La pederastia: la excusa para difamar a la Iglesia católica

Publicado: 20 abril, 2010 en Iglesia, Laicismo

Iniciada la semana con el quinto aniversario del pontificado del Papa Benedicto XVI, los ataques al Santo Padre y a la Iglesia orquestados por corrientes anticristianas siguen en pie con motivo de los casos de abuso de menores que tristemente afectan a un número determinado de sacerdotes. No obstante, el asunto de la pederastia parece más una excusa para resquebrajar la figura de la primera autoridad moral de la tierra y para mancillar a la Iglesia católica como institución.

Jesucristo no escogió como piedra angular de su Iglesia a un hombre sin macula. Esto es importante tenerlo en cuenta para analizar el caso de la pederastia y la justicia de los ataques vertidos. La Iglesia de Cristo está bañada por la Gracia de Dios y la fuerza del Espíritu, pero fue dejada al pastoreo de un hombre, humano como todos: Pedro. En efecto, la Iglesia de Cristo, desde su primer día, cuenta con la debilidad de todos los hombres que la constituyen, y la gracia de Dios a inspirado a esos hombres pecadores en misiones que han deparado un gran bien para la Iglesia – para la humanidad –. Seguramente pocos sacerdotes, desde los comienzos del cristianismo, hayan sido hombres sin tacha; pero, a pesar de las miserias, la acción de Dios no ha dejado de hacer sus frutos a través de ellos. La Iglesia es santa al margen del pecado de los hombres, y es santa porque está inspirada por Dios y porque esa inspiración se encarna en hombres incluso corrompidos a la vileza de las cosas terrenas. La grandeza de Dios adquiere mayor relevancia cuando los miembros de la Iglesia, de probada iniquidad, alumbran misiones que actúan en beneficio de la Iglesia, como la fundación de los Legionarios de Cristo por Marcial Maciel. La miseria de este hombre no se extiende a la misión que alumbró, porque eso sería poner en juicio la misma acción divina. Los enemigos de la Iglesia saben bien como infundir escándalo, pero los creyentes sabemos también, por el contrario, que la misión de la Iglesia no depende de los hombres, ni de su contrastada  santidad, sino de Dios. Que algunos pidan la dimisión del Papa no responde a otra cosa que al veneno que en ellos se alberga y al anhelo de ver caída la fuerza de Dios; porque no lo olvidemos, lo que desespera a cuantos critican al Papa es Dios mismo, a quien, por vanidad, no quieren reconocer.  

La Iglesia ha dado sobrada respuesta y ha actuado justamente respecto a los casos de abusos de menores perpetrados por sacerdotes. Pero esto no parece suficiente; es más, no importa. A quienes critican a la Iglesia tampoco les importa realmente las víctimas, lo único que les ocupa y preocupa es atacar a la Iglesia y cualquier revés de ésta es una oportunidad que no dejan escapar. De ahí, que día sí y día también devenga un goteo informativo incesante para denostar al Santo Padre y a la Iglesia. No se persigue ni se condena a los sacerdotes que han delinquido, sino al Papa. Se le acusa de no haber actuado con celeridad cuando era arzobispo de Munich (Alemania) y de encubridor. Ciertamente, todas estas informaciones, difamatorias, no son más que especulaciones nada contrastadas, meros rumores: falsa información que digerimos en la sobremesa. Lo que si es cierto, y a la hemeroteca se puede recurrir, es que el Cardenal Ratzinger, antes de ser elegido Pontífice, sabía de estos casos, por ser prefecto de la Congregación de la Fe, que es competente en los pecados de extrema gravedad cometidos por eclesiásticos. Así, desde 2001, año en que se aprobó una legislación especial para delitos y pecados muy graves – motu proprio Sacramentorum sanctitatis tutela, en cuya redacción intervino directamente Ratzinger –, la Santa Sede tiene el instrumento legal adecuado para actuar en tales supuestos gravísimos, que antes no estaban regulados. De este modo, como ocurre también en los ordenamientos jurídicos de los Estados, el Derecho Penal se adapta a las nuevas situaciones a medida que éstas se presentan – por ejemplo, en España es muy reciente la legislación sobre la llamada violencia de género –.

