Conceptos sobre la Tradición

Publicado: 11 junio, 2008 en La Sagrada Escritura

Por tradición entendemos el sujeto, el proceso y el contenido de la transmisión de la fe, a través de la cual es posible la identidad, la continuidad y el desarrollo fructífero del mensaje revelado en la comunidad creyente. De este modo, la tradición cristiana es la continua transmisión de la Palabra de Dios, en virtud del Espíritu Santo, en el seno de la Iglesia. La tradición se refiere tanto al modo de transmisión del Evangelio como al contenido del mismo y a los sujetos que los transmiten. El sujeto primordial es la palabra misma de Dios, hecha hombre en Cristo y presente de manera viva en el Espíritu Santo (en todo lugar y en todo tiempo). La Iglesia es sujeto ministerial de la Tradición del Evangelio. Sólo el Espíritu Santo capacita a la Iglesia para transmitir auténticamente la Palabra de Dios.

 

La Tradición viva dice que la acción redentora de Dios se transmite en la Palabra de la predicación y en la fracción eucarística del pan (“Porque yo recibí del Señor lo que os he transmitido: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan” (1 Co 11, 23), no sólo verbal, sino realmente. La forma constitutiva de la tradición es el testimonio de fe de los Apóstoles y de sus comunidades “en la doctrina, la vida y el culto” (DV8), pues en su fe encontró la revelación la primera respuesta de la Iglesia realizada por el mismo Espíritu. La Sagrada Escritura, inspirada por el Espíritu Santo, da testimonio de la fe apostólica y es, por lo mismo, norma para la tradición eclesial continua. La Tradición es “presencia viva” de la Palabra de Dios y no colecciones de verdades (DV8).

 

La Tradición es acto de entregar, la entrega de Cristo mismo: “cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: Todo está cumplido”. E inclinando la cabeza entregó el espíritu” (Jn 19, 30). Hay una conexión cristológica y trinitaria con la Tradición. El contenido constitutivo de la Tradición es la autocomunicación de Dios que se revela (la Revelación) y su punto culminante es la entrega por Dios de su propio Hijo en manos de los hombres por todos nosotros: “Él que no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entrego por todos nosotros, ¿cómo no nos dará con él graciosamente todas las cosas?” (Rom 8,32); y al mismo tiempo la autoentrega del mismo Jesucristo: “y vivid en el amor como Cristo os amó y se entregó por nosotros como oblación y víctima de suave aroma” (Ef 5, 2). Cristo mismo es el contenido de la Tradición. La Tradición es la Buena Nueva de Cristo que transmite, conserva y explica la Palabra de Dios interpretando la Biblia (DV9).  

About these ads
Comentarios
  1. Harold dice:

    Muchas gracias por esta entrada, es muy interesante. Felicidades por el blog.

  2. Antonio dice:

    Sensacional entrada, felicidades.

  3. Saludos Antonio. Muchas gracias por comentar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s