre supuestamente creyente (casos de pedofilia en sacerdotes) – que decide revelarse contra Dios y se abre al mundo de la transvaloración de los valores.  

 La Navidad no es volver a casa cuando cae la nieve ni cuando sobre la mesa se disponen los turrones y el cava, no es sólo la radiante felicidad de estar con los seres queridos, sino que es la esperanza que abre ese niño que nacido en Belén nos revela que Él es el Camino, la Verdad y la Vida y que quien le siga gozará de vida eterna. Ahí está, como demostración empírica, la mayor si cabe, de la revelación de la Verdad y del sentido. Cristo no es un falso profeta como muchos – Dawkins, Hawking – tantos que en la actualidad nos indican hacia dónde puede estar la verdad, sino que Él nos enseña, nos muestra y demuestra que Él es la verdad. Desde luego, hay muchos que piden y exigen por necesidad pruebas y demostraciones, pero Cristo mismo, que revela al hombre quién es el hombre, también tuvo su duda antes de su Pasión en el Huerto de los Olivos, una duda que incluso llega a reprender al Padre en el mismo Gólgota ya clavado y magullado en la Cruz. La Navidad, apreciados amigos, es el nacimiento de la Verdad en sí que resplandece en los ojos del hombre y se convierte en esperanza cuando ese niño llamado Jesús resucita tras su pasión y muerte abriéndonos el camino del Reino de Dios.               

Anuncios
comentarios
  1. Meinster dice:

    Te doy la razón en que mucha gente no sabe que celebra en Navidad, como decía Bart Simpson “se celebra el día del nacimiento de Santa Claus”. Estas fiestas no son otra cosa que fiestas comerciales, parece que lo único que importa son los regalos y las comilonas.

    Pero también has de considerar que los cristianos escogieron esa fecha porque los romanos ya tenían sus celebraciones ese día, que si El día del sol invicto, que si las Saturnales o incluso el nacimiento de Mitra, por lo que facilitó la conversión al respetar las fechas de las fiestas, aunque se cambiase el motivo de la celebración.

    Y estas fiestas eran todavía celebraciones más antiguas, provenientes del solsticio de invierno, tan celebrado por todos los pueblos agricultores, el comienzo del alargamiento de los días.

    Quizás debido a eso, es una de las fiestas religiosas que más fácil se ha convertido en otra cosa (porque en su origen era otra cosa)

    En otro orden de cosas, un profeta es un intermediario entre Dios (o dioses) y la humanidad, un falso profeta sería alguien que dijese estar en contacto con Dios sin estarlo realmente. Por lo que no veo que Dawkins o Hawking sean falsos profetas, ya que no afirman estar en contacto con ninguna divinidad. Se calificarían mejor de divulgadores, puedes decir divulgadores de falsas verdades, si eso te parece que es lo que hacen, pero falsos profetas no, desde luego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s