Reitero, el revuelo armado por los casos de pederastia que afectan a sacerdotes no tiene como objeto a estos ni, mucho menos, solucionar tal lacra. El objetivo por orden creciente es el Papa y la Iglesia como transmisora de unos determinados valores que fundamentan las raíces de la sociedad y la cultura occidental. Tal campaña es una campaña difamatoria, en cuanto que su verdadero interés no radica en reparar el daño causado a las víctimas ni en mejorar las leyes, de otro modo no se entiende que los acusadores hayan pasado de denunciar los casos individuales a la acusación indistinta del Papa y de la Iglesia, que son lo que realmente tienen entre ceja y ceja. Los cristianos hemos de comprender y comprendemos, y esa es nuestra dulce cruz, que los ataques son a la Iglesia misma como defensora de la vida, de la persona, de la moral misma. Esta campaña no es más que otra batalla contra el cristianismo promovida por quienes profesan el relativismo, la ausencia de verdad y la libertad sin responsabilidad moral.  

comentarios
  1. fotouropa dice:

    Me gusta tu ingenuidad. Sigue asi. Pero cuidado, asi han pasado por la cama -del cielo- muchos chavales.

  2. Saludos Fotouropa. Gracias por tu comentario, aunque no te haya dado tiempo real para leer el texto, mucho menos el reflexionar sobre él. Conclusión: opinión infundada de mi ingenuidad.

  3. Persona normal dice:

    La Iglesia, defensora de la vida y de la moral misma (¿Es que solo hay una?) ha encubierto con traslados a otras parroquias y eludiendo cualquier denuncia y cualquier responsabilidad penal, además de cualquier responsabilidad de carácter «humano» para con las víctimas. Hasta que se ha visto asediada por las dimensiones del escándalo a nivel público y mediático.
    Sí de verdad fueras coherente y te importaran las personas y los sentimientos ajenos más que defender tu ideología y tus creencias se te caería la cara de vergüenza por defender a esos impresentables. Representantes de Dios en la tierra a los que los padres confían la educación espiritual de sus hijos y que violan y torturan a los menores a los que deberían formar y cuidar, mientras la Iglesia los ampara, protege y libra de la cárcel.
    Un escándalo de proporciones bíblicas. Porque, para más desvergüenza ,los datos estadísticos que comparan el porcentaje de sacerdotes pedófilos con el de pedófilos no religiosos están manipulados como bien te señaló y precisó con claridad hace unas semanas otro comentarista. Supongo que no hace falta que te vuelva a recordar tales cifras.
    Y ahora resulta que hay una campaña de «los malos» contra esta santa iglesia, secta hipócrita y tenebrosa.

    Opus, basta ya. Te comportas como un fanático que no ve más allá de sus narices. Profundiza más en ti, conócete mejor y asume la monstruosidad de tu iglesia. Si de verdad amas a Dios, no le traiciones.

    Saludos

    PD: No seas infantil con eso del positivimo. Yo deploro tal corriente, pero eso no me exime de repugnarme la pedofilia y los abusos de los sacerdotes y la complicidad de la jerarquía católica.

  4. Persona normal dice:

    Un cosa más, Opus.
    ¿Qué tontería es esa de que los que piden la dimisión del Papa es que no aceptan la existencia de Dios por vanidad?.
    En ocasiones como esta parece que estés perdiendo la cabeza. En serio.
    Resulta difícil comprenderte cuando uno es «creyente» (quizá por vanidad, puede ser…) pero detesta el comportamiento de la IC y está de acuerdo en lo de la diimisón de Papa

    Estoy cada vez más desconcertado. Me cuesta creer que alguien haya leído tanto y se haya chupado tantas horas en pupitres y bibliotecas de la impresión de que más que pensar por si mismo es una especie de agente publicitario al servicio del Vaticano. Lo digo porque suscribes el 100 por 100 de las ideas, declaraciones y posturas oficiales de la IC, sin ápice de espíritu crítico, como un autómata programado para ser el perfecto borrego cristiano y sumiso papista.

