Dios existe y el ateo lo sabe (I)

Publicado: 16 noviembre, 2010 en Pensamiento

Dios existe y está presente en el pensamiento de los hombres. Sólo así se comprenden las interesantes respuestas recibidas en la entrada “¿El ateo puede ser un hombre moral bueno?”. Dios no es una falacia ni una superstición, sino un ser personal que sale al encuentro del hombre. Si los ateos no sólo rechazan a Dios sino que lo maldicen es, como bien dice Irich, porque humilla sentirse juzgado. Si Dios no interpelara al hombre, si no hablara a su conciencia, el ateismo no existiría y Dios no sería objeto de reflexión y rechazo.

 

Dios no es una superstición, al contrario, el pensamiento y la ciencia moderna ofrecen sobrados argumentos para pensar en Él. Ya sea de manera positiva, relacionándolo con los descubrimientos; o de manera negativa, negando su presencia en el devenir del mundo. Podemos llegar a una u otra conclusión, lo que sí es evidente es que Dios esta presente en la reflexión de quien busca la verdad.   

 

Estos días he ido recibiendo mensajes de personas que se consideran ateas. Sus argumentos, básicamente, se reducen a que Dios no es necesario y que si existe el mal Dios no puede existir. Respecto a la primera afirmación, evidentemente, nadie sabe confirmarla con rigor y claridad; respecto al mal me hablan de casos señalados, pero no me muestran su existencia concreta. Desde luego no puedo demostrar que Dios no es necesario como tampoco puedo demostrar la existencia de Dios tal y como me la piden, lo que sí puedo mostrarles es que el ateo más célebre de las últimas décadas, Antony Flew, ha abandonado el ateísmo para acercarse a Dios al sostener que la firmeza y la racionalidad de las leyes de la naturaleza, el origen del universo y la excelente organización necesaria para la vida permiten una argumentación optimista para afirmar la existencia de Dios.  

 

Hay personas que les molesta que los demás les puedan corregir, les ocurre lo mismo con Dios. En la entrada “Los cuatro jinetes del ateísmo” señalo la radicalidad con la que opera el ateísmo activo o de barricada. Si analizamos sus obras y sus palabras apreciamos de inmediato la falta de equilibrio y ponderación exigibles en toda actividad intelectual y en toda persona que quiere entrar en diálogo con el ‘otro’ que defiende una postura contraria. El ateísmo rechaza a Dios y de manera particular la moral. Esto es así porque el ateo tiene una concepción negativa de la libertad al reducirla exclusivamente a una ausencia de coacción externa, es decir, a la ‘libertad de’. Pero la libertad a la que se aferran cual hierro candente es mucho más que eso, es la autoposesión, es la “libertad para” autodestinarse a aquello que queremos como bien último.

 

El ateo desconoce la libertad fundamental, aquella que se encuentra inscrita en el hombre de manera intrínseca por el simple hecho de ser persona. El ateo obvia la infinita apertura que al ser personal le otorga su propia condición de persona, su infinita capacidad de entender, querer, y ser dueño de su obrar. El ateo olvida que no es dueño de su origen ni de su fin, fin que no es otro que la felicidad. Ciertamente, la felicidad no es objeto de nuestra elección, no podemos elegir no ser felices. El ateo no critica la moral cristiana, la ataca por la sencilla razón de que se rebela a la interpelación de Dios. Pero, ¿es posible, satisfactoria y sólida una vida atea? ¿El ser humano puede entenderse a sí mismo por él mismo? Lo que es evidente es que el hombre no se cierra a la búsqueda de la verdad sin caer en relativismos ni prejuicios para hacer más ‘humana’ la vida misma.      

Anuncios
comentarios
  1. Acron dice:

    Es verdad, me has abierto los ojos….. eres totalmente obtuso.

    Con posteos como este tan irracionales y soberbios ni vale la pena argumentar.

    Somos todos católicos?? si Opus..somos todos católicos pero de malitos lo negamos. Ya arderemos en el infierno no te preocupes.

    Ustedes viven en la irrealidad asi que sumar una irrealidad mas no te debe afectar mucho.

    Abur
    Kewois

  2. Saludos Acron. Muchas gacias por tus comentarios ad hominem hacia mi persona. Una vez esto, ¿tienes algo que aportar al tema? Gracias.

