Reflexión sobre Dios – 11 de septiembre

Publicado: 11 septiembre, 2010 en Pensamiento

Quién no ha experimentado tras catar la finita felicidad de los placeres mundanos una especie de fracaso desolador o vacío interno pero, más tarde, y gracias a una especie de gracia incomprensible logra alcanzar un determinado conocimiento o experiencia de Dios que le reconforta hasta el extremo de entender que se halla no sólo ante el mayor de todos los bienes, sino ante el único en el que hay que permanecer porque ofrece una felicidad no transitoria que da alimento, otorga sentido integral a una existencia que antes parecía errática y, sobre todo, nos despierta la conciencia de que la salvación del ser sólo es posible en su descanso.

Puede parecer un tanto simplista y forzada esta argumentación, más si uno se halla en el primer estadio descrito, pero la verdad no tiene la forzosa necesidad de adecuarse a la lógica humana ni a ninguna pretensión laicista que intenta arrebatar su puesto y alejar de Él a la turbamulta con el objeto de que todo se derrumbe y se forje la sociedad de dóciles esclavos. En cambio, el hombre si tiene la ferviente necesidad de estar en la verdad porque en ello va su vida. Y es aquí que, después de gozar de esa maravillosa gracia que es adquirir conciencia de Dios, el hombre se encuentra en disposición de comprender que la religión cristiana es la verdad revelada por Cristo a todo el género humano.

La revelación no es otra cosa o es, más bien, el conocimiento cierto de Dios y de sus eternos preceptos y la certificación de que todo aquello que conocemos mediante la luz natural depende exclusivamente de Él. La identificación entre el conocimiento racional y el revelado es la certeza en el hombre de que la razón procede de Dios y que el fin del ser humano no es otro que el descanso en Dios, que es el gran logos, la verdad buscada en estado puro.      

Anuncios
comentarios
  1. Dulce nombre de María dice:

    Que la misericordía de DIOS todo poderoso se apiade de ellos.
    El fin del mundo llego para ellos, una mano ejecutora en nombre del Islam acabó con sus vidas.
    En memoria de todos estos Mártires del terrorismo. Nuestra Madre del Cielo nunca los dejará desamparados, recemos hoy un Rosario para que ELLOS nos ayuden a seguir el buen camino .
    Para las familias que perdieron a sus seres queridos:
    Recuerden siempre, que los mártires abren una vía de comunicación directa con Dios,
    Buscando a Dios los encontrareís.
    Que descansen en la Paz del Señor.

  2. Xavier dice:

    Muy buena reflexión Joan. Cada vez me interesan más tus escritos. Felicidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s