¿Y ahora qué?

Publicado: 30 noviembre, 2010 en Pensamiento

“¿Y ahora qué?”. Cuántas veces habremos lanzado al aire esta pregunta esperando una respuesta que nos guié, que nos indique un nuevo camino a seguir. Muchas personas, especialmente los jóvenes, muestran una fría incapacidad para entusiasmarse por aquello que denominamos oficio o vocación. Experimentan la imposibilidad de entregarse de manera definitiva y para siempre, de encontrar un por qué para fundamentar y organizar su existencia a partir de esa llamada, de ese cometido.

 

Muchas personas vivimos instaladas en el hastío escéptico que convierte el momento en una angustia que debe eliminarse mediante la experimentación de alguna vivencia nueva. De ahí el “¿y ahora qué?” propio de una existencia que vista en profundidad no es más que un conjunto de pequeños episodios sin continuidad; de una subsistencia que deja de atender a la vida y su sentido unitario para alimentarse de la superficialidad de los sentimientos y de las emociones que se hallan en las actividades de corta duración. El escepticismo es la enfermedad del alma que provoca que dejemos de entender la vida como un fin a resolver y como una tarea cuyo resultado es nuestra propia humanización.  

 

Quien no contempla la vida y su correspondiente propósito o fin experimenta la vacía existencia como un presente con infinitos momentos. Desaparece así la responsabilidad, el deber y el sacrificio por dotar de contenido la propia vida personal, de ahí que muchas personas caigan en la baja autoestima y en el desinterés cuando el presente carece de motivo o en el exceso de euforia cuando se hallan en la cúspide de su nueva pero pasajera novedad. Este desinterés se traduce por el rechazo a buscar la verdad y, con ello, el amor por el conocimiento porque sencillamente este busca la verdad y el sentido de una existencia que hay que humanizar. Quien no busca la verdad se sumerge en la superficialidad del ‘yo’ que sólo busca ese vacuo ‘sentirse bien’, ese ‘no aburrirse’. Así regresa el “¿y ahora qué?” cuya perfecta expresión es el encuentro con los amigos en un plazoleta con el único objeto de pillar una cogorza. Todos hemos sido jóvenes, todos hemos degustado unas cervezas junto a los colegas, pero nunca para emborracharnos deliberadamente por la sencilla razón que beber no es un fin si no un medio o excusa.

 

Una vida sin fin, sin objeto, es una vida vacía, aburrida, decepcionante. La vida nace como un misterio que nos exhorta a buscar la verdad, a aprender; este es el fin de la ciencia y de la filosofía, extraer el quid de la vida.

Anuncios
comentarios
  1. Pedro dice:

    Resulta curioso (y triste) ver cómo a medida que ha ido avanzando el escepticismo y el relativismo hemos entrado en el pesimismo y en la desesperanza. Para mi el ejemplo más sangrante es el del aborto, un niño no-nacido es el reflejo más puro de la esperanza y lo matamos voluntariamente. ¡Cuánto sufrimiento provoca la huida desesperada del sufrimiento! Peeeero, para eso estamos aquí: para ser sal, luz y fermento. Para decir al mundo que hay tres cosas importantes en la vida que no son salud, dinero y amor, si no: Fe, Amor (del bueno, del cristiano, :)) y Esperanza. Y qué grande será el día en que sólo necesitemos el Amor. Muchos ánimos

  2. Fidel dice:

    Genial.

  3. Saludos Pedro. Gracias por comentar.

  4. Saludos Fidel, gracias por el comentario.

  5. Jordi Aragonès dice:

    ¿Cuándo volveremos a ver la peli contigo Joan?

  6. Saludos Jordi. Espero que antes que tarde. Gracias por comentar.

  7. Álvaro dice:

    Hey Joan! Gran película y grandes recuerdos. Para algunos serán entre tormentosos y agradables. Nadie se puede autoengañar diciendo que es imposible acabar pensando así: ¿Y ahora qué? con semejante hastío vital.
    Para los que han conseguido levantarse, enhorabuena. Y para los que no también.
    Te recomiendo “Sobre la vida de Moisés” de Gregorio de Nisa (S.IV.dC), traducido del griego y comentado por nuestro estimado Dr. Mateo Seco.
    ¿Y ahora qué?

  8. Saludos don Álvaro, muchas gracias por comentar y por la recomendación, espero me lo puedas pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s