¿El ateo puede ser un hombre moral bueno?

Publicado: 15 noviembre, 2010 en Pensamiento

Cada vez es más frecuente, en la muerte de los valores absolutos, la consideración de que el ateo no sólo es “buena persona”, sino que en una sociedad laica y democrática es el único individuo que puede serlo en cuanto que el creyente es presa de la intolerancia, del fanatismo y, por consiguiente, propenso a la violencia. En la cultura actual, especialmente en los medios de comunicación y en un estrato no académico, el ateo es presentado como el prototipo e ideal de sujeto virtuoso. Cuántas veces se repite, a modo de evidencia, que no es necesario creer en Dios para ser buena persona o que no todos los cristianos lo son. Es más, ¿no se reitera en la idea de que es más meritorio ser bueno sin esperar nada a cambio como en el caso de los ateos?

 

El ateo, que se precia de ser un sujeto docto en el concepto de religión en cuanto a objeto de estudio de la etnología, sólo alcanza una idea abstracta de Dios obviando o desconociendo su realidad como ser personal, requisito indispensable para entender que dicha verdad es el motor que hace funcionar y dota de sentido la existencia. Desde esta perspectiva ateísta uno de los requisitos fundamentales para ser buena persona es la ausencia de obligaciones o coacciones por parte de agentes externos a la persona, es decir, uno sólo puede ser bueno si no tiene obstáculos para hacer lo que quiere. Esta idea se cumple en el ateo ya que al encontrarse desvinculado de Dios y de los dogmas de la religión está en total disposición de obrar con el mayor altruismo posible. Esta percepción de la libertad, sin embargo, es absolutamente negativa, en cuanto se entiende exclusivamente como ausencia de coacción y no positivamente, como autoposesión de los actos con el fin de autodestinarse hacia aquello que se quiere: el bien último.

 

Si a nivel social e individual se ha demostrado la inviabilidad y la tragedia de la transmutación de los valores concretado principalmente en los dos periodos de la gran guerra mundial que asoló el siglo XX, en un cierto sector de la sociedad existe el convencimiento real de que el hecho religioso es el principal y mayor obstáculo para la difusión de la auténtica democracia entre los hombres y los estados. De este modo, el ateismo no sólo es conforme con una vida recta, sino que es el único modo de ser realmente moral. Así, la moral es desvincula de modo absoluto de Dios y encuentra su único principio y piedra angular en la razón del hombre. Por tanto, el ateo se halla en mejores condiciones que el creyente para ser una persona moralmente buena por su disposición natural a no someterse a ninguna coerción extrínseca. 

 

Cuando nos disponemos a entablar diálogo con alguien que sostiene o dice sostener una actitud atea ante la vida, de inmediato nos damos cuenta de que se trata de un sujeto que no se responsabiliza de no conocer la verdad, sino que se limita a negar a Dios culpabilizándolo de no mostrarse de la manera concreta en que lo hacen los fenómenos sujetos a las leyes de la materialidad física. En este sentido observamos que para el ateo, en su foro interno, existe una condena explícita a Dios por haberle negado el conocimiento de la verdad. Sin embargo tanto la literatura – el Emilio de Rousseau como Crimen y castigo  de Dostoievski – como la vida misma nos demuestran y enseñan que el único obstáculo real para evitar el mal es la conciencia, ese sentimiento propio e interior de la persona inducido por el conocimiento personal de Dios que nos conduce a actuar bien en el plano práctico.    

 

¿Se puede actuar bien moralmente sin reconocer la verdad sobre la existencia de Dios? Es importante señalar que la razón por sí misma no nos capacita para conocer cómo hemos de actuar de manera práctica ante un caso determinado. En el cristiano es la fe la que le ayuda a la razón a saber cómo actuar en la vida práctica al orientar cada una de las acciones a Dios. Algo parecido acontece en el ateo – como bien vemos en Kant – que si bien no tiene una relación personal con Dios, al que rechaza, percibe en el concepto de absoluto al Dios viviente del Evangelio, si bien de una manera abstracta y por herencia. Por tanto, convenimos que no existe una moral fundamental y consistente que no sea cristiana, es más, todas las éticas existentes son en mayor o menor medida una participación de la moral cristiana en cuanto conciben la dignidad de la persona desde el punto de vista del humanismo cristiano y de la ley natural. Lo he dicho muchas veces conversando con ateos probos que buscan el conocimiento y, consecuentemente la verdad: se crea o no se crea en Dios, se entre o no se entre en relación sincera con Él, todos aquellos que buscan la verdad y obrar acorde a ella son personas que sin saberlo son y viven de manera cristiana.    

