La libertad: uno de los dones que rechaza el positivismo

Publicado: 15 abril, 2010 en Libertad

Todos los hombres deseamos ser libres. No existe nadie, en su sano juicio, que quiera vivir bajo el peso del yugo. La historia de la humanidad está repleta de personas que han dado su vida por la libertad. La libertad es uno de los mayores dones, una de las características propias de la especie humana; no obstante, qué difícil resulta ser personas libres, elegir libremente y ejercitar tal responsabilidad. El miedo es una de las sensaciones más comunes que experimenta quien se siente libre, libre para elegir entre aquello que, de un modo u otro, marcará su devenir existencial.

 

La libertad no consiste en no estar sujeto a ninguna cadena. Ciertamente, como ya he dicho en muchas ocasiones, experimentamos la libertad cuando no estamos obligados por ningún agente externo, cuando no hay ningún obstáculo para hacer lo que queremos; pero ésta es una descripción negativa de lo qué es la libertad. La libertad es, ante todo, la autoposesión del ser, el dominio de los propios actos y la capacidad de responder sobre ellos. La libertad, en sentido absoluto, no es un fin, sino un medio para destinarnos hacia aquello que queremos, el bien. Por tanto, la libertad no es soltarse de cualquier cadena, sino la tarea de realizarse a sí mismo, de gobernar sus propios actos. En este sentido, Unamuno acertó al observar que la libertad no está en el follaje, sino en las raíces. Como el buen jardinero, que no deja crecer las plantas sin ponerles obstáculos, podándolas y colocándoles guías para que crezcan correctamente, la libertad exige echar raíces a la conciencia, en la cual se presenta la norma moral y por la  cual nos exigimos una forma de obrar determinada, en ocasiones, contraria a nuestras propias apetencias, pero libremente querida.

 

La conciencia nos pone en contacto con un criterio moral absoluto que hace que el bien se nos aparezca como algo que debemos hacer. Tenemos conciencia porque somos seres libres, y porque somos seres libres aparece la condición del obrar moral, por eso la conciencia está tan denostada, porque muchos hombres no quieren ser realmente libres, pues temen la radical responsabilidad que supone autodeterminarse hacia fines, sino que prefieren aquello de ‘hacer lo que me viene en gana’. Estos hombres conciben la libertad como pura indeterminación, como un fin en sí misma, y no como una posibilidad necesaria para alcanzar el bien por sí mismo. Esta postura errónea procede del principio de autonomía kantiano y se encuentra en corrientes como el existencialismo y el positivismo, que niegan la naturaleza humana y su dimensión teleológica; por eso rechazan la auténtica libertad, porque no quieren reconocer que el ser humano está sujeto a unos fines objetivos.

 

En la elección libre descubrimos que no somos pura materia, sino que somos también seres espirituales capaces de decidir lo que queremos ser. No somos pura indeterminación, sino un autodeterminarnos hacia el bien: ante nosotros tenemos una misión, un camino que recorrer y un destinatario. El camino, la vida, es el ámbito cotidiano donde ejercemos la libertad, donde aparecen los obstáculos que nos llevan a elegir y a ser responsables de los actos, porque de la decisión que tomemos está en juego que lleguemos a buen puerto. Tristemente, muchos no descubren la misión de su vida porque no han querido ver el sentido de la existencia. Éstas son personas de libertad vacía, sin contenido, que interpretan al hombre sin naturaleza, donde el hombre no es más que su propio proyecto de existencia, es decir, el hombre no es más que su libertad, porque no tiene a dónde ir. Estos hombres, como Sartre, apuntan que el hombre está condenado a ser libre sin finalidad alguna porque ignoran o desprecian el puerto en su camino.     

comentarios
  1. zambullida dice:

    Interesante post. Gracias.

  2. Saludos Zambullida, gracias a ti por comentar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s