El peligro no es la sobrepoblación sino la despoblación

Publicado: 4 octubre, 2010 en Aborto, Artículos, Ayuda humanitaria, Derechos humanos, Familia, Medioambiente, Pensamiento, Política

Leo el artículo 500 millones de José María López donde trata por “responsabilidad” el repetido tema del aumento de población y de la consecuente necesidad de “acabar con las políticas de apoyo económico que fomenten la natalidad y las exenciones fiscales y ayudas que reciben las familias numerosas” con el fin de “vivir lo mejor posible”. El señor López no hace otra cosa que seguir la consigna de James Lovelock (The Vanishing Face of Gaia: A Final Warning), quien considera más preocupante el interés por el planeta – al que deifica –que por el hombre, al que considera una especie más dentro de la naturaleza e insignificante su destino.  

 

La cuestión del aumento demográfico presente en la opinión pública no es una novedad, sino que se remonta a finales del siglo XVIII cuando Malthus publica su Ensayo sobre el principio de población donde manifiesta la preocupación por controlar la natalidad con el fin de asegurar la supervivencia de la especie. Sus ideas cobraron un mayor seguimiento a partir del siglo XX cuando se teme que la sobrepoblación signifique el fin de los recursos naturales. En 1968 Paul Ralph Ehrlich publica The Population Bomb en el que profetizó que a finales de ese siglo el mundo padecería una escasez generalizada de alimentos y materias primas; desde luego sus augurios pesimistas no acontecieron, sin embargo muchos gobiernos de países en vías de desarrollo siguieron programas de control de la natalidad con el apoyo de Naciones Unidas.   

 

Estas teorías que consideran que la población aumenta de manera más acelerada que los bienes naturales disponibles carecen de todo fundamento, no obstante su existencia y seguimiento si son fuente de catástrofes pues suponen un trato nocivo hacia el hombre al que se menosprecia y relativiza su dignidad y trascendencia. El señor López y quienes piensan como él no sólo merecen el calificativo de irresponsables al mentir sobre una cuestión que afecta directamente al ser humano. Los recursos naturales no están en peligro – aunque esto no quita la honesta preocupación por el medioambiente – pues en las últimas décadas mientras la población ha crecido a una tasa anual de 1.8% el producto real mundial lo ha hecho a un 4%. El tema que debe preocupar entonces no es la sobrepoblación, sino más bien la desigualdad real entre los distintos países del mundo y los problemas que padecen los países subdesarrollados.

 

Cuando se habla del peligro de la sobrepoblación, apunta el economista y premio Nobel Amartya Sen, se hace desde la preocupación de Occidente de la posible pérdida de peso específico con respecto al crecimiento demográfico de los países menos desarrollados, de ahí que se venda que en estos países hay una demanda no satisfecha de anticonceptivos para evitar la inmigración hacia occidente. Sin embargo hay una relación directa entre crecimiento poblacional y crecimiento económico y la historia es un claro ejemplo, pues el crecimiento de Estados Unidos se debió en gran medida por los inmigrantes llegados de todas partes de Europa. Por otro lado, salvo contadas excepciones, las zonas más ricas del planeta son aquellas que gozan de “sobrepoblación”.    

 

Uno de los peligros reales de Europa no es la sobrepoblación, sino la escasa natalidad y el envejecimiento de su población, es decir la super despoblación. Por tanto, lo que es incomprensible es que países como España, que tiene la tasa de población más anciana de la Unión Europea, no fomenten la natalidad sino que desarrollen políticas contrarias, como la despenalización del aborto a través de la ley de plazos. Llegados a este punto no hay que “acabar con las políticas de apoyo económico que fomenten la natalidad y las exenciones fiscales y ayudas que reciben las familias numerosas” como apunta el señor López, sino todo lo contrario, el Estado debe defender a la familia e incentivar la natalidad con estímulos económicos a pesar de la “crisis” pues ello supone un beneficio para toda la sociedad, pues el crecimiento del bienestar al que apunta y da tanta importancia el señor López no depende tanto del avance tecnológico – que es muy importante desde luego – como del capital humano.    

Anuncios
comentarios
  1. yasna dice:

    Encuentro quer este comentario es muy bueno para saber en realidad lo que es la sobrepoblacion en nuestro mundo

  2. Saludos Yasna. Gracias por comentar.

  3. sebastian dice:

    El producto real tiene que ver con el valor de la cantidad de bienes o servicios transados en el mercado. Sin mayor profundidad al detalle del proceso.
    Resulta fácilmente lógico aceptar que a mayor crecimiento del PIB real en proporcion a la población estaremos en un estado positivo. Pero cuidado con estos indicadores. el ambiente esta sufriendo concecuencias, el clima esta cambiando, los ‘pulmones del mundo’ se están desforestando para plantar miles de hectareas de solla con tal de alimentar a la creciente población bobina (que por lo demás aumenta proporcionalmente MAS que el crecimiento de la poblacion humana) siendo que estas, sus desperdicios y gases son la principal razón del deterioro de la capa de ozono. indices de organismos internacionales señalas problemas energéticos y de abastecimiento de agua potable en el futuro próximo (menos de 50 años). mientras que las únicas consecuencias de los indices negativos de natalidad en Europa serian menos mano de obra para ellos(que incluso podría suplirse con la población inmigrante) y en consecuencia un debilitamiento económico.
    los países desarrollados representan la minoría en relación a los que están en vías de desarrollo y a los subdesarrollados. Ambos últimos mantienen sus tasas crecientes de natalidad. La demanda aumenta y la producción indiscriminada también (no es misteriosa la extinción de especies de todo tipo, los eventos climáticos extremos que han acontecido;veranos e inviernos con sus temperaturas récord y la no tan mencionada pero profundamente critica erosión de suelos ademas de la enorme cantidad de enfermedades mentales, agresion e individualismo que existe en las grandes urbes).
    Es justamente, según mi opinión, que este fenómeno histórico ( nunca habían existido tantos seres humanos sobre la tierra tan longevos ) es responsable de todo esto.
    Siendo el objetivo la sobrevivencia de la vida, la especie humana o si quiere el bienestar, la sobrepoblacion y sobretodo el modelo económico de producción y distribución mundial con el que se ha enfrentado a esta son los peores factores que impiden y ponen en riesgo el alcance de los primeros. Resulta curioso que incluso el mismo albert einstein que usted cita haya advertido acerca de los peligros que significaba para la humanidad este crecimiento vertiginoso de ‘seres pensantes’ (profundamente estúpidos tantas veces).

  4. Saludos Sebastián, muchas gracias por comentar.

  5. gonzalo dice:

    que pensamiento tan pobre, y falto de realidad….¡¡¡¡¡Claro que existe una sobrepoblacion y lo peor de todo, que es de gente magajodida. !!!!!!!! ¿Gente vieja? Que ridiculo , invito al que escribio el articulo que visite los hospitales para que vea y se convenza que existen mas nacimientos que gente que muere………que ridiculo. que digas que los recursos naturales no corren peligro…claro que estan en peligro y algunos a punto de desparecer.

  6. Saludos Gonzalo, muchas gracias por su interesante aportación al tema. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s