El feminismo y el “culito” de Mourinho

Publicado: 6 noviembre, 2010 en Mujer

El feminismo en España es rancio, cutre, asqueroso. Tan energúmeno que convierte la ofensa en piropo. Resulta que los “morritos” de la señora Pajín son los “morritos” de toda madame y de toda mademoiselle de este santo país. Tan sumisas ellas, tan incapaces de hacerse valer, como dice la señora Camille Paglia, que alzan la mano cual alumno chivato. Estas hembras quisquillosas se sienten tan vulnerables e inferiores que pidieron un ministerio para sus derechos. Pero peor los ríos de tinta de este rotativo, de ese periódico y de aquella revista que convierten la afrenta personal en una auténtica guerra de sexos.

 

Estas feministas son tan mediocres, tan pérfidas e ideologizadas a la vez que la ofensa sólo es tal en caso de que el ofensor posea las etiquetas de macho y de derechas. Si es de izquierdas y le pregunta a la señora Pajín si su apellido es sinónimo de “masturbito” no pasa absolutamente nada, porque se trata de un amigo, y quizá con derecho a roce tal y como enseñan la sexualidad en su Educación para la Ciudadanía. Y es que las feministas como la señora Pilar Rahola son así, van con la etiqueta de “a mí ni me soples” mientras, excitadas y con un punto alto de sumisas esputan a través de los micrófonos de la radio comentarios merecedores de dos rombos: “como mujer estoy encantada porque está buenísimo. Esa mala leche me encanta. Y tiene un punto salvaje y arrabalero, hay que reconocerlo […] me pone. Nosotras hablamos del culito que tiene Mourinho”.

 

Pero lo más patético de esta clase de feminismo de burdel de arrabal es que acomete contra él mismo como cuando la señora Almudena Grandes, dibujó con fantasiosa obscenidad la violación de la madre Maravillas: “¿Imaginan el goce que sentiría al caer en manos de una patrulla de sicilianos jóvenes, armados y – ¡mmm!- sudorosos?”. Sin duda, esto es el feminismo, el mismo que llama “cáncer social”, “poco inteligente” y “hombrecillo” al escritor Pérez-Reverte. Pero no teman, este señor sabrá defenderse, magistralmente como siempre, desde Patentes de Corso, sin alzar el brazo al profesor y sin inclinar la vista hacia el ministerio del hombre oprimido. “Hombrecillo” desde luego no lo es el Capitán Alatriste y un soberano rapapolvo repartirá a estas mujeres que pretenden denigrarle por su condición sexual, algo que ellas critican cuando se habla de los “morritos” de la señora Pajín.

Anuncios
comentarios
  1. Joan Figuerola Borras dice:

    Toda la culpa la tienen las mujeres, que no saben valorarse.
    Parece que les guste ser mujeres objeto.

  2. Saludos Joan. Gracias por comentar.

  3. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s