Valle de los Caídos: que Zapatero nos deje en paz

Publicado: 14 noviembre, 2010 en Política

Miles de personas han acudido hoy en masa al Valle de los Caídos para asistir a la mida de los benedictinos prohibida por el Gobierno “por seguridad”. Tantas se han desplazado hasta El Escorial, que han provocado atascos de unos diez kilómetros y Patrimonio se ha visto obligado a permitir la entrada al valle. Los monjes han contabilizado unos 2.000 vehículos”. Así describe ABC la situación vivida esta mañana. Una situación, como tantas otras en los últimos años, que exhorta a una profunda reflexión ya que tenemos un presidente que no entiende qué es la democracia. El señor Zapatero, que no duda en proclamarse el portavoz de la paz y la concordia, nunca ha entendido que existen personas con pensamientos, ideas y creencias distintas a las suyas y que a pesar de ser presidente no puede marginar a ese porcentaje de la sociedad que no le ha votado. Jamás un presidente democrático había clausurado un templo religioso por razones “administrativas”.

 

El Gobierno de España sólo tiene un principio, su ideología. Quién no comulgue con ella padece el castigo de un político que más que demócrata es totalitario. Desde su primer mandato su máxima preocupación ha sido eliminar a la competencia mediante el recorte de derechos y leyes represivas destinadas a coartar la libertad de quien no sigue sus pasos, aunque después tenga la desfachatez de afirmar que nunca antes habíamos gozado de tanta libertad. Sin embargo, Zapatero tampoco entiende qué es la libertad y ejemplos no faltan. Si el dictador Franco se creía un enviado, Zapatero no se considera menos y también considera que la sociedad se construye mediante el control y el prohibicionismo.

 

El intervencionismo político y social está inscrito en el propio ADN del señor Zapatero y su ideología. Solo en la actual legislatura el overbooking de leyes es impresionante y algunas de ellas no llegan a nada gracias a la presión mediática, sin embargo la situación no es sostenible. No hay día que un gremio o sector social no se sienta reprimido por las maravillosas decisiones del gobierno, ya sea la prohibición de la objeción de conciencia de los médicos, la prohibición de fumar en espacios públicos mientras se embolsa dinero mediante la venta de tabaco o la intervención contra el tráfico libre en Internet. Ahora, de nuevo, los cristianos son los afectados por no poder elegir dónde van a Misa.

 

Es triste, pero el prohibicionismo del señor Zapatero sitúa a su gobierno en la línea de cualquier régimen dictatorial. Nunca un gobierno democrático occidental había legislado en ámbitos tan distintos como el que ahora dirige las riendas de España. Si observamos las últimas leyes aprobadas encontramos de índole cultural, económica, sanitaria, educacional e incluso ¡moral! Y es que la cuestión no es qué se prohíbe, sino que se prohíbe; eso sí, en nombre de los derechos y las libertades. En este sentido, yo no quiero derechos ni libertades, sólo quiero que el gobierno me deje en paz.          

Anuncios
comentarios
  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ. dice:

    España es la paradoja de las moscas cojoneras, que lejos de aportar nada de provecho en donde están se apropian de las colmenas, las organizan y hacen suya su miel. Me estoy refiriendo al actual gobierno español y a los que lo conforman, personas sectarias que con sus decisiones aumentan el malestar en España sin que ello signifique que España progrese de ninguna manera. Pues el progreso se nota en el bienestar económico, la paz social, y la riqueza espiritual. Y todas las cosas mencionadas no se crean –se desaparecen.

    Y en meta máxima de irracional psicopatía nuestras moscas la han tomado con la iglesia católica española, y aunque les pese que se mencione repiten lo que ya hicieran anteriormente. El problema que tienen las moscas cojoneras actuales, ni más ni menos, es que se las ve venir, se las ve actuar, y todo cuanto hacen los taquígrafos y los fotógrafos lo reflejan. Siendo imposible que la historia futura se lo apruebe, pues ahora pueden engañar a los suyos, y por engañados quedarán. Pero en universal y en futuro quedarán Berias, y así se les verá. Mal ejemplo democrático están dando nuestros gobernantes pues los tiempos revolucionarios ya pasaron, y estos son tiempos necesarios de competencia no de absurdo.

    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

  2. Saludos Andrés. Muchas gracias por tu aportación. Se agradece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s