 

¿El ateo puede ser una persona buena moralmente? Ninguna persona puede alcanzar mediante la sola razón lo que debe hacer en la vida práctica sin conocer ni vivir las exigencias de la moral cristiana. Al margen de teorías filosóficas la vida práctica exige que el ser humano esté dotado de una existencia viable, dotada de un sentido mediante el cual pueda orientarse y autodestinarse a su bien mayor. De lo contrario, el ser humano no se desarrolla, al menos no como persona. Entrar en relación con Dios no es una mera posibilidad, es una exigencia intrínseca del mismo modo de ser del hombre. La propia naturaleza del ser humano está abierta a conocerse a sí misma mediante el conocimiento de la verdad hacia la que se inclina como su bien mayor y último. El problema de la existencia de Dios no es que Dios, por casualidad, no se revele al ateo, sino que más bien son la inteligencia y la voluntad del ateo las que no se hallan en disposición de efectuar ese encuentro y es que existe la posibilidad, y en realidad se da, de que la persona no acepte la verdad y que incluso la rechace para sentirse libre de.

 

En este sentido, más que intelectual el rechazo de Dios es consecuencia de una mala voluntad, de no querer alcanzar el bien último. Así, por mucho que se quiera y aunque exteriormente percibamos como buenas acciones de la persona atea, ya sea ayudar a una anciana a cruzar la calle o ceder el asiento en el autobús a un hombre con el pie escayolado, para hablar propiamente de acciones morales buenas es requisito indispensable obrar por amor al fin último. Y esto también compete al cristiano, que muchas veces es esclavo de la incoherencia entre la fe que profesa y su obrar, y ello porque como en el caso del ateo, obvia el fin último.   

Anuncios
comentarios
  1. acron dice:

    >El ateo, que se precia de ser un sujeto docto en el concepto de religión en cuanto a >objeto de estudio de la etnología, sólo alcanza una idea abstracta de Dios obviando o >desconociendo su realidad como ser personal

    Si uno no cree en Dios (definición de ateo) es TOTALMENTE ABSURDO pedir que uno debe reconocer la REALIDAD personal.
    A ver si te entra en la cabeza! Para mi Dios no existe, de la misma manera que para ti ni Zeus, ni Ra ni Quetzalcoatl existen. Dudo mucho que tu trates de asumir la realidad personal de Quezalcoatl.

    >Desde esta perspectiva ateísta uno de los requisitos fundamentales para ser buena >persona es la ausencia de obligaciones o coacciones por parte de agentes externos a la >persona, es decir, uno sólo puede ser bueno si no tiene obstáculos para hacer lo que >quiere

    Un absurdo.
    No necesitamos el agente sobrenatural pero están perfectamente los agentes naturales, los otros miembros de la sociedad o grupo y la propia empatía y valores morales.
    Por supuesto que tenemos obligaciones pero no necesitan venir de un ser imaginario.
    Tampoco ese ser imaginario nos releva de esas obligaciones mandándonos a reconquistar a sangre y fuego Tierra santa o estrellándonos en un avión para tener 40 mujeres vírgenes en el paraíso.

    >de inmediato nos damos cuenta de que se trata de un sujeto que no se responsabiliza de >no conocer la verdad, sino que se limita a negar a Dios culpabilizándolo de no >A >mostrarse de la manera concreta en que lo hacen los fenómenos sujetos a las leyes de >la materialidad física

    Y dale!!!
    No se culpabiliza a un ser inexistente!!!
    Es como si yo te dijera que culpabilizas a Eolo por estropear tu salida campestre.

