La lógica (I)

Publicado: 17 abril, 2009 en Lógica

El ser humano no actúa mediado por el instinto. Para conocer la realidad la inteligencia sigue un orden que se conoce como lógica espontánea. En este orden se mezclan distintos elementos culturales propios de cada civilización y de la educación recibida, no obstante el hombre tiene un modo de pensar común propio de su naturaleza, que puede cultivarse y desarrollarse. El objeto último de la lógica es el conocimiento de la verdad, es decir, todos los distintos conocimientos se ordenan a este fin, para poder conocer la realidad tal y como es. Santo Tomás de Aquino define la lógica como “el arte por el que se dirigen los actos de la razón, para proceder en el conocimiento de la verdad ordenadamente con facilidad y sin error”.

 

 

La lógica se ocupa principalmente de las ideas, juicios o razonamientos mediante los cuales ordenamos el pensamiento con el fin de conocer las cosas. Sin embargo, en sentido estricto, el objeto de la lógica son los actos del pensamiento en cuanto que éste se ordena a conocer la realidad. Al conocer la realidad extrínseca a nuestro ser ésta, de algún modo, entra en nuestra mente adquiriendo un estatus diferente del que posee por sí misma, pues en la realidad las cosas no son ni sujeto ni predicado. Si profundizamos en esta cuestión observamos que hay ideas del pensamiento que no tienen ninguna significación en la naturaleza, sino que sólo son conceptos cuya función es enlazar unas ideas con otras, como por ejemplo “y”, “o”, “por tanto”, etc. Estos conceptos se denominan propiedades lógicas porque son propiedades específicas de la razón humana.

 

 

Por tanto, la lógica se ocupa más bien del conjunto de relaciones – lógicas – producidas en el pensamiento al conocer las cosas. Estas relaciones son conocidas como entes de razón, pues sólo existen en el entendimiento humano y no en la realidad extramental. El método particular de la lógica es de carácter reflexivo ya que nadie empieza conociendo ideas para más tarde alcanzar la realidad, sino que sucede todo lo contrario. La lógica realiza, propiamente, un análisis del lenguaje pues éste es el espacio donde se manifiesta el conocimiento humano. Así, el método más eficiente de la reflexión lógica es la observación de la estructura del lenguaje en cuanto que sirve de ase para analizar nuestro modo de conocer, que es un fenómeno universal.

 

 

De todos modos la lógica no es el fundamento del conocimiento científico, sino su herramienta. Si el pensamiento humano fuera la base de la realidad entonces sí podríamos decir que la lógica sería el criterio de validez de toda ciencia; no obstante, la experiencia demuestra que la lógica no es suficiente, pues si se parte de premisas falsas el raciocinio concluirá falsamente. De este modo vemos que la lógica no asegura la verdad, sino la corrección formal.  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s