Carta al presidente Zapatero

Publicado: 7 noviembre, 2009 en Aborto, Política

Apreciado presidente. Es una lastima que el sentido y el valor de la vida reste mancillado en el debate sobre el aborto. Más cuando lo que se argumenta es la posibilidad de poner fin a una existencia humana. Que la vida de las personas se reduzca a un mero debate ideológico y que la muerte de un nonato sea bandera de una corriente política, describe el exhalo decadente de una clase dirigente y la abnegación de una parte de la sociedad. Nadie puede negar que el aborto sea un arma para combatir contra los valores fundamentales de Occidente, aunque, por ello, se deje en el camino multitud de fosas repletas de nonatos. Posiblemente, como ahora con los muertos de la Guerra Civil, una sociedad más humana y verdaderamente más progresista reclame una revisión de la memoria histórica y se enjuicie una generación, la nuestra, donde el aborto era un derecho y no un crimen.

 

¿Dónde quedan los valores humanos del socialismo presidente Zapatero? ¿Si sólo se abortara en el llamado Tercer Mundo o fuera una realidad exclusiva de las clases más desfavorecidas, la izquierda no se rasgaría las vestiduras y lo utilizaría como enseña de su programa para derrotar al capitalismo? Pero el aborto es un genocidio interclasista que no pone en cuestión a la clase pudiente, de la cual usted y toda la clase política forma parte en mayor o menor medida. Si el aborto fuera sólo de pobres cuántas hipócritas voces hablarían de “discriminación de la mujer” – cuando ahora usted habla de derecho – o de “esclavitud del vientre de la mujer” – cuando ahora usted habla de la libertad de la mujer –, por poner sólo unos ejemplos.

 

Señor Zapatero. Marx, padre de su ideario, aunque fuera maltusiano sabía que sin generación el proletariado era una abstracción carente de contenido. Ahora ustedes han reescrito su ideario socialista, abandonando la siempre justa lucha de clases en beneficio de la lucha de género. Ha cambiado la defensa de la vida por la defensa de la fantasía perturbadora de unos pocos y unas pocas. Señor Zapatero, aunque sólo sea por intereses electoralistas, reflexione profundamente y contemple como la sociedad ya no quiere ser responsable de genocidio. La decisión está en sus manos, así que no ahogue entre ellas a miles y miles vidas humanas. Muchas gracias.  

 

Atentamente,

Opus Prima.   

comentarios
  1. Fatima dice:

    Al presidente del Gobierno le díria lo que decía la madre Teresa de Calcuta: «Si aceptamos que una madre pueda matar a su hijo, ¿cómo podemos rechazar que la gente se mate entre si? Dádmelos a mí».

  2. Cristobal dice:

    Creo que si Zapatero aprueba esta ley, no volverá a salir elegido. Esta ley, si se aprueba, será su tumba política. Si se aprueba pido, más bien exijo al próximo presidente del Gobierno de España que la retire.

    Saludos desde Pamplona.

  3. Negro dice:

    Si Zapatero se siente responsable del futuro de la sociedad debería tirar esta reforma en la papelera.

  4. María Rosa dice:

    La Constitución reconoce el Derecho a la Vida, incluido el del nasciturus, y así lo reconoció el Tribunal Constitucional en 1985. La Ley no puede autorizar matar a un inocente, señor Zapatero.

    Gracias por esta entrada, Opus.

  5. opusprima dice:

    Saludos, gracias a todos por tomar la palabra. Esperemos que el presiente del Gobierno de marcha atrás. La humanidad se lo agradecerá.

  6. Sigfrid dice:

    Sólo se puede apoyar el aborto después de una intensa campaña de lavado de cerebro promovida por el Gobierno y la industria abortista. Hemos de abrir los ojos de estas personas para que vean que el aborto es el genocidio del siglo XXI.

  7. Persona normal dice:

    Hola,
    a mi el aborto me parece algo horrible. Aunque entiendo consentirlo, a pesar de su naturaleza criminal, casos en los que se trata del hijo fruto de violación o incesto o aquellos en los que no es un hijo fruto del amor si no de la violencia o el terror y si el aborto se practica en las primeras semanas cuando el feto apenas tiene la conciencia de un molusco. O en casos en los que sabemos que el niño nacerá tremendamente deformado, monstruoso o con una deficiencia tan brutal que su vida vaya a ser un seguro infierno…
    Creo que el ministerio o ministerios implicados deberían trabajar buscando medidas, leyes y programas cuyo principal objetivo fuera la erradicación del aborto.
    Pero tengo un par de preguntas que seguro que tú, Opus,sabrás contestarme , ¿En qué difiere la actual ley del aborto de la aún vigente?, ¿Por qué crees que Zapatero y su gobierno han desarrollado y pretenden sacar adelante esta ley que presumiblemente les restará votos?.

    Muchas gracias
    Saludos

  8. opusprima dice:

    Hola Persona.