    Es a los creyentes a los que les mostramos que deben dar algún fundamento a sus ideas, no a Dios.

    >enseñan que el único obstáculo real para evitar el mal es la conciencia, ese sentimiento >propio e interior de la persona inducido por el conocimiento personal de Dios que nos >conduce a actuar bien en el plano práctico.

    La conciencia surge de la actividad neuronal y de la interacción social no es necesario Dios para que los individuos tengan conciencia.

    En realidad los creyentes como tu saben que en su interior hay algo bastante malo e inmoral y por eso pìden a gritos que haya un policía cósmico que los observe todo el tiempo y que a la mas mínima desviación los castigue, y detestan saber que hay personas que no necesitan de tal ser.
    Tu no temes al ateísmo. Te temes a ti mismo.

    Kewois

  2. Pilar dice:

    Excelente entrada, Joan.

    Acron. Creo que Joan te ha mosqueado. No te enfades, hombre, la vida vale mucho más que un enfado. Quizas tu enfado viene en realidad a que te resistes a reconocer que Dios te habla a tu conciencia.

  3. Saludos Kewois y Pilar. Gracias por los comentarios.

  4. acron dice:

    Pilar:

    Yo no estoy molesto. No me gusta sin embargo que se hagan afirmaciones gratuitas o suposiciones sin fundamento, como tu afirmación sobre mis estados de ánimo. Pero si te reconozco que Quetzalcoatl susurra en nuestros oídos.

    Kewois

  5. Pilar dice:

    Interesante. Las afirmaciones de los demás son gratuitas, ¿las tuyas también o no? Cuidado con el totalitarismo ideológico.

  6. Excelente post lo pondre en twitter
    scholarships

  7. christoper dice:

    pues que puedo decir ante la bola de falacias que pones? podria poneruna larga explicacion pero la verdad es inutil seria como si tu me hablaras de dios seria un desperdicio .

    pero bueno dejare un pequeño comentario no se por que siempre la gnete intenta separarse por cualquier cosa no sirve para nada cuestionarse si alguien es buena persona segun sus creencias es eguro que habra ateos que sean buenas personas y otros que no y tambien habra cristeanos que sean buenas personas y otros que no.

    me despido diciendo : por que a los cristianos y a los ateos se esfuerzan tanto en separarse cunado al fin y al cabo todos vivimos en el mismo planeta y tenemos una conexion que podria decirse simbiotica con todos.

  8. acron dice:

    No pilar.
    Algunas afirmaciones de ciertas personas SON gratuitas. Por ejemplo tu afirmación al decir que estoy enojado porque Dios me habla en mi conciencia es gratuita porque no tienes acceso a lo que son mis estados de conciencia.

    Si lees lo que he escrito en el primer comentario verás que no objeto ni critico TODAS las ideas que pone Opus en su artículo sino solo algunas. Puedes asumir que estoy más o menos de acuerdo con aquello que no critico.

    Por ejemplo estoy de acuerdo con lo que dice Opus en que ser ateo no implica que se sea más moral que un creyente.
    Hay creyentes con moral y creyentes sin moral. Ateos con moral y ateos sin moral.

    Kewois

  9. gustavo dice:

    El primer “ofendido” aqui es el autor, sino no veo el porque de escribir de este tema.

  10. Saludos Christoper, gracias por comentar.

  11. Saludos Gustavo. Si he escrito esta entrada, entre otras cosas, es para que tu comentaras. No obstante, los por qués están reflejados en el texto mismo. Gracias.

  12. Pablo dice:

    Pocas veces he leído tal cantidad de idioteces.

  13. Saludos Pablo. Gracias por responder a ellas.

  14. Iván dice:

    Como bien dicen ciertos teólogos a Dios solo se le puede encontrar escapando al concepto de Dios. Muchos creen conocer a Dios y asumen que sus prejuicios son Dios, Sin embargo la esencia de Dios no ha sido revelada de manera definitiva al hombre, si esto fuera asi no existiría ni el dolor, ni la angustia ni el pecado, por tanto nadie esta capacitado para decir quien es Dios o si el ateo lo conoce o no lo conoce.

