¿La religión es tan irracional como dicen?

Publicado: 20 octubre, 2010 en Ciencia, Religión

“La religión es irracional”. Cuántas veces hemos oído esta afirmación pronunciada de manera categórica, como si se tratara de una verdad empírica irrefutable. ¿Pero cuánto de verdad irrefutable tiene esta sentencia? En primer lugar es necesario saber quién defiende esta postura: no creyentes. En segundo lugar es preciso saber desde qué método de comprender el mundo se pronuncia: desde los conocimientos que ofrece la ciencia de la realidad fenoménica experimentable. Es decir, que “la religión es irracional” se postula desde una cosmovisión atea partiendo de los resultados ofrecidos por el método científico, que es una parcela del conocimiento pero no todo el conocimiento que el hombre puede adquirir racionalmente, ya que el hombre puede comprender el mundo también mediante la filosofía y la teología, por ejemplo.

 

Si usamos el método científico par afirmar que “la religión es irracional”, también mediante el mismo método podemos afirmar que “la consideración de la inexistencia de Dios es irracional” ya que si existe un orden racional en la naturaleza en consecuencia sólo puede explicarse mediante la existencia de una causa ordenadora, Dios creador. Por tanto, ante estas dos posturas antagónicas resulta necesario reconocer y distinguir, al mismo tiempo, el carácter interdisciplinar del conocimiento y de la búsqueda de la verdad; así como comprender que cada disciplina del saber – ciencia, filosofía, teología – tiene su propio método de abordar la realidad con sus respectivos límites. Como Dios, por ahora, es inexplicable mediante el método científico no se puede decir en consecuencia que “la religión es irracional”.  

 

Qué una persona mida 180cm, pese 72kg, tenga los ojos azules y no disponga de cabello capilar no es una explicación completa del ser humano. Podemos explicar mediante la física y la bioquímica mucho del hombre, es decir, cómo es; pero no todo, ya que nos dejamos los sentimientos, los pensamientos y su vida espiritual, es decir, por qué es. Así, quien pretende explicar la totalidad del mundo real mediante la física o la biología, por ejemplo, forzosamente ha salido del método de su disciplina científica para elaborar una mediocre filosofía, tan materialista como reduccionista, donde una parte explicaría la totalidad del conjunto y sus diversos aspectos. En este punto, pasamos de “la irracionalidad de la religión” a la “irracionalidad de deducir un valor no incluido en los resultados del método científico” como es el caso de la racionalidad o irracionalidad de la religión.  

 

Lo irracional no es la religión sino la creencia de que el método científico es el único modo que dispone la razón del hombre de aproximarse a toda la realidad. Y esto sí que es una fe irracional pues ni la física ni las matemáticas, por poner un ejemplo, explican cuál es el sentido del mundo o por qué el hombre piensa sobre sí mismo. La ciencia no puede explicarlo todo, como tampoco la filosofía o la teología, cada una de estas disciplinas con su método se ocupa de una parcela de la realidad que, unidas en simbiosis, permiten un conocimiento mayor y más fidedigno en esa aventura en pos de la verdad.

 

A la verdad sólo puede llegarse si se integran y se contrastan todos los modos de saber que dispone la razón humana. No obstante, hay científicos que salen del método científico para, sin dejar de hablar con la voz de la ciencia, afirmar aspectos imposibles para la astrofísica como el concepto de autocreación del universo. El concepto de autocreación conlleva que el universo como ente ha pasado previamente por el estado de no-ente, términos propios de la metafísica. Pero aquí surge una cuestión: cómo es posible que el universo se haya creado a sí mismo. La respuesta es sorprendente cuando no kafkiana: el universo se originó mediante fluctuaciones topológicas sin la intervención de causa alguna dando lugar a estructuras espacio-tiempo creadas a partir de la nada cuántica. ¿Interesante, verdad? pues esto no es todo. De estas estructuras espacio-temporales aparecerían partículas de materia gracias a las fluctuaciones del vacío cuántico que serían las causantes del universo.

 

Lo anteriormente mencionado más que ciencia es prosa romántica, quizá una hermosa ilusión del gran Zorrilla, ya que la autocreación y por tanto la no actuación de Dios en el universo no tiene estatuto de hipótesis científica, pues nadie ha podido someter a experimentación lo que más bien parece una ensoñación freudiana (la idea de autocreación). Conceptos como creación, autocreación y la nada absoluta no son conceptos científicos susceptibles de experimentación, sino más bien conceptos propios de la metafísica.      

 

Cuando se dice que “la religión es irracional” o que “el universo se ha autocreado” más bien se intenta decir, desde posturas ideológicas, que no se quiere tener en cuenta a Dios para nada. Pero como la física estudia “algo” más que “nada” aunque aceptáramos como hipótesis la autocreación del universo habría que hablar de un origen del universo, y este origen tendría lugar gracias a las leyes físicas, leyes que a la vez también tendrían un origen cuya causa sería extrínseca a ellas mismas. Por tanto, la existencia de Dios no es tan irracional como parecía en un principio.   

 

La religión no puede ser irracional, porque mientras la ciencia nos dice cómo es el hombre y el mundo, la religión nos dice por qué es, cual es su razón y su sentido. Y como hemos visto, es más racional explicar el orden del universo mediante la existencia de Dios – causa – que mediante su inexistencia empleando conceptos metafísicos – creación, vacío, nada absoluta… – reconvertidos en ciencia. Ante esto, apuesten por la interdisciplinariedad o por permanecer obtusos y aferrados a un único método para abordar la realidad pero sin llegar a ningún sitio más que a un callejón sin salida.  

Anuncios
comentarios
  1. Angie dice:

    La religión le da a la vida un sentido trascendente que permite al hombre emplear su libertad de mejor manera.No somos” libres de” sino “libres para”,no vemos la vida como una carga sino como una entrega al otro. Mi vida adquiere sentido en la medida en que vivo para los demás. Hasta donde yo sé, ser generoso no es irracional, tampoco lo es el amor de madre, que se entrega incondicionalmente por su hijo: ese es el sentido de su vida. La religión otorga visión y misión, mientras que el agnosticismo y el ateismo sólo generan preguntas sin respuesta ni fin, generando desconcierto y sinsentido a la vida.No lo digo yo … Lo dijo Viktor Frankl. Freud esta sobrevalorado.

  2. Saludos Angie, muchas gracias por comentar.

  3. educantabro dice:

    Tengo un amigo ingeniero superior, que fundamentando su pensamiento en la teoría quántica afirma la existencia de infinitos universos paralelos que cada segundo se multiplican infinitamente. Según él, esta realidad completamente indemostrable es racional; la posible existencia de Dios para el es irracional y de palurdos reaccionarios. Que me lo expliquen por favor. Son incapaces de ver sus propias contradicciones, o, ¿es que simplemente se niegan a verlas?.

  4. Saludos educantabro. Es cuestión de rebeldía en muchos casos.

  5. Kewois dice:

    Veo que se te hace dificil argumentar…….

    Lástima

    Kewois

  6. […] Artículos más Vistos Besada popular homosexual en Barcelona para mostrar descontento por la visita del PapaEl pez como símbolo cristianoEl valor del compromiso para el desarrollo de la vida humanaSomos un 'yo' gracias a la resurrección¿La religión es tan irracional como dicen? […]

  7. Paula dice:

    Molt bona entrada, Joan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s