«El existencialista hastiado» un libro que nos acerca a la fe de Albert Camus

Publicado: 5 enero, 2010 en Albert Camus, Recomendación

«Soy un hombre desilusionado y exhausto. He perdido la fe, he perdido la esperanza. (…). Es imposible vivir una vida sin sentido». Estas palabras las dijo Albert Camus, quien muriera ahora hace 50 años, en París, al reverendo Howard Mumma, con quién entabló una profunda amistad. Camus añoraba una trascendencia que alejase al mundo del sinsentido, y en su búsqueda puso en juego toda la racionalidad que desplegó en sus obras. Sin lugar a la menor duda, un ateo intelectual de pies a cabeza, uno de los grandes padres del existencialismo – aunque el rechazó que le llamaran existencialista – luchó con toda la razón para ser cristiano. «En el existencialismo hastiado» de Mumma podemos degustar los diálogos de Camus con Sartre, otro filósofo ateo que también abrazó la fe en su lecho de muerte, aunque su mujer lo intentó evitar.  

En la obra de Camus siempre se ha observado una ráfaga de deseo de trascendencia, una inquietud religiosa. En el cristianismo, uno de los más celebres filósofos del siglo XX, encontró la respuesta a muchos de sus interrogantes, como el sentido de la vida y de la existencia del ser humano. Para Camus, después de una larga reflexión, observó empíricamente que era imposible que la vida del hombre pudiera desarrollarse sin un sentido. Una de sus últimas palabras al Padre Mumma fueron: «Amigo mío, ¡voy a seguir luchando por alcanzar la fe!» 

El existencialista hastiado. Conversaciones con Albert Camus, de Howard Mumma. Editorial Vozdepapel.

comentarios
  1. Maricruz dice:

    Me encantó enterarme de esto. Gracias Opus.

  2. opusprima dice:

    Saludos Maricruz, feliz año nuevo. De nada, gracias por comentar.

  3. Genjo dice:

    «Sartre, otro filósofo ateo que también abrazó la fe en su lecho de muerte»
    Si fuera posible me gustaría alguna aclaqración sobre esta cuestión.

  4. Muchas gracias por esta referencia, me recuerda la conversión de Gramsci. Los hombres verdaderamente inteligentes tarde que temprano abrazan la fe cristiana.

    Felicitaciones por tus excelentes entradas, nuevamente te agradezco por tu trabajo y no dejes de hacerlo.

    Te invito a visitar mi blog:

    schollium.blogspot.com

  5. opusprima dice:

    Apreciado Genjo.

    Resspecto a la conversión de J.P. Sartre decirte que Le Nouvel Observateur recogió un diálogo de Sartre con un marxista, pocos días antes de su muerte. En ella Sartre dijo: «No me percibo a mí mismo como producto del azar, como una mota de polvo en el universo, sino como alguien que ha sido esperado, preparado, prefigurado. En resumen, como un ser que sólo un Creador pudo colocar aquí, y esta idea de una mano creadora hace referencia a Dios».

    En The intellectuals Speak out About God (1984), Geisler recoge la consternación que supuso a la esposa de Sartre, Simone de Beauvoir, y a muchos amigos la conversión al cristianismo del filósofo francés. Etinne Gilson y Henri Levy también hablan de ello en una de sus obras.

    Gracias por comentar.

  6. opusprima dice:

    Saludos Carlos. Muchas gracias por comentar. Visitaré tu blog.

  7. Genjo dice:

    El agradecimiento es mío.
    Permíteme que llame tu atención sobre un hecho que me resulta muy sorprendente. Mi completo desconocimiento sobre sucesos como éste me desconciertan. No hace falte que te asegure que procuro estar enterado y conocer las cosas que de una manera u otra afectan a la fe. Descubrir estas carencias, por un lado me confirman en la necesidad de aumentar y mejorar mi esfuerzo. Pero por otra parte me preocupa que no se hagan llegar más estas cosas, que no se facilite más su conocimiento.
    Mi agradecimiento de nuevo.

  8. opusprima dice:

    Saludos Genjo. Este mismo silencio se produjo al respecto de la conversión a la fe de Voltaire. Gracias por comentar.

  9. edivimo dice:

    Resspecto a la conversión de J.P. Sartre decirte que Le Nouvel Observateur recogió un diálogo de Sartre con un marxista, pocos días antes de su muerte. En ella Sartre dijo: “No me percibo a mí mismo como producto del azar, como una mota de polvo en el universo, sino como alguien que ha sido esperado, preparado, prefigurado. En resumen, como un ser que sólo un Creador pudo colocar aquí, y esta idea de una mano creadora hace referencia a Dios”.

