Persona, el modo de ser específico del hombre (II)

Publicado: 19 abril, 2010 en Antropología

Decíamos que la persona es sustancia individual de naturaleza racional. También hemos de añadir que todos y cada uno de los seres humanos poseen dignidad por el hecho mismo de ser un ser personal. El término persona remite con exclusividad al ser humano por razón de su ontología. Debe comprenderse el concepto dignidad en sentido absoluto, en la medida en que este pertenece a la esencia – a la naturaleza – humana. La dignidad es una perfección que corresponde al ser humano en el orden del ser que marca la diferencia esencial con respecto a los demás seres, y que, al mismo tiempo, fundamenta la radical igualdad entre los hombres.

 

De esta dignidad ontológica se derivan, consecuentemente, implicaciones morales y sociales, pues cada hombre por razón de su dignidad es acreedor de una consideración máxima y superior a la debida a cualquier otro ser de la realidad, en todo tiempo, lugar y situación. Con independencia de la consideración que pueda manifestarse hacia alguien, o de la que una persona pueda tener de ella misma, al ser humano le corresponde la máxima dignidad, la de ser persona. La dignidad metafísica, por tanto, es inmutable e inalterable con independencia del obrar humano, es decir, es intrínseca. La que si es alterable es la dignidad moral, pudiendo el hombre, por sus acciones, alcanzar la perfección o virtud, o la degradación y la indignidad, por elegir al margen del bien conforme a las exigencias de la naturaleza.

 

La libertad de la persona radica, fundamentalmente, en el ser – dignidad ontológica –, pero depende, constitutivamente, de la libertad. Hace unos días decía, básicamente, que la libertad como espontaneidad es subjetivista y tiende al nihilismo. Cuando nada es bueno o malo no existe ningún límite moral objetivo respecto de las elecciones individuales. No obstante, aún así, conviene, por exigencia de la vida en sociedad, algunos elementos éticos en los que estemos de acuerdo y que faciliten la coexistencia pacífica para resolver racionalmente los conflictos morales que se tercien en el desenvolvimiento espontáneo de las voluntades individuales de cada hombre. El hecho de que para algunos la libertad sea, también, sinónimo de autonomía supone una comprensión perversa del concepto de libertad, ya que conduce al relativismo epistemológico – no existe la verdad – y al relativismo moral – no existe un bien objetivo –. Cuando esto es así, no prevalece ningún referente ético seguro. El acto es libre y bueno, entonces, por el mero hecho de ser fruto de una elección autónoma. Pero autonomía no es lo mismo que libertad. La autonomía es la limitada pero real capacidad de autodeterminación del actuar que asiste al ser humano, relativa y contingente capacidad de autogobierno para tomar decisiones, para elegir opciones. Pero esta capacidad de elección moral no significa la absoluta capacidad para establecer lo que es bueno o justo. Creer que uno define en cada momento, de modo total y absolutamente autónomo el bien moral, de acuerdo con su razón, sus circunstancias o sentimientos conlleva excluir la existencia de un bien objetivo y de una verdad.

 

Recientemente se ha aprobado una reforma de la ley de aborto en España. Decir, “yo no abortaría, pero no soy quién para juzgar a nadie que lo haga”, “a mí me parece mal, pero tendrá sus razones”, “no hay que abortar, pero si fuera mi hija y fuera un embarazo no deseado, seguramente le diría que abortara”, son argumentaciones en las que no se admite que una acción pueda ser incorrecta moralmente, sino que todo depende un contexto y de una situación. La valoración de cualquier conducta que suponga matar a otra persona siempre es negativa y no depende de nada. Para elegir bien, por tanto, hay que admitir la existencia de la verdad y de un bien objetivo, de lo contrario no se puede elegir libremente.  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s