    Saludos

  5. Saludos Persona Normal. Muchas gracias por tu comentario, pues en él se refleja todo cuanto he escrito.

    Me preguntas si hay una sola moral, te respondo con una pregunta para que pienses la que me has formulado: ¿Hay más de un bien objetivo y último? Si tu respuesta es sí, por qué te haces llamar cristiano, si Dios no es el bien último…

    Respecto a la pederastia y los casos que afectan a sacerdotes los he condenado pues condeno lo que supone un lacra, como bien he dicho en este texto y en más de una ocasión. No soy un mensajero de nadie, soy un cristiano que escucha con criterio al Santo Padre. La pregunta es, ¿no serás uno más de esos voceros que quieren atacar a la Iglesia sin más, por el desprecio que sienten por ella? Sin duda, no sé quién es el fanático…

  6. Kewois dice:

    >Jesucristo no escogió como piedra angular de su Iglesia a un hombre sin >macula.

    >pero fue dejada al pastoreo de un hombre, humano como todos
    >cuenta con la debilidad de todos los hombres que la constituyen

    >porque esa inspiración se encarna en hombres incluso corrompidos a la >vileza de las cosas terrenas

    >que la misión de la Iglesia no depende de los hombres, ni de su contrastada >santidad, sino de Dios

    Tomando lo que dices entonces la Iglesia no debería dejar de lado por ejemplo la infalibilidad del Papa???. Digo si eventualmente un Cardenal o un Papa podrían llegar a ser muy malas personas, también podría errar en temas doctrinales.

    No debería el Pontífice dejar de usar el título de «Santo » Padre.???

    Por otro lado te aclaro que me parece que lo que está haciendo el Papa está bien. Esta dando la cara y aceptando los errores propios y de otros.
    Si el logra terminar definitivamente con los hechos de encubrimiento de modo tal que si eventualmente se produce otro caso de pederastia o abuso las propias autoridades eclesiásticas lleven al culpable a la justicia independientemente de su cargo, se habrá dado un gran paso adelante.

    También contrasta el hecho que el Papa pide perdón y pide que los católicos hagan penitencia mientras que en el bloguerio Católico se habla de persecuciones y en muchos casos se desestima el número de víctimas.

    Por supuesto que habrá muchas personas que los van a atacar, quizás sea momento de aplicar eso de poner la otra mejilla.

    Kewois

  7. Saludos Kewois. Gracias por comentar.

    Respecto a la infalibilidad del Papa te dejo aquí este aporte que quiza es de tu ayuda: http://www.corazones.org/diccionario/infalibilidad.htm.

  8. zambullida dice:

    ¡Vaya comentarios, Joan! Independientemente de que se hayan cometido graves errores que ahora, por cierto, están tratando de subsanar, coincido contigo en que cualquier excusa, aunque en este caso se trate de un asunto grave, es buena para arremeter contra la Iglesia. Eres muy valiente al abordar estos temas.

  9. Saludos Zambullida, muchas gracias por comentar. Sin duda los errores existen y deben condenarse, pero lo que está ocurriendo es un ataque directo a la Iglesia y no a los sacerdotes que han abusado de menores.

  10. Juan Carlos A. dice:

    Hola, soy de México y te felicito por tu blog. Algunas personas que odian a la Iglesia (y sí, digo «algunas») te escribirán toda clase de tonterías.

    Pero en realidad somos muchos (y sí, digo «muchos») los que, como tú, todos los días nos esforzamos por ser católicos independientemene de lo que la minoría inconforme y protestante pueda decir. Ellos hacen mucho ruido, pero nada más.