    Eso no lo dijo Sartre en Le Nouvel Observateur, aparece en «Los últimos años de Sartre» de Simone de Beauvoir. La cita está recortada para que parezca que Sartre apoya la idea de dios, pero la cita completa da a entender que Sartre da un ejemplo de una idea que lo hace pensar que tal vez haya un dios. Según este blog la cita es de una conversación grabada entre él y Simone de Beauvoir:


    Sartre: Incluso si uno no creyera en Dios, hay elementos de la idea de Dios que se quedan con nosotros y que nos causa ver el mundo con algunos aspectos divinos.

    S.d.B.: ¿Cuáles, por ejemplo?

    Sartre: Eso varía de acuerdo a la persona.

    S.d.B.: ¿Pero para ti?

    Sartre: Para mí, no me percibo a mí mismo como producto del azar, como una mota de polvo en el universo, sino como alguien que ha sido esperado, preparado, prefigurado. En resumen, como un ser que sólo un Creador pudo colocar aquí, y esta idea de una mano creadora hace referencia a Dios. Naturalmente esta no es una idea clara y exacta que pongo en movimiento cada vez que pienso en mí mismo. Esto contradice muchas de mis otras ideas; pero está allí, flotando vagamente. Y cuando pienso en mí mismo, a menudo prefiero pensar de esta manera, a falta de ser capaz de pensar de otra manera.

  10. Pablo dice:

    Gramsci tampoco se convirtió. Hay una sola persona que declaró que Gramsci pidió los sacramentos antes de morir, y fue el arzobispo Luigi de Magistris, que sirvió en el Tribunal de la Penitenciaria Apostólica. En la prisión no hay registro, como debería haber, de que Gramsci haya pedido un sacerdote o haya recibido la visita de alguno. Y los demás testigos cercanos a Gramsci en la época de su muerte no mencionan esta conversión, ni ningún indicio de que Gramsci hubiera dado tal vuelco. ¿Para qué siguen insistiendo con estas mentiras? No ganan nada con ello.

  11. opusprima dice:

    Saludos Pablo gracias por comentar. Tengo informaciones que no dicen lo mismo que tú de su estancia en el hospital y de las personas que estuvieron con el y que testimonian su conversión. Pero comprendo que quieras negarlo. Me tiene también sin cuidado, lo que me importa es que una persona se aproximó a Dios. Ojalá también te acerques tú, aunque también sea el día de tu muerte, y no es por ningún interés más que el tuyo. Gracias por comentar.

  12. César dice:

    Decir que tal personaje famoso, intelectual o no se convirtió en su lecho de muerte siempre ha sido un recurso muy bajo. Ni Camus ni Sartre hicieron jamás algo parecido a eso. Es francamente decepcionante ver que continuen con semejante necedad y falta de ética.

    Es lo mismo con Einstein, quien usaba la palabra «Dios» como una metáfora para las leyes del Universo y que expresó:

    «No puedo imaginarme a un dios que premia y castiga a los objetos de su creación, cuyos propósitos han sido modelados bajo el suyo propio; un dios que no es más que el reflejo de la debilidad humana. Tampoco creo que el individuo sobreviva a la muerte de su cuerpo: esos no son más que pensamientos de miedo o egoísmo de lo mas ridículo.»

    Y:

    «Era, por supuesto, una mentira lo que leíste sobre mis convicciones religiosas, una mentira que ha sido sistemáticamente repetida. No creo en un Dios personal y nunca lo he negado, por el contrario, lo he expresado claramente. Si algo hay en mi que puede ser llamado religioso es entonces la admiración sin límites a la estructura del mundo hasta donde la ciencia ha podido revelarnos por el momento.»

    Mentir o tergiversar los hechos no está mal porque alguien allá arriba nos va a castigar (que no) si no porque tomamos por tontos a nuestros semejantes y los privamos de su derecho a ser respetados.

  13. opusprima dice:

    Saludos Cesar… la conversión de Sartre es una evidencia, al igual que el camino que realizó Camús. Es una lástima que algunos, en la profunda oscuridad quieran volver a ella tras ver el sol. Gracias por comentar. Un día u otro esperemos que muchos hombres y mujeres recorran el mismo camino que emprendieron estos filósofos en un momento u otro de su existencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s