    Muy probablemente el ateo puede tener un conocimiento existencial del Dios verdadero escapando al concepto prejuicioso y arbitrario del Dios personal de la Religión.

    Dios existe claro que sí, pero Dios no es un ser personal que mira la conducta del hombre para castigarlo y hacerle cumplir un destino. Dios es la experiencia de estar vivo y de disfrutar eticamente de la vida, en este sentido muchos ateos conocen y aman a Dios mucho más que los creyentes en un Dios personal. La eticidad en sí ya no viene ser un mandato, si no más bien una opción que libera al hombre de todo tipo de angustia. Cuando el creyente vuelve la eticidad en un mandato la cionvierte en imposición y de esta forma hace que la eticidad deje de ser algo etico para caer en el relativismo, pues cada quien puede imponerle a los otros a su modo su concepto de eticidad. En este sentido la eticidad verdadera no puede ser impuesta ni con un catecismo desde una Iglesia, la eticidad ha de ser descubierta en la existencia personal como algo pleno y verdadero que no esta sujeto a discusión, a fin de cuentas como algo verdadero y no algo relativo, no puede surgir de la opinión si no de la experiencia probada.

    Dios es amor, pero esto es por que el amor es una realidad posible para todos los hombres. El amor en sí no es una realidad personal que provenga de un Dios personal, si no que el amor y la vida misma son Dios, sin necesidad de que el amor sea una persona. En este mismo sentido vemos que los animales también pueden amar y en elllos esta Dios. Los ateos mismos podemos amar y así conocer a Dios como amor y realidad etica verdadera. El relativismo cristiano y su falta de verdad esta en la proposición de premisas contradictorias entre sí que no proponen un concepto o idea coherente de Dios y tratan de sanarlo todo con la falacia de misterio. La verdad por ello esta fuera de las estructuras religiosas, pues Dios como realidad de amor (Dios no es persona ni realidad mágica) sobrepasa y es más grande que las estructuras religiosas.

    En este sentido el ateo, los ateos, podemos conocer plenamente a Dios como realidad de amor y amar así a quien se nos acerca y convive con nosotros. No podemos imponerle ninguna eticidad a nadie y así mismo no tergiversamos la realidad de la eticidad. Tampoco caemos en el relativismo de proponer premisas contradictorias y asumir que esas premisas sean todas al mismo tiempo verdad, como ocurre en la mayoría de religiones incluido el cristianismo ahí. Por el contrario somos coherentes con la verdad y no necesitamos llamar a Dios como Dios, dado que nuestro lenguaje es una mera invención humana. En este sentido también somos coherentes al decirnos ateos, pues socialmente se entiende hasta hoy se entiende que Dios es persona o un conjunto de ellas y no podemos aceptar cosas que no esten fundadas en la evidencia, si asi fuera habria que aceptar no solo al dios personal si no también al dios brahman y al dios Zeus, solo por fe y por el hecho de que algunos irracionales les ha dado por proponer la idea de que existen.

  15. Saludos Iván.

    Evidentemente Dios no es un concepto, de ser un concepto no podrías conocerlo más que como concepto. La esencia de Dios no ha sido revelada, ciertamente, pero sí una de las personas de la Santísima Trinidad, Cristo, verdadero hombre y verdadero Dios, quien ha dado a conocer al Padre. Lo que no acabo de entender que sentido tiene la existencia del dolor y el pecado en relación a Dios. Al respecto te recomiendo cualquier manual de teología natural para descubrir el sentido del bien y del mal.

    Por lo demás no alcanzo a comprender qué dices.

    Gracias por comentar.

  16. fidel dice:

    Cómo ya he dicho alguna vez, cómo se nota cuando das en el clavo. Gracias por hacernos partícipes de tu libertad.

  17. Saludos Fidel, gracias a ti por comentar y compartir en este pequeño sitio.

  18. Sonrisas dice:

    “Ninguna persona puede alcanzar mediante la sola razón lo que debe hacer en la vida práctica sin conocer ni vivir las exigencias de la moral cristiana.”