    Un saludo cordial. Dios te bendiga.

    JC

  11. Saludos Juan Carlos, muchas gracias por tu comentario. Cómo digo, esa es nuestra dulce cruz.

  12. Persona normal dice:

    Sludos, Opus
    y gracias por contestar.
    Aunque en tus respuestas sobre este tema siempre eludes el punto más importante. Porque ya sé que condenas la pedofilía en general, y la sacerdotal en concreto, pero aun estoy esperando tu opinión sobre el silencio y la complicidad de la jerarquía católica en, hasta ahora que el escándalo ha estallado, practicamente la totalidad d elos casos. También sería interesante saber tu opinión sobre el abandono sufrido por la víctimas, que hasta que han salido a la luz tantas denuncias han sido totalmente ignoradas.

    No sé si me habré expresado mal pero en ningún momento creo haber dicho que soy cristiano. Dios me libre. Lo que soy es creyente, que es como según tengo entendido se nos llama a los que creemos en Dios.
    No me considero anticristiano pero cuando una entidad, empresa, organización del tipo que sea se comporta de manera tan tremenda y, además, en asuntos en los que está en juego la salud mental y el futuro de niños y adolescentes.

    En cuanto al odio hacia la Iglesia, creo que los que perteneceis a ella o sentís algún tipo de vínculo con ella, deberías reflexionar y profundizar en las razones de ese odio más que adoptar inmediatamente una posición a la defensiva en la que la preocupación principal es el desarrollo de argumentos con que justificar, disculpar o prteger a la Iglesia Católica.
    En mi opinión la IC se ha ganado a pulso tales odios y desprecios.Y no solo por lo de las violaciones a menores.

    Y, sí, me considero un fanático. Un fanático de la verdad. De la verdad aunque duela, aunque me duela a veces porque la verdad me revele que he estado toda la vida equivocado o defendiendo las ideas o las personas erróneas.

    Lo que escribes, en muchas ocasiones, nos muestra un fanatismo diáfano, que lejos del espíritu crítico se afana en rendir pleitesía a su sumo pontífice.
    Indícame al menos una sola frase que hayas escrito en este blog en la que pongas en duda alguna idea o acción de la IC, al menos en su dimensión oficial (Porque cuando se trata de teología de la liberación u otros fenómenos, por muy honestos y bienintencionados que sean, si la postura oficial del Vaticano los denosta o margina, allí estarás tú para comulgar con tal postura)

  13. Saludos Persona Normal. No es que mi postura sea similar a la Iglesia y por ello sea un vasallo sumiso, sino que coincide porque soy cristiano católico, de lo contrario no sería católico. ¿Poner en duda a la Iglesia? Por qué debería hacer eso.

    Respecto al silencio que supones a la Iglesia, no lo veo tal. Es suficiente con que veas en el día a día las manifestaciones del Santo Padre y de los distintos obispos. Sin duda que no sepas lo que dice la Iglesia no quiere decir que esté en silencio.

    Muchas gracias por comentar.

  14. Miguel dice:

    Siglos transitan y la iglesia sigue cometiendo los mismos abusos; papas asesinos y corruptos que han cometido todo tipo de aberraciones, uno de los tantos ejemplos es Rodrigo Borgia llamado Alejandro VI. El Clero no solo debe ser juzgado por los crímenes de pederastia, también de todos aquellos crímenes cometidos contra el ser humano a lo largo de la historia. Las Cruzadas y la inquisición llevaron miles de personas a la muerte.

    Castran la evolución del hombre hacia un ser libre de pensamiento y espíritu, aún creen que somos los ignorantes que vivieron en los siglos oscuros de la Edad Media. Para ellos el Renacimiento y la Ilustración representaron periodos de herejías. Condenan lo diferente y diverso como por ejemplo la homosexualidad, que resulta irónico, ya que en el seno de la iglesia existen clérigos homosexuales que ocultan su condición tras la sotana. La homosexualidad es una condición sexual que debe ser respetada, pero la pedofilia es una aberración sexual producto del celibato, que debe ser penalizada por la ley del hombre.