    En esta vida todo podría llegar a ser entendible, pero entendemos que el ser humano es libre porque es un ser moral cuya conciencia obra con vistas al bien. Siempre se justifica el aborto en casos como la violación, el incesto o cuando los hijos no son fruto del amor; aunque esta ultima característica es la que se da en los dos primeros casos. ¿La falta de amor es suficiente razón para quitar la vida de un ser humano? ¿No justificamos un acto injusto e inhumano con otro acto injusto e inhumano?

    El incremento de abortos se debe tanto a una política pública que no apoya suficientemente a la natalidad (como siempre he sostenido, puedes ver escritos sobre este tema en el blog) ni como prevenir los embarazos no deseados. Porque facilitar el aborto no es prevención, es reducir el acto criminal en un anticonceptivo (es como decir que una pistola es una herramienta anticriminales).

    La nueva reforma del aborto contempla, por ejemplo, que una mujer puede abortar hasta la semana 20 (cuando hasta ahora era la 14) si se advierten problemas para la salud de la mujer. También cabe advertir que esta excepción es muy arbitraria cuando el 97% de los abortos en España se producen por este motivo (puedes verlo en la prensa nacional). Desde luego el aborto es un negocio, pues el 96% de estos se realizan y seguirán realizándose en el ámbito privado con lo que la ampliación del aborto es una suculenta mejora. No es fácil de entender la pasión de Zapatero por imponer el aborto libre enfrentándose a la mayoría social, en beneficio de algún grupo minoritario y anticristiano (transmutación de los valores), y sobre todo contra el sentido común. Su mesianismo sectario es contradictorio como lo es su misma persona, que predica un buenismo de escaparate negado por sus hechos, cuando impone «como sea» sus ideas (de las que he hablado profundamente en el blog).

  9. Persona normal dice:

    Hola, Opus
    gracias por contestar a las preguntas que te formulaba. Me has aclarado algunas cosas.
    No obstante hay algunos matices que me gustaría expresar:
    Dices que en el caso del aborto practicado en casos de violación o incesto justificamos un acto injusto e inhumano con otro acto injusto o inhumano. Pero esto, sin dejar de ser cierto, es en mi opinión (por supuesto puedo estar equivocado y por eso me interesa este diálogo contigo) observar solo una parte del problema y zanjar su complejidad con una frase fácil.
    Porque no se puede comparar el dolor, el sufrimiento y el horror que constituye ser víctima de una violación (en el caso de la madre) o de la vida de una persona que se sabe hijo de ese horror, o que se sabe hijo de su perturbado abuelo y engendrado por la lujuria de un monstruo humano, o que tiene una madre de 10 años de edad y que pasa su vida en algún tipo de infierno terrenal, con el sufrimiento mínimo y provocado para evitar otro mayor de un cigoto o un organismo de apenas poquísimas semanas cuya conciencia no alcanza a igualar la de una ameba.
    Ya te digo que el aborto me parece algo que se debería luchar por erradicar y en esa lucha se habrían de gastar los mayores esfuerzos. Pero en algunos casos extremos y siempre si es practicado durante las primerísimas semanas de gestación. Porque mayor crueldad es permitir ciertas vidas.
    Creo que ampliar el aborto a 20 semanas es una barbaridad
    También creo que en España (como en muchos países) hay una mayoría que no está «a favor del aborto», porque a nadie en su sano juicio le gusta algo así , pero que está a favor de su despenalización en ciertos casos y de su regulación, y que Zapatero es una entre esos millones de personas
    Creo que exageras en tu descripción de Zapatero A mi me parece un tipo honesto, no excesivamente brillante y errático a veces, en absoluto mesiánico y no me encaja con lo que sé d e él que esta ley esté hecha para satisfacer a un supuesto grupo interesado. De hecho, en cuanto a mesianismo y contradicción los presidentes González y Aznar nos obsequiaron con actuaciones mucho más convincentes. Y especialmente en lo que comentas de «imponer ideas como sea». Tampoco eso de «la pasión de Zapatero por imponer el aborto libre» me parece una sentencia muy afortunada, ya que esa «pasión» solo puede tener origen en una percepción muy interesada por tu parte en la hipertrofia de ciertos rasgos (¿dónde está esa supuesta pasión?) ni una ley en una democracia parlamentaria constituye una «imposición», ni el aborto es libre, si acaso es tan libre o condicionado como lo era con anteriores gobiernos (como con el PP) y con, según me has informado, su margen de aplicación ampliado a 20 semanas.
    Te prevengo de etiquetarme como votante de Zapatero, progre o pro-Psoe porque no lo soy. Estoy intentando indagar y que ambos reflexionemos a partir de un intercambio de impresiones evitando prejuicios ideológicos, demagógias y la tentación de adecuar la realidad a cómo queremos que sea o creemos que es sin la suficiente reflexión, movidos por inercias ideológicas o alterados por la vehemencia de ciertos impulsos irreflexivos.
    Para mi el aborto es uno de los temas más controvertidos, si no el que más, a que nos enfrentamos en la actualidad. Intervienen factores o consideraciones científicas, éticas y filosóficas ya que no para todo el mundo tiene el mismo valor, significado y realidad una persona con la conciencia desarrollada, un feto dependiendo del tiempo de gestación, un grupo de células que darán lugar a un organismo humano o un cigoto unicelular.
    Por último y para que conozcas mejor mis sentimientos, te diré que nunca aconsejaría, empujaría o recomendaría a ninguna mujer abortar y que una de las peores cosas que me podrían pasar es verme ante la situación de mi esposa, mi hija, mi hermana violada o embarazada de un feto cuyo futuro es
    un infierno en vida. Creo en Dios y creo que a Dios también entiende llevar a cabo un aborto en una situación como esta.