    Una vez más, te superas con tu vomitiva soberbia. Así que ni los budistas, ni los hinduistas, ni los satanistas, ni los ateos, ni los musulmanes, ni los judíos pueden conocer que hacer en la vida práctica, solo la reducida secta que defiendes?

    Vomitivo.

  19. No pueden desarrollarla plenamente para decirlo llanamente, no tienen un fin último de por qué hacer realmente las cosas. Más explicad ya lo he dicho y creo que me has entendido.

  20. Iván dice:

    ¿No comprendes lo que digo o no quieres comprender? La verdad es que Dios, el verdadero Dios no es una persona ni tres. La verdad es que el cristianismo le ha mentido a la humanidad sobre Dios. La verdad es que Dios es amor y en cambio el cristianismo promueve el miedo al infierno, el miedo a no ir al cielo, las ansías del cielo, en lugar de afirmar que Dios es inmanencia pura y amor en la inmanencia, la verdad es que se puede ser libre y feliz, con pleno sentido y realización en la inmanencia. Allí, en la inmanencia es donde reside la realidad impersonal del amor que es Dios, esta es la verdad.

    En el sentido moral, la teologia natural que propones puede aportar algo interesante y es que en la naturaleza misma conocemos lo que es ético, o mejor lo que es necesario y lo que no es. Respecto a las supersticiones que propones para “poder ser moral”, hay que tener claro que no se necesita de ellas para ser bueno. Para vivir una vida acorde a la verdad y a la ética no se necesitan las supersticiones cristianas, más bien las supersticiones son un obstáculo pues conducen a la estafa generalizada que ha pervivido por siglos con el nombre infame de Iglesia Católica. Por ello en la naturaleza podemos conocer a Dios como amor impersonal y real, pero de la naturaleza no podemos deducir ideas sobre un dios personal, simplemente por que la naturaleza no nos muestra nada de ello, para poder aceptar la idea de un dios personal hay que acudir a la imaginación no a la realidad. Lo que sí podemos ver en la naturaleza es la realidad misma de la vida, que se realiza plenamente con sentido y verdad sin la necesidad de ser salvada, ella misma en sí y sin necesidas de más o de algo trascendente (externo a ella) es una realidad maravillosa y plena. Los que no pueden ver eso (La inmanencia y el maravilloso universo real) acuden a la droga de la religión, por que simplemente no soportan la vida presente, necesitan por ello proyectarse a un futuro inexistente, a un un futuro en un cielo paradisiaco.

    En la naturaleza esta todo lo que necesitamos, allí esta ese Dios impersonal que llamamos amor. El Dios de los cristianos, por sí solo, es la falacia más grande de la historia humana y no garantiza ni la felicidad ni la libertad de nadie, por supuesto no hay por que reclamarle nada a este Dios personal, puesto que no existe no se le puede culpar. El franquismo, las cruzadas, la Inquisición, la persecusión de las herejías, las guerras contra los protestantes, la matanza de hugonotes, el silencio de la Iglesia frente al holocausto en su tiempo, La fe del católico Hitler, quien se ganó el favor de católicos y protestantes alemanes, todos estos ejemplos son la muestra de que el cristianismo no conoce a Dios, que el cristianismo lo que conoce es el odio, la maldad premeditada.

    Dios es evidente, por que el amor es evidente en el mundo, así mismo el mal es una realidad evidente. Y esto es muestra de que el verdadero Dios no es ni persona, ni todopoderoso. Dios como realidad impersonal actúa solo si el hombre se abre a la realidad del amor. En este mismo sentido el Dios de los cristianos, que es el falso Dios y que es una mentira al mismo tiempo, no es una realidad evidente. Todo aquello que proviene de la imaginación no puede ser ni evidente ni verdadero, por tanto no puede ser probado.

    Finalmente no sé si lo que digo no lo entiendes por cinismo (que es no querer entender a pesar de poder entender) o por que las estructuras discursivas de la religión te han cegado y no te permiten ver.