    Hay que abrir los ojos, quitarse el velo de la ignorancia, abrirse hacia al saber y el conocimiento. La primera etapa de mi vida la dedique al catolicismo, pero descubrí que no era el mejor camino en la senda de lo espiritual. Respeto la decisión de cada ser humano en seguir una religión o filosofía, pero no acepto que pretendan imponer sus doctrinas a los que tenemos maneras diferentes de pensamiento. No quiero ser como numerosas personas que se inclina en un templo para darse golpes de pecho y luego salir abofeteando al prójimo con sus actos hipócritas.

  15. Saludos Miguel, gracias por comentar. Casi comparto cuanto dices.

    Me sorprende que digas que la pedofilia sea producto del celibato.

    Me sorprende que digas que todos los Papas sean asesinos, pero retrocedas en el tiempo hasta un tal Borgia. Qué me dices de los últimos 5 Papas, qué asesinatos han cometido.

    Me sorprende que quieras juzgar a la Iglesia por todos los crímenes que ha cometido, pero sólo cites los manidos ejemplos de las Cruzadas y la Inquisición. Quizás sean la única mancha de la Iglesia (aunque podría hablarte largo de estos temas, pero no quiero hacerte perder el tiempo).

    Gracias por comentar.

  16. enrique corpancho león dice:

    Saludos Joan
    Siempre es agradable conversar con alguien que defiende valientemente sus puntos de vista sin recurrir al insulto.
    Resulta que el delito de pederastía se persigue, se juzga y se condena en cualquier país civilizado. Y en estos, todos somos iguales ante la ley ….menos los sacerdotes ¿Qué los hace tan especiales? Que en casos de conflicto armado gocen de prerrogativas, lo comprendo y lo apruebo, pero en situaciones de normalidad esas excepciones son repudiables. Y lo son porque el Vaticano ha amparado, protegido, ocultado (¿Bernard Francis Law te recuerda algo?) a todos los curas pederastas. Lo que lo hace cómplice del mismo crimen. Tan culpable es el que comete un crimen (en este caso la víctima es una inocente criatura) como el que lo protege y oculta, impidiendo a la justicia civil hacerse cargo de este criminal y meterlo a la càrcel. Criticar al Vaticano por esto no es ser enemigo de la Iglesia Católica. Permíteme un paralelo: cuando en el Perú se dio a conocer las conclusiones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación y se reveló que los asesinados y muertos en combate en el conflicto armado sumaban 70,000 y que Sendero Luminoso era el principal responsable, pero que el Ejército y la Marina habían aplicado en forma sistemática una política de violación de los derechos humanos en la población quechuahablante, personalizandose los crímenes y habriéndose proceso penal a los responsable ¿Qué dijeron los altos mandos de las instituciones castrenses? Lejos de atender las demandas de justicia, protegieron a los responsables de las desapariciones forzadas, resgándose las vestiduras, afirmaban que se estaba atacando a las fuerzas armadas y se negaron a proporcionar información que hubiera servido para hacer justicia a los familiares de las víctimas desaparecidas, enterradas en fosas comunes, como se descubrió después. ¿Tú crees que esa política redundó en el mayor aprecio hacia las FF.AA.? No, al contrario. El haber aplicado el Vaticano esa política de secretismo ¿lo hace más popular entre la ciudadanía? No, es evidente. Ojalá que no sean sólo palabras de mea culpa y que se pase a la política de hechos concretos: la expulsión de todos esos malos elementos que dañan la imagen de esta institución milenaria, y que terminen en donde deben estar: en la cárcel.
    Saludos

  17. Miguel dice:

    ¿Por que te sorprende que la pedofilia sea producto del celibato? A mí si me sorprende las declaraciones del Cardenal Tarciso al decir que la homosexualidad y no el celibato, tiene relación con la pederastia.