    Gracias por tu tiempo
    Saludos
    y que Dios te acompañe también

  10. opusprima dice:

    Saludos Persona.
    Entiendo cuanto expones, no obstante la afirmación “mayor crueldad es permitir ciertas vidas” es una oración de notable arbitrariedad. A ti te parece cruel, por ejemplo los hijos nacidos de una violación. Así, pongamos el caso que el 51% de la población piensa como tú y se decide que se puede abortar cuando se produce una violación. Pongamos ahora el caso que el 51% de la población decide que las mujeres no españolas o españolas embarazadas de extranjeros deben abortar. Esto es un ejemplo, pero donde quiero llegar es a preguntarte quién decide que una vida es inferior a otra… ¿es menos digna la vida de un hijo de madre violada? ¿Es más digna la vida del violador, por ejemplo, que jamás será condenado a pena de muerte?

    Respecto a la honestidad de Zapatero considero que esa es una impresión subjetiva cierta de bien seguro por lo que no puedo valorarla. Pero sí creo que sea mesiánico, y no lo digo yo: recordemos las palabras de Leire Pajín, Secretaria de Organización del PSOE que anuncio de acontecimiento planetario el Gobierno de Obama en EEUU y de Zapatero en Europa a partir de enero (así más argumentos).

  11. Persona normal dice:

    Saludos, Opus
    No me refería a la «dignidad de una vida» si no a sufrimiento real. No se trata de qué vida es más digna
    Los hijos no deseados arrastran conflictos y taras emocionales durante toda su vida. Los que son fruto de violaciones y los que nacen con deficiencias o deformidades que imposibilitan una existencia de persona humana con un mínimo de autonomía o posibilidades de un mínimo de felicidad, están condenados al horror
    El ejemplo que sugieres de las mujeres embarazadas de extranjeros no puedo tomarlo en serio como apoyo de tu argumentación ni en ningún otro caso porque significaría que la sociedad (o una mayoría de la sociedad) española toma posiciones en cuestiones tan vitales de forma absurda, caprichosa
    o movida por cierta suerte de dadaísmo socio-político masivo.
    Me parece un ejemplo francamente desafortunado
    No creo que «mayor crueldad es permitir ciertas vidas» sea una frase de arbitrariedad más notable que cientos de frases que has escrito en tus entradas y comentarios o que se dan en toda la literatura a propósito del aborto tanto de uno como de otro bando en prensa, propaganda y demás soportes habituales .
    A mi me parece de sentido común que el asesinato de unas pocas células (que, si embarazo y parto prosperan sin complicaciones, darán lugar a un ser humano completo, con su conciencia y sus sentimientos) es menos cruel que una vida que en el mejor de los casos sufrirá terribles lastres emocionales y en el peor constituirá un tránsito por el horror.
    En cuanto a la honestidad de Zapatero hay un tanto de subjetividad (por supuesto, como en tu juicio a propósito) y cierta objetividad a la luz de sus declaraciones y actos. Si comparamos el volumen y la naturaleza de las contradicciones, traiciones, mentiras e indicios de conductas delictivas o corruptas, de ZP y sus dos antecesores en el cargo, sin duda éste sería un presidente más honesto y honrado que los otros dos. Al menos con lo que sabemos los que estamos bien informados a través de los medios de comunicación y evitamos el adoctrinamiento de cualquier tipo de ideología
    Las desafortunadas palabras de Leire Pajín no demuestran de ningún modo el más mínimo rasgo mesiánico en Zapatero. Si acaso sugieren que Pajín tiene en gran estima a ambos presidentes y que busca sobredimensionar la figura de su jefe con tal exageración Hay numerosísimos casos de actitudes y frases así en el mundo de la política Sobre todo cuando un miembro de un partido habla en público sobre su «jefe». También en el mundo de la empresa o en las jerarquías eclesiásticas se dan comportamientos que suman el barrer para casa, el hacer la pelota al lider, el exagerar interesadamnte, el culto a una personalidad concreta y el utilizar términos como «planetario» . Lo que, insisto, no explica es ese supuesto mesianismo de ZP. En todo caso dame un ejemplo en el que el propio ZP sea el protagonista de los hechos.
    Veo mesianismo en Chávez, en Fidel Castro, en Bono (el cantante de U2), en Maradona y en muchos personajes públicos de enorme egocentrismo , altísima autoestima y temperamento megalómano. Pero precisamente ZP es un tipo tímido y de ego bastante moderado

    Saludos, amigo Opus

  12. opusprima dice:

    Saludos Persona, gracias por comentar y por la aclaración.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s