La ciencia al servicio de la verdad (II)

Publicado: 22 mayo, 2008 en Ciencia

Decíamos que la ciencia busca la verdad, pero no sólo esto, sino que además pone la verdad al servicio del hombre y al hombre al servicio de la verdad. No obstante, se cree que con la ciencia se logra, al fin, un conocimiento seguro en el ámbito natural que puede sustituir al saber de Dios. Un ejemplo claro es el apriorismo kantiano que considera la física newtoniana expresión definitiva de la ciencia natural. Otro problema principal es que las distintas ciencias emplean recursos diferentes en función del objeto, dándose así distintas teorías que no facilitan la relación unívoca y real que hay entre ciencia y verdad, pues la ciencia es conocimiento del mundo (todo lo que ‘es’ es ente y por tanto real, incluso las ilusiones de si la realidad no existe pues aunque pensara que no existe, el mero pensar ya es algo) y este es un modo de participar en la ciencia del Creador (pues la ciencia conoce y desvela lo creado, no inventa nada), ya que todo lo que descubre rinde homenaje a la Verdad primera.

 

Nadie puede negar que la ciencia tiene como objeto alcanzar conocimiento verdadero y, en consecuencia se desprende que la ciencia sirve a la verdad. Sin embargo, hay quines piensan que la ciencia es un saber independiente y autónomo de la verdad ontológica o que se reduce a un simple instrumento de la técnica. Pero ante esto no sólo finiquitamos el sentido de la ciencia que es la búsqueda de la verdad, sino que también pragmatizamos (conocimiento reducido al campo técnico) y minimizamos el conocimiento humano negándole el real conocimiento de la verdad.

 

La ciencia por sí sola no da respuesta al significado de las cosas, es entonces cuando entra en juego la fe que ilumina el ámbito de las verdades básicas que se pueden alcanzar mediante la razón. La ciencia alcanzada con la razón, decía Juan Pablo II, encuentra su plenitud en la contemplación de la verdad divina (aquello que algunos llaman inteligencia ordenadora). Es por esto que decía que debe haber colaboración entre la fe y la razón porque este concurso permite al hombre conseguir una armonía de los conocimientos básicos necesarios para desarrollar una vida íntegramente humana.

 

Sólo un obtuso discutirá que la ciencia lleva a un mejor conocimiento del hombre y del mundo. Este conocimiento lleva a descubrir los primeros principios y las causas últimas y más universales y, en consecuencia, la sabiduría de Dios. La misma posibilidad de la ciencia moderna se debe al convencimiento de la racionalidad de un universo creado por un Dios personal infinitamente inteligente y a la convicción de que el ser humano, por su inteligencia, es capaz de descubrir esta racionalidad. Un reduccionismo o una concepción instrumentalista de la ciencia no sólo pone en duda la existencia de la verdad, sino que enturbia las bases metafísicas necesarias para el verdadero progreso científico: “cuando los científicos avanzan con humildad en su búsqueda de los secretos de la naturaleza, la mano de Dios los conduce hacia las cumbres del espíritu” (European Physical Society, 1980).  

 

Ciertamente la fe no ofrece soluciones para la investigación científica, que es autónoma y sólo rinde cuentas a la verdad de Dios, pero si anima al científico a proseguir su investigación pues sabe que detrás del cosmos está la presencia de Aquel que lo ha puesto en funcionamiento. Sin el convencimiento de que hay una Verdad la actividad científica carecería de sentido, pues sólo buscamos saber aquello que es verdadero, no creo que exista alguien que quiera conocer mentiras o que desee permanecer en error.  

 

comentarios
  1. Lukas Romero dice:

    Me gusta.Y quiero parovechar para pedir perdón por mis últimos comments, no porque no sean verdad, sino porque me exalto y acabo diciendo las cosas de forma no-procedente.

  2. opusdiaboli dice:

    Me alegro Lukas. No tienes porque disculparte, no has faltado a nadie.

  3. Spektro dice:

    La razón ha de estar a la altura de la fe, para mantenerla y difundirla. Es decir, ocuparse de los temas “religiosos”.

    Pero eso una cosa, y otra diferente es esa misma razón actuando independientemente del señor. La ciencia es del mundo, actua según el mundo, no según el señor. El mundo del hombre es dual, el de Dios no posee doblez alguna. La ciencia es del mundo y es dual, su efecto puede ser para bien, o para mal, y no posee demasiada relación con las cosas de Dios, sino con las cosas del mundo porque sigue el patrón del mundo.

    ¿Mundo o Dios?

    Hay que elegir.

    Saludos.

  4. opusdiaboli dice:

    Si abandonas el mundo apreciado Spektro creo que tu vocación es la vida monástica. No se puede elegir entre el mundo y Dios, pues el mundo es obra de Dios, es un absurdo lo que planteas. Tienes razón, no obstante, si vas por aquí, que el hombre no debe materializarse si no cristianizar el mundo, pero esto es muy distinto a dejar de lado el mundo como si fueramos seres espirituales o monjes de clausura o ermitaños.

  5. Spektro dice:

    Por desconocimiento de la ortodoxia acabas de decir una gran imprecisión. A diferencia con Roma, “todo ortodoxo es monje”, laico o sacerdote… siempre monje.