    Ya antes te había expuesto en una carta que yo también fui cristiano. Pensaba de la misma forma en que ahora piensas tu. Fui seminarista, hice estudios de Filosofía también, lei a teológos como Ratzinegr, Von Balthasar, Rahner, David Tracy. Conocí la filosofía de Kierkegaard, también he leido la Biblia y conozco el Catecismo. Los conocí de la misma forma que tu, yo tambien me confesaba ante un sacerdote. En esos tiempos todo diálogo que yo entablaba con quien fuera ateo, terminaba por mi parte mirando de manera prejuiciosa e incompleta a mi interlocutor ateo. Yo no quería escuchar, no quería saber que podía estar equivocado. Personalmente en ese entonces creía ciegamente en la Resurreción, en los milagros y en la idea de que el Dios personal cristiano era el autor del mundo, y que él podía intervenir en el mundo, aún así fuera con milagros que “alteraran las leyes naturales”. Ha pasado el tiempo y solo la experiencia personal con el uso de la razón me han capacitado para pensar diferente. Nadie esta obligado a pensar lo que pienso yo ahora, pero si considero que he alcanzado una certeza y es que sí es posible hallar plenamente la verdad en este mundo, que no tengo que esperar a morirme para conocer plenamente la verdad. Más aún se que cada segundo es irrepetible, que el hombre como tal solo tiene una oportunidad que es esta vida y que por lo tanto hay que aprovecharla al máximo para el bien. Solo en esta vida es posible la plena realización y la felicidad plenas y esto es posible por que solo hay una vida.

    Todo este conocimiento me ha capacitado para tener una alegría plenamente nueva, que no era capaz de tener cuando era católico y creía que me podía condenar en el Infierno. Ahora ya no tengo miedo en el Infierno, y tampoco tengo miedo de no entrar al cielo, sencillamente se que no existen, que son falacias.

    Todo ser humano tiene la oportunidad de ser feliz, todos tenemos la capacidad de ser libres de las supersticiones, todos podemos encontrar la realidad del amor y la verdad. Sin embargo muchos prefieren vivir en el engaño por decisión propia, así me paso a mi durante mucho tiempo en que fuí víctima de las supersticiones cristianas. La razón y la experiencia en sí, y en mi vida, se han visto complementadas. Son ellas las que permiten alcanzar la verdad. La fe no tiene ningún derecho de invocar la posesión de la verdad, la verdad esta fuera de ella. Los teólogos cristianos han construido castillos de especulaciones e intentan darle una forma racionalizada, pero fallan por que les falta el elemento más importante que es la evidencia. Solo por medio de los hechos podemos conocer como es el mundo en realidad, no a través de la fantasía. También podrías si fueras hindú, hacer intentos gigantescos de racionalizar tus ideas especulativas, pero por más grande que sea el intento de racionalización no podrá alcanzar el objetivo de la verdad por que sus intentos han sido construidos sobre espejismos, sobre creencias, imaginaciones, fantasías que nadie puede probar.

    Felizmente soy ateo y no por ello me considero un nihilista ni un apocado. Quejarme de la falta de propósito del mundo y asumir que por que no existe una teleología del mundo, el mundo deja de ser bello, resulta algo mentiroso. Si no quieres ver que el mundo tiene pleno sentido por sí mismo y por ello afirmas que no puedes entender, entonces resultas siendo un cínico que se niega a ver las inmensas posibilidades del Universo en el aqui y en el ahora.

  21. Iván dice:

    Para dejarlo más claro en cuanto a Dios, soy ateo ante esa noción de un Dios personal, No creo en esa idea. Sin embargo creo en Dios como realidad impersonal del amor y bien que es posible palpar en la vida cotidiana de forma evidente, fehaciente y probada.
    ¿Resulta dificil entenderlo?

  22. Acron dice:

    IVAN:

    >Dios es la experiencia de estar vivo y de disfrutar eticamente de la vida, en este sentido >muchos ateos conocen

    A “la experiencia de estar vivo” yo la llamo “la experiencia de estar vivo” no “Dios”.

    Al “amor” lo llamo “amor”.

    Prefiero reservar la palabra “dios” para describir un ser o seres sobrenaturales, algunos ligados a la creación del universo y que en gran parte son “personas”. Puede que un Dios sea además un dios de amor.