  3. Ivan Gutierrez dice:

    Hola Joan, a diferencia de Acron, yo si hice mi aporte en la entrada en la cual descalificas la capacidad humana del ateo para ser etico y en la que sostienes que el ateo no puede ser un ser moral de forma plena.

    Lo lamentable aqui es que te atreves a rebatir a aquellos que no presentan argumentos como Acron y no planteas ningun tipo de respuesta a mi comentario de la entrada anterior. Esto en si es ofensivo para cualquier interlocutor.

    En ese mismo comentario hable del dios impersonal del amor, un dios que no es persona, no es un ser mágico, al que muchos no tienen necesidad de llamar dios y lo viven plenamente. De este dios del que hablo existen numerosas pruebas en la vida diaria, la evidencia sobre el abunda y muchos anhelan vivir en esta realidad del amor a la que yo llamo Dios. Sin embargo respecto al dios al que tu adoras, el dios personal, no has presentado ninguna prueba y encima te atreves a formular su necesidad en el mundo para la acción etica.

    Y para ser mas claro el ateo, ateos los que somos frente a ese dios personal tuyo; el ateo no rechaza la moral, antes bien la reclamamos como necesaria, se necesita de manera radical una moral que preserve la dignidad del hombre y no una falsa moral como la cristiana que hunde al hombre en axiomas relativistas e incompresibles que intentan sustentarse bajo la idea del misterio o lo misterioso.

    Necesitamos una moral sustentada en la verdad y para vivir en la verdad necesitamos criterios de verdad. No hay mayor criterio de verdad que la evidencia y este es el criterio que los cristianos rechazan al acoger la imaginación y la superstición. Mientras yo puedo darte miles de pruebas de la bondad, de la existencia del amor, (tanto bondad y amor provenientes de ateos, como de hindues, agnósticos, cristianos, musulmanes) y asumo que ese amor es Dios en tanto realidad evidente, cotidiana e impersonal (que no es patrimonio esclusivo de nadie), mientras eso pasa, tu no estas dispuesto a aportar una sola prueba de la existencia de tu Dios personal. Aqui hay obviamente una deslealtad intelectual y una negación crítica y cínica de un criterio de verdad, cosa que por su puesto es unicamente problema tuyo pero que afecta cualquier posibildad de diálogo constructivo.

    No voy a pasar a hacer mas apreciaciones por ahora, pero sinceramente lamento que no hayas dedicado un solo párrafo a desmentir mis apreciaciones y a presentar argumentos serios en consecuencia.

    Saludos

  4. Saludos Iván

    Explícame esto: “Necesitamos una moral sustentada en la verdad y para vivir en la verdad necesitamos criterios de verdad. No hay mayor criterio de verdad que la evidencia y este es el criterio que los cristianos rechazan al acoger la imaginación y la superstición. Mientras yo puedo darte miles de pruebas de la bondad, de la existencia del amor”.

    Qué es la verdad (la que apuntas). Cuále son esos criterios que apuntas. Qué es la evidencia.

    Estaré satisfecho con saber la respuesta a ello.

    Gracias por comentar.

  5. Iván dice:

    No se puede negar la existencia de una realidad objetiva. La negación de esta conduce al subjetivismo y al relativismo. Las creencias son las mejores formas de ejemplo del subjetivismo y por ello mismo el relativismo es afín a multiculturalismo, que es asumir que multiples creencias contradictorias pueden convivir como si nada.

    En esta realidad objetiva, lejos del subjetivismo y de la opinión o la creencia, es donde encuentra lugar la evidencia que da paso al saber y al conocimiento del mundo.
    No tenemos como evidencia a las creencias. No se puede decir que Ra, Visnú o Yahvhé sean evidentes, pues este tipo de creencias parten de sentimientos, son meras opiniones que no pueden ser tomadas en serio. El saber fundado halla su lugar en las pruebas, para lograrlas hay que delimitar el objeto de estudio, no crearlo. Hay que tomar rigor en el estudio de las cosas que asumimos como reales, pues en eso que asumimos como real está lo que llamamos evidencia, que finalmente es lo verificable, lo observable.

