El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía considera “adoctrinador” el manual de EpC

Publicado: 27 octubre, 2010 en Educación

La lógica nos dice que si la asignatura de Educación para la Ciudadanía es adoctrinadora, en consecuencia los manuales que la dispensan también son adoctrinadores. Y así es. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) considera que el manual de la ediorial McGraw Hill, que se utiliza para dicha asignatura en 13 comunidades autónomas, tiene “carácter adroctrinador”. La lógica siempre es reveladora y el adoctrinamiento de EpC se encuentra en el mismo redactado del Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre: “La dimensión ética de la competencia social y ciudadana entraña ser consciente de los valores del entorno, evaluarlos y reconstruirlos afectiva y racionalmente para crear progresivamente un sistema de valores propios y comportarse en coherencia con ellos” (leer sentencia en su totalidad).

 

Si el manual más utilizado para dispensar la asignatura de EpC es adoctrinador como juzga el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía qué problema hay si el mismo Real Decreto, norma jurídica que emana del poder ejecutivo en nombre del Rey de España, considera que la asignatura en cuestión debe reconstruir afectiva y racionalmente los valores morales de los niños acordes a la voluntad del Estado. Si el manual, que es fiel a dicho Real Decreto, es considerado “adoctrinador”, el Tribunal Superior, acorde a sus principios de justicia, debería ir más allá y considerar el mandato mismo y la asignatura como adoctrinadoras y, en consecuencia, dispensarlas de la evaluación de los alumnos por el bien de su integridad psíquica y física.

 

Educación para la Ciudadanía no es una asignatura, no al menos como pueden serlo la lengua, las matemáticas o la filosofía, en cuanto que su finalidad no es formar sino reconstruir afectiva y racionalmente la personalidad de los niños españoles acorde a los principios ideológicos del Gobierno. La asignatura de EpC enseña, mediante citado manual, entre otras cosas, que el ser humano no es más que un ser histórico en continuo cambio y un producto social de la cultura en la que se desarrolla; que no existe ningún principio moral ni ninguna norma ética que fundamenten los actos humanos más allá de declaraciones producto del consenso humano como puede ser la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y que el cristianismo es un obstáculo social e histórico de progreso social y cívico (ver recesión sobre la cuestión).

 

Quien analiza pormenorizadamente el manual de EpC comprueba rápidamente su contenido adoctrinador, ya que divulga una determinada cosmovisión de la realidad fundamentada en una ideología muy concreta y que es análoga al ideario del socialismo. Ciertamente, la persona puede aceptar esta doctrina, pero a partir de una reflexión no de la imposición como si se tratase de una verdad absoluta. EpC debe desaparecer de las escuelas, de lo contrario nos hallamos en un país que ha dejado de ser demócrata para convertirse en la república de los ayatolás socialistas.

Anuncios
comentarios
  1. Didac dice:

    Es la noticiamás brillante que he leído en tiempo. ¡Genial!

  2. Paco dice:

    No sé si la Iglesia se va a acabar, lo que sí está claro es que el catecismo del socialismo español se derrumba.

  3. Saludos, muchas gracias Didac y Paco por comentar. Es una buena noticia.

  4. Javivilandia dice:

    Joan! Gracias por desarrollar la noticia! Esperemos que tarde o temprano se acabe con esa parida y los padres se pongan las pilas y eduquen personas.
    Un abrazo desde Vancouver!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s