    Usar la palabra “dios” para referirse al “amor” o a “la experiencia de estar vivo” solo genera confusión y es un abuso del lenguaje.

    Kewois

  23. Maldito Lobo dice:

    Independientemente de lo antes señalado por los compañeros… ¿se puede saber por qué los creyentes hablan de los ateos?

    Nosotros hablamos de ustedes porque, al menos en mi país, Argentina, nos toca mantener sus instituciones con nuestros impuestos (cosa que no me hace gracia visto y considerando su extensa historia criminal y su cabeza, el ¿ex? nazi Ratzinger). Queremos una sociedad laica, donde cada uno sea libre de creer lo que se le cante (o abstenerse) sin imposiciones y sin que se nos obligue a alimentarlos de un modo u otro.

    Es atroz lo que ocurre en algunos lugares, donde la enseñanza pública incluye religión. El Estado debiera ser indiferente ante la fe, se debería limitar a garantizar el derecho a estudiarla y practicarla -o no- sin imponer ni sugerir. Pero pagamos sumas de dinero enormes a un montón de zanganos -incluso acusados de crímenes muy graves, como es el abuso de menores- mientras la gente se muere de hambre.

    Así que repito mi pregunta: ¿por qué hablan de nosotros?

    Demasiada soberbia por parte de aquellos que se creen dueños de la verdad revelada (conveniente, a fin de cuentas, para vivir de nuestro trabajo, como todo parásito). Y los que no forman parte de la institución pero la defienden no pueden tener de mi parte más que una única palabra: colaboracionistas.

    Devuelvan la plata de mis impuestos y después hablamos.

  24. Gracias a todos por vuestros comentarios y por participar. Es importante el encuentro.

  25. andorrano dice:

    El Dios cristiano es igual de impredecible, caprichoso e hijoputa que los espíritus naturales, pero personificado.

  26. Rigoberto dice:

    Así es kewois. Pero no sólo obtuso, mongólico también.

  27. Beltenebros dice:

    A propósito del mensaje de Maldito Lobo, una paráfrasis de Nietzsche:

    No es la racionalidad de los ateos lo que les impide quemar a los creyentes, sino la impotencia de su racionalidad.

  28. Víctor dice:

    Como explicarías según tu lógica el caso de Noruega?, por lo que he oído, un país con un alto porcentaje de ateos y agnósticos y sin embargo también con un alto grado de civismo entre sus ciudadanos, bajos indices de delincuencia y de corrupción, educación de calidad, líder en producción de energía limpia, esperanza de vida mayor de 80 años…En contraste tenemos a E.E.U.U., país de un conservadurismo religioso notable y sin embargo devastado por la delincuencia, la corrupción, la pérdida de valores…Entiendes el punto, no?

  29. Víctor dice:

    Ademas, los ateos que hacen el bien lo hacen de forma desinteresada, pues no esperan ningún tipo de recompensa en el más allá

  30. Saludos Víctor.

    Interesante aporte,aunque erróneo, el 80% de los noruegos forman parte de la Iglesia de Noruega (caso similar a la anglicana) de raíz luterana, es decir, son protestantes (aunque en Nouega hay libertad e culto). Siento profundamente desmontar tu comentario. En cuanto la religión en la sociedad estadounidense, esta es una cuestión que hay que analizar con mayor detenimiento, posiblemente no existe otro país en el mundo con una presencia tan diversa de religiones, movimientos espirituales y sectas de toto tipo. No obstante el credo predominante es al igua que en Noruega, el protestantismo. Por tanto si Noruega es civilizada a tu parecer y EEUU no lo son y en ambos países predomina la misa religión la violencia debe tener otro origen (no religioso).

    Gracias por comentar.

  31. Saludos Víctor, el cristiano católico no hace el bien por una recompensa, sino porque tiende al bien último obra en consecuencia. El poblema del ateo es que, aunque sea una persona buena e interesada, su bien es arbitrario o finito en cuanto no tiene razón alguna para hacerlo (en este sentido te recomiendo la lectura de Kant, el te lo explica mucho mejor que este cazurro que te responde).