    Por otra parte me causa impresión el título de la entrada “Dios existe y el ateo lo sabe”, entiendo que te refieres al dios personal cristiano, ante esto pienso que a duras penas el cristiano puede creer, pero saber es algo que solo podemos hacer cuando tenemos evidencia, datos, hechos. Por ejemplo podemos saber que la lluvia cae a estas horas sobre mi país, Colombia, basta ver las noticias para tener evidencia de ello. Hay tenemos una verdad fundada en el dato, la evidencia, no es algo que este sujeto a la opinión y frente a lo que alguien pueda decir: “No, opino que no está lloviendo” mientras las gotas de agua le caen.

    Negar la bondad, el amor y este Dios del que te hablo y que tanto te esfuerzas en negar es lo mismo. Niegas a este Dios impersonal, mientras puedes ver su amor en el mundo tangible, en un hombre que ayuda a un enfermo, en una madre que cuida de su niño. Todos estos hechos son evidencia de la bondad de la que puede ser capaz al hombre. Sin embargo el hombre también puede ser capaz, en su libertad de negar a este Dios, al dios amor (que recalco, no hay ni una sola evidencia, un solo dato, un solo hecho que nos pueda sugerir que sea un dios personal) y establecer cruzadas de odio y muerte, evangelizar con la espada llevando ideología. Como puedes ver el ser humano es capaz de negar los hechos, caer en la imaginación y asumir el delirio como certeza.

    Si no estas dispuesto a asumir los hechos, desechando la superstición, nadie te puede obligar a cambiar de opinión. Bueno, al fin y al cabo las creencias son solo eso, creencias.

  6. Saludos Iván.

    Al margen del galimatías en el que nos introduces en el primer párrafo no alcanzo a comprender cuál es esa “realidad objetiva” de la que hablas una y otra vez. Si me la explicas quizá descubra de qué “evidencia” hablas.

    No obstante creer en Dios no es subjetivo, en cuanto son muchas las personas que creen en Dios, quizás querrá decir, personal. Lo que no entiendo es el salto de subjetivismo a relativismo y multiculturalismo, de todos modos no me interesa, pero me sorprende el manejo sin sentido que haces de los términos.

    Lo que si me interesa y me tiene intrigado es saber qué es esa “evidencia” y como a partir de ella llegamos al conocimiento. De momento por lo que dices es la antesala del conocimiento y que por tanto debe ser un pre-conocimiento. Dices que no tenemos como evidencia las creencias, aquí no sé qué quieres decir, y en lo subsiguiente me pierdo, así que me disculparás por mi ignorancia.

    Respecto al ejemplo de la lluvia yo te aporto el ejemplo de la existencia.

    Superstición. Te recomiendo la apertura de un libro llamado diccionario. Una vez abierto busca dicho término y lee su significado. Una vez leído relee tu comentario. Te sorprenderás.

    Gracias por comentar.

    PD: Gracias por llamarme “sectario” en tu blog, no esperaba menos.

  7. fidel dice:

    Mamá mamá que los niños no me hacen caso, mamá, ¿mamá ?
    Cosas del New Age.

  8. Saludos Fidel, muchas gracias por comentar.

  9. Mercè Guinot dice:

    Muy buena reflexión. Suscribo cuanto dices en gran medida.

  10. Saludos Mercè, muchas gracias por comentar.

  11. Ezra Herzl dice:

    Pues en mi humilde opinión, yo sostengo que Dios como idea (no sé si como entidad) es algo moralmente bueno pues pone un cerco a nuestra vanidad, esto porque es muy fácil desplazar la idea o la sensación de omnipotencia desde Dios al ser humano, que por otra parte no es sino un ser vivo que lleva apenas unos cuantos milenios habitando esta tierra, nuestra historia es un parpadeo en la inconmensurable marcha del tiempo y quién sabe si hemos de durar tanto como para alcanzar un atisbo de verdad respecto al tema. ¿Evidencias? La única que es completamente cierta es terrible: todos hemos de morir. Y si la orta certeza es que esta vida existe, ateos ¿para qué angustiarse por algo que no existe?, creyentes ¿para qué desesperarse si la fuente de eterna esperanza ha estado, está y estará allí por siempre? Aunque nos acabemos estaremos como antes de nacer, en la más completa ignorancia, y reconocerlo humildemente es ya un gesto de sabiduría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s