    Aclaratoria, no quiero decir que todos los papas sean malos o escrupulosos, se que hubo y hay gente meritoria en la iglesia católica, un ejemplo fue Juan Pablo II, pero a lo largo de la historia del catolicismo, -siempre hago referencia a este tema ya que muchos católicos no conocen su historia- un gran número de papas cometieron excesos por ansias de poder, ejercer control y dominar las masas, la historia esta plagada de estos temas. El Papa Julio II llamado “El papa Guerrero”, y Rodrigo Borgia Alejandro VI (me sorprende que no conozcas a Alejandro VI, un sin número de libros se han publicados y una película fue realizada en España sobre este personaje) son ejemplos de lo que te expongo, e incluso el Vaticano tiene una lista de antipapas.

    No creo que el tema de la inquisición y las cruzadas sea manido, pero existen otros temas, el antijudaísmo cristiano, por ejemplo, que se pueden discutir.

    Concluyo en respuesta a tu comentario, que de ninguna manera me haces perder el tiempo, la idea es disertar sobre estos temas, es compartir conocimientos y puntos de vistas diferentes, eso creo ¿no? Saludos.

  18. Saludos Miguel, gracias por comentar.

  19. an dice:

    Hola:
    En mi opinión La Iglesía de hoy, llevamos el peso de los errores y de las culpas de los que nos han precedido ( aun
    no teniendo responsabilidad personal en esos errores), y en este sentido la Iglesia pide ahora perdón por esas culpas. La Iglesia en comunión real y profunda, asume sobre sí el peso de las culpas también pasadas, para purificar la memoria y vivir la renovación del corazón y de la vida según la voluntad del Evangelio.
    La Iglesia es una sociedad viva que atraviesa los siglos y, a través de ese caminar por la historia, no puede evitar que el grano bueno esté mezclado con la cizaña, que la santidad se establezca junto a la infidelidad y el pecado.
    Clarificar la verdad hará que la luz destaque más sobre las sombras, porque, junto a sus fallos, destacarán sus grandes méritos. No puede olvidarse que es la Iglesia quien inició los hospitales, los hospicios, las escuelas, las universidades; que millones de cristianos de todo el mundo, se han dedicado a una tarea misionera que era también una tarea de asistencia, de caridad, muchas veces heroica hasta el martirio.

    Molière dijo: Si poseyeseis cien bellas cualidades, la gente os miraría por el lado menos favorable y así se mira a la Iglesia.
    En esta batalla que el laicismo utiliza todos sus resortes, incluidos auténticos linchamientos mediáticos que crean estados de opinión muy beligerantes contra la Iglesia. Todo eso hace que en no pocos ámbitos de la vida haga falta verdadero valor para manifestarse como católico consecuente, y que mucha gente buena no se atreva a mostrar su inconformismo ante tales atropellos.
    Gracias Joan por ser tan auténtico y valiente defendiendo a la Iglesia Católica fundada por San Pedro, Gracias por el blog comprometido y tolerante hacia lo trascendente que es tu compromiso con Dios y su Iglesia.
    saludos

  20. daniel alexandre dice:

    Me gustaria, con todo respeto, aportar algo especilamente para Joan y sin ánimo alguno de ofender, más bien al contrario:

    Para la relación con Cristo no es necesaria institución alguna de este mundo, y la iglesia católica es institución que está ligada a círculos de poder y que se rige por instereses. En base a esto, el llamado «Santo Padre» no es la voz de Dios en la tierra tan solo por que Cristo Dios habla no a un hombre si no a cada uno en su corazón y por medio de su espíritu. Para la relación el Cristo Vivo tan solo son necesarias humildad y disponibilidad para vivenciar el espíritu.

    No sigas a un hombre o a una institución, sigue al Cristo que vive en ti.

    Esto es lo que siento ¡e intento vivir. Gracias

  21. Saludos Daniel. Me alegra que vivas de este modo. Gracias por comentar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s