  32. Jordi A. dice:

    Si Dios no existe, todo está permitido. ¿Para qué va a hacer el bien o el mal el ateo? Le da igual… Si no le da igual, se engaña con memeces… Saludos Joan, excelente comentario. Un saludo! Por cierto, vuelve a BCN!!!!!!!

  33. ¡Saludos Jordi! Muchas gracias por comentar. Espero estar pronto por Barcelona. Hemos de hacer esa excursión. Un abrazo y recuerdos para todos.

  34. Meinster dice:

    Hola, acabo de conocer su blog. Como parece que este comentario va dirigido a los ateos le contestaré.

    La moral según ud. esta emana de Dios, si fuese así todos al ser ser hijos de Dios (según los cristianos) deberiamos tener la misma moral, ya que nos seria dada por nuestro creador.
    Pero a lo largo de la historia al encontrarse personas de distintas sociedades se han rechazado las costumbres de los otros por bárbaras e inmorales.

    En el caso de que sólo tuviesen la buena moral los creyentes en el dios acertado, esto no explicaría el porque a lo largo de la historia esta ha ido cambiando, algo tan aceptado por la Biblia como perfectamente normal en la sociedad cuando más religiosa era (ejemplo de la europa medieval) es la esclavitud, hoy en día resulta totalmente inmoral y repugnante, pero en la Biblia el propio Dios da leyes de como se ha de tratar a los esclavos (nunca diciendose que no se han de poseer)

    Entonces ¿Es moralmente aceptable poseer esclavos?
    Hoy día desde luego que no, pero otras sociedades te contestarian que sí. ¿Por qué se produce esta disyuntiva?
    Pués porque a lo largo de la historia ha sido la sociedad la que ha impuesto la moral.
    El ser humano como animal gregario gusta de vivir en grupos y estos grupos tienen sus normas, la principal es que no se ha de perjudicar o molestar al grupo, aquel que se dedique a hacer daño será separado o expulsado del grupo e incluso en algunos casos (siempre dependiendo de las normas, o sea la moral del grupo) se le dará muerte.
    Esto sucede y ha sucedido en todas las sociedades humanas pero también en las animales. Los que molestan a los que obstentan el poder son sancionados.
    Hoy día el poder, por fortuna, lo obstenta el pueblo (al menos en nuestra sociedad).
    Por ello conductas inmorales en el pasado hoy en día no lo son y viceversa.

    La sociedad cuanto más avanzada es su moralidad más sana, se avanzó desde el pasado a existir unos derechos del hombre, posteriormente se igualarian a estos los de la mujer, recientemente los homosexuales han alcanzado la igualdad, hemos avanzado mucho en los derechos de los animales, etc.
    Nada de esto ha sido debido a la religión, es más todo se ha producido en cuanto los paises han devenido en estados laicos o al menos sin que la religión dictara las normas, es entonces cuando más se avanzó por los derechos de los individuos que forman el pueblo.

    Perdona la parrafada y sobretodo por haberte escrito con tanto retraso desde que colgaste el post.

  35. Saludos Meinster.

    Dios es el fundamento de la moral y Cristo el ejemplo práctico de cómo debe comportarse el hombre. Pero este comportamiento moral no se halla inscrito en el hombre de manera intrínseca sino sólo un pequeño resquicio: la ley natural. Dios ha hecho al hombre libre de elegir el bien o de rechazarlo.

    Te recomiendo la lectura de “La paternidad de Dios, fundamento de la moral cristiana y de la ética humana”. Gracias por comentar.

    http://dspace.unav.es/dspace/bitstream/10171/3853/1/simposioteologia20tremblay.pdf

  36. Fidel dice:

    Estimado Meinster, resulta evidente que no va dirigido a los ateos sino a los lectores habituales del blog en general., por lo que si relee el comentario con detenimiento y reflexiona sobre su respuesta podrá comprobarlo por si mismo y encontrar respuestas a sus preguntas.

    Un saludo.

  37. Saludos Fidel. Gracias por comentar.

  38. Piesho Nais dice:

    Que opinion tan irresponsable. Ese es el clasico comentario de una persona que no conoce a ningun ateo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s