La importancia del trabajo

Publicado: 26 septiembre, 2010 en Modos de vida

El trabajo es una realidad humana que santifica. Esta sentencia choca cuando muchas personas lo consideran una especie de maldición diaria. Otros, en cambio, convierten su labor profesional en un ídolo que les confiere una identidad social. Entre los propios cristianos hay una percepción poco o nada bíblica del trabajo, cuando en realidad se convierte en auténtica adoración cuando se dedica a Dios. Ante una dimensión espiritual y otra profana de la realidad es comprensible que las personas sitúen a Dios en la primera y al trabajo en la segunda. Pero Dios no se esconde en una guarida cuando trabajamos o hacemos nuestra vida cotidiana. Se habrán fijado, por experiencia, que quienes dejan fuera a Dios de su vida cotidiana encuentran en gran medida el sentido de su existencia a partir de lo que hacen: el trabajo. El trabajo dice quién soy yo y me brinda una posición de importancia ante la sociedad que desaparece en cuando se pierde el empleo. Pero Dios nunca viaja en el asiento trasero de nuestro coche, sino que exhorta a quien responde a su llamada que lo convierta en el centro de su vida, de toda su vida, y eso contiene el trabajo y el tiempo de ocio.  

 

Hay que tener una visión sobrenatural pero siempre con los pies bien plantados. Dios está en nuestra vida, también en nuestro trabajo, por eso hemos de estar convencidos de que Dios está junto a nosotros de continuo y no sólo en las cosas que consideramos importantes, en esas que perduran hasta la eternidad. Dios ha creado la eternidad, pero también la dimensión temporal, por es erróneo juzgar más capital una que otra cuando hay que pasar primero por una para llegar a la otra. Las cosas que hacemos aquí, en nuestra vida terrenal tienen importancia y mucha. En el punto 823 de Camino San Josemaría Escrivá dice con una belleza que procede de un finísimo amor por las cosas pequeñas, como Santa Teresita: “¿Has visto cómo levantaron aquel edificio de grandeza imponente? – Un ladrillo, y otro. Miles. Pero uno a uno. – Y sacos de cemento, uno a uno. Y sillares, que suponen poco, ante la mole del conjunto. – Y trozos de hierro. – Y obreros que trabajan, día a día, las mismas horas… ¿Viste cómo alzaron aquel edificio de grandeza imponente?… – ¡A fuerza de cosas pequeñas!”.  

 

Toda nuestra vida está relacionada con Dios: cuando rezamos, pero también cuando atendemos a un cliente o damos el biberón. Todas las actividades son santas por lo que nunca deberíamos tomar una decisión sin considerarlo primero con Él. El desplegar del trabajo humano es elemento integrante de una historia que tiene como meta la plenitud a la que Dios nos llama. A través del trabajo servimos a los demás al margen de cubrir nuestras necesidades y las de nuestra familia, y a través del trabajo amamos a Dios. Sí, trabajando amamos a Dios porque cumplimos su principal mandamiento “amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente” (Mt 22, 37). Trabajando amamos a Dios y a los demás obedeciendo a Dios y sirviendo a los demás.   

Anuncios
comentarios
  1. Oriol dice:

    Interesante y acertada reflexión, Joan. Es hora de una mayor compromiso y participación de la ciudadanía para dar un vuelvo a esta penosa situación. Gracias por compartir tu pensamiento.

  2. Saludos Oriol, muchas gracias por comentar.

  3. mer dice:

    Hola:
    Siempre hay que ofrecer a Dios nuestro trabajo que hay que realizarlo lo mejor posible, sin que sea una carga, con dedicación y entusiasmo. Todos somos necesarios e importantes. Un ejemplo: En un quirófano de un hospital, es tan importante el personal de limpieza como el medico cirujano que opera,sin una buena higiene podría complicarse la operación y aparecer una infección.
    El trabajo dignifica a la persona.
    Saludos Que Dios os bendiga.

  4. Saludos Mer. Todo trabajo es bueno si dignifica a las personas y da gloria a Dios. Muchas gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s