El ser humano desde Cristo

Publicado: 31 julio, 2008 en Teología

“Cristo, el nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la sublimidad de su vocación” (Gaudium et spes, 22). Este punto revela el centro de la antropología cristiana: es Cristo que revela lo qué es el hombre. En la Sagrada Escritura, encontramos el relato de la creación del hombre: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra […] Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, varón y hembra los creó” (Gn 1, 26-27). Dios ha querido que el hombre, dentro de la Creación, esté llamado a representar a Dios. El hombre es una cierta imagen de Dios porque está llamado a gobernar y, a la vez, es capaz de completar la Creación que Dios ha hecho. Por esta capacidad creativa el hombre puede elevar la alabanza de toda la creación.     

 

La única imagen que existe en el mundo de Dios es el ser humano; cada hombre es imagen de Dios. Esto encierra una particular trinidad y, al mismo tiempo, habla de esa relación particularísima que tiene el hombre con Dios. San Pablo, en la epístola a los romanos (Rm 5, 14), desarrolla esta idea y expresa que por un hombre (Adán) ha entrado el pecado, y que por otro hombre (Jesús) ha entrado la salvación. Cristo es la imagen verdadera del hombre. El verdadero hombre revelado es Cristo. Cristo, Dios hecho carne, tiene la plenitud de lo que significa ser hombre.

 

Cristo es imagen de Dios invisible (Col 1, 15-17; Heb 1, 2-3) por el cual fueron creadas todas las cosas y también el hombre. Por tanto la idea original del hombre está ya en el Verbo desde el principio. Cuando el Hijo se encarna esa idea original, de alguna manera, aparece impresa en la naturaleza humana. El verbo hecho carne, que comparte todo con el hombre menos el pecado, morirá y resucitará y estará lleno del Espíritu Santo. En esta imagen de Cristo glorioso se puede decir que se ha realizado la plenitud del hombre. La plenitud del hombre no estaba en Adán, en él estaba el origen, y esa imagen original de Dios en Adán quedó estropeada por el pecado, pero es recuperada por Jesucristo, que encierra la verdadera imagen del hombre llevada a una plenitud insospechada, que es cuando vemos a Cristo glorioso después de resucitar. Y es que el hombre, del mismo modo que ha llevado la imagen del hombre terreno (Adán), llevará la imagen del hombre celeste (Cristo). Por eso, toda la vida cristiana consiste en irse pareciendo a Cristo, revestidos del hombre nuevo, que se va renovando según la imagen del Creador, donde Cristo es todo y en todos.

 

Cristo es, primero de todo, el Hijo y, por tanto, el que más representa lo qué es el Padre, es decir, la imagen más perfecta de Dios. Y, además, cuando se hace carne, representa la imagen más perfecta de lo que es el hombre. Cuando lo vemos lleno de Gloria vemos cual es el destino que Dios ha preparado para el hombre. En Cristo resucitado vemos la plenitud de lo que es el hombre. Ya desde el inicio de la teología (patrística) nos encontramos con un formidable desarrollo de esta teoría de la imagen. San Irineo desarrolla esta teoría en tres puntos principalmente. En primer lugar, siguiendo el relato del Génesis, dice que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. En el Génesis no queda suficientemente claro el desdoblamiento de imagen por un lado y semejanza por el otro, pero San Irineo si lo hace para armar su desarrollo teológico. El hombre fue hecho a imagen de Dios. Pero esta imagen de Dios que tenía un parecido con Dios, por el pecado perdió la semejanza, de tal manera que luego a lo largo de toda su historia el hombre lo que intenta es recuperar la semejanza con Dios. Y esa semejanza con Dios se recupera gracias a la acción del Espíritu Santo en la medida en que nos vamos pareciendo a Jesucristo (vamos pasando de la imagen de Adán a la imagen de Cristo). Esta idea de San Irineo está presente en toda la patriótica, de manera especial en la griega. El hombre es un ser llamado a la divinización mediante el espíritu Santo y a la medida que se va divinizando se parece más a Jesucristo y, al mismo tiempo se parece más a Dios; recupera y aumenta esa semejanza con Dios perdida en el pecado.

 

Otro aspecto que desarrolla San Irineo es la doctrina del admirable intercambio. Jesucristo que era Hijo de Dios se hizo hijo del hombre para que los hombres pudiéramos hacernos hijos de Dios. Esta idea es recogida por toda la patrística y llega hasta la liturgia (liturgia de Navidad o de Pascua, por ejemplo). En Cristo tenemos un modelo que cuando se junta con nosotros nos permite identificarnos con Él, transformarnos con Él. El tercer aspecto de San Irineo es la doctrina de la recapitulación: “El Hijo de Dios cuando se encarnó y se hizo hombre ha recapitulado la larga historia de los hombres y nos ha conseguido la salvación de tal manera que lo que habíamos perdido en Adán, es decir, ser imagen y semejanza de Dios, lo recuperásemos en Cristo”. El hombre está llamado a ser recapitulado en Cristo. San Atanasio habla de la profunda solidaridad que tiene Cristo con la naturaleza humana. Cuando el Hijo se encarna, dice, la naturaleza humana es como elevada, vervificada.

Guardini en La esencia del cristianismo considera que la esencia del cristianismo está en Cristo, toda la doctrina está resumida en Cristo. Todo lo que podemos decir sobre la antropología cristiana está en Cristo como hemos ido viendo hasta ahora. Von Balthasar, fijándose en Nicolás de Cusa cuando habla de Cristo como el universal concreto, dice que el modelo del hombre es Cristo, es decir, que la idea de hombre no se revela en una idea abstracta, sino en una persona concreta. La esencia por tanto del hombre se encuentra en la esencia de Cristo y en su vida, tal como ha vivido. Cristo, el nuevo Adán, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la sublimidad de su vocación: el Cristo glorioso ungido por el Espíritu Santo, es decir, nosotros también tendremos un cuerpo glorioso al fin de los tiempos.  

comentarios
  1. DENNIS dice:

    hola a todos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s