    Hay monacato negro, y monacato blanco, este último insertado en el corazón de las ciudades, fábricas, lugares de trabajo, etc… (P. Evdokimov “Las edades de la vida espiritual”).

    Todos los ortodoxos somos monjes.

    Saludos.

  6. opusdiaboli dice:

    Saludos Spektro, gracias por esta precisión. Entonces, ve a tu celda a orar a Dios, pero si decides quedarte con los mortales, no critiques el mundo que es obra de Dios.

  7. Spektro dice:

    El mundo es obra de Dios.

    Pero está, en estos momentos, gobernado por el Príncipe de este mudo.

    Mundo caído, pues, pendiente de total transfiguración.

    pd: el monacato blanco es monacato interiorizado, inserto en el mundo moderno. El desierto es desierto interior, y no tiene mucho que ver con celdas. Las celdas corresponden al monacato negro.

    Saludos.

  8. Spektro dice:

    Reproduzco este fragmento de san Pablo en 1 Corintios:

    “SABIDURÍA DEL MUNDO Y SABIDURíA CRISTIANA”. Hablamos de sabiduría entre los perfectos, pero NO de sabiduría de este mundo, ni de los jefes de este mundo, abocados a la ruina, sino que hablamos de una sabiduría de Dios misteriosa, escondida… lo que ni el ojo vió, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó, lo que Dios preparó para los que le aman (2, 6 – 9).

    Y nosotros NO hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para conocer las gracias que nos ha otorgado, de las cuales también hablamos, NO con palabras enseñadas por la sabiduría humana, sino enseñadas por el Espíritu, expresando realidades espirituales en términos ESPIRITUALES. El hombre, naturalmente, no acepta las cosas del Espíritu de Dios, son locura para él. Y no las puede entender, pues sólo espiritualmente pueden ser juzgadas (2, 12 – 14).

    Nadie se engañe, si alguno entre vosotros se cree sabio según este mundo, vuélvase loco para llegar a ser sabio, pues la sabiduría de este mundo es locura a los ojos de Dios (3, 18).

  9. opusdiaboli dice:

    Saludos Spektro. Creo que no estamos hablando de lo mismo. No digo que nos tengamos que mundanizar (como bien dice San Pablo), sino cristianizar el mundo insertados en el mundo. Somos criaturas, seres en estado viador, somos seres que nos convertimos EN EL MUNDO, somos espíritus encarnados en el mundo… No puedes rechazar el mundo si eres Hijo de Dios, no puedes llegar a Dios si no eres otro cristo en el Mundo. Dios se hizo hombre, era Dios y hombre a excepción del pecado. Saludos Amigo.

  10. Spektro dice:

    Bueno,quizá no nos estemos comprendiendo del todo… En todo caso, queda claro que para San Pablo hay dos sabidurías.

    En otro versículo recela de la filosofía, por considerarla un saber racional, erudito, de este mundo.

    La racionalidad es locura a Dios.

    La sabiduría de Dios, es locura a la Razón.

    Pero la razón, al servicio del la sinrazón divina, completará y reintegrará al maltrecho Adán caído.

    Opus: Es una lástima no coincidir en ciertos aspectos, pero para que exista conversación resulta casi imprescindible. Que nadie piense que escribo pra criticar. Escribo para polemizar agradablemente… Por ello espero que nadie se moleste por dar pie a divergencias con mis comentarios. Ya no existen los “cafés” de tertulia, y no viví esa época pero es como si los echara de menos. Ja, ja. En todo caso, mi intención primordial es y será siempre comentar tus posts con la única voluntad de entretenernos charlando y aprender (aunque cada ego barra para su casa). Gracias a todos los contertulianos por estar ahí, y por hablar de alguna cosa distinta a los tópicos diarios: la metereología, el precio de los alimentos, la vivienda, etc… Un abrazo a todos, estemos de acuerdo o no.

  11. opusdiaboli dice:

    No recela de la filosofía en cuanto que es él y no otro quien inserta la filosofía griega al contexto cristiano. El critica al sabio que se crea su propia verdad, pero no de la filosofía en sí. Al menos es esto lo que estudié y leí en mis estudios de teología en la Universidad de Navarra, pero es suficiente con una profunda lectura de San pablo para ver que esto que digo es así.

  12. Spektro dice:

    He dicho “recela”, no abjura.

    La sabiduría de este mundo… no es que esté prohibida. Pero se contrpone a la de Dios, para advertir que se puede vivir conforme al mundo y su príncipe, o conforme a Dios Trino.

    Por ello no veo relación especial entre ciencia y Dios. La primera obedece al orden del mundo. Y no se puede servir a dos padres.

    Sobre la moral en ciencia sí que me postulo a favor de que el científico actúe como un cristiano. Pero ya no estaríamos hablando de Ciencia, sino de la ética religiosa del científico (imprescindible, según mi conciencia ortodoxa).

  13. Spektro dice:

    Pablo habla en jerga filosófica para transmitir una revelación judía a un público griego, culto, determinado. Pero cuando los apóstoles se dirigían a judíos o a otros pueblos, no necesitaban tanto de filosofías ni ciencias helénicas. Estuvo bien…, para poder convertir a griegos. Pero el uso de helenismos fue un medio, no